Vinos para variados gustos y bolsillos

Vino

Siempre es un momento oportuno para disfrutar de un buen vino. Trabajando o de vacaciones, con comida o a la hora del aperitivo: para todos esos fines y más, acá va una personal selección de lo probado durante los últimos meses.



Cacique Maravilla Gutiflower Moscatel - Torontel - Corinto

Claramente se trata de un nombre de fantasía: este Gutiflower es una exquisita mezcla de estas tres cepas blancas, que recuerda a algunos vinos espumantes franceses que también utilizan el método Pét-Nat. Se trata de vinos que se embotellan en pleno proceso de fermentación y se sellan con tapa corona. El resultado es una bebida rústica, algo turbia pero llena de sabor y dulzor.

La mejor forma de describir al Gutiflower es pensar en un tradicional vino blanco mezclado con chirimoyas, algo así como un ponche, pero en este caso sin fruta ni azúcar añadida. Se aconseja servir frío como los espumantes y la verdad es que con unas ostras —o unos erizos, que acaban de salir de su veda— forma una armonía perfecta.


Aquitania Domaine Paul Bruno Cabernet Sauvignon 2016

Un vino clásico, proveniente de los muy particulares viñedos de Viña Aquitania, en Peñalolén, hoy prácticamente cercados por el crecimiento de la ciudad. Aquí es donde se venía haciendo desde hace años este clásico Paul Bruno, cuya versión 2016 se acaba de lanzar a la venta al público. Hablamos aquí de un vino de estructura clásica, con mucha fruta roja y algo de mentol, pero en perfecta armonía.

Podríamos decir que es un vino como los de antes, pero que gracias a su frescura y suavidad se puede beber como los de ahora. Obviamente, acompañando una carne asada, pero si me apuran, también estaría muy bien con unas costillas de chancho levemente condimentadas.


Gran Reserva Tarapacá Sauvignon Blanc 2020

Un vino clásico de una viña clásica, que se presenta como lo que es: un sauvignon blanc tradicional, con aromas florales y cítricos, pero con una presencia en boca más bien seca y una acidez bastante agradable. Por todo esto es que funciona perfecto con los clásicos platillos que tenemos asociados a este tipo de vino, es decir, pescados blancos, mariscos varios, ensaladas y platos fríos en general. Con este es imposible equivocarse.


Reserva de Pueblo País Miguel Torres 2015

La primera apuesta por los antiguos vinos chilenos que hizo la Viña Miguel Torres corresponde a este País con certificación de comercio justo, una variedad que la compañía viene produciendo, junto a pequeños productores del secano interior del Maule, desde hace muchos años y con gran éxito. Como buen País, es un vino muy frutoso y suave, ideal en esta época del año para beberlo más bien frío. Funciona bien en la terraza a la hora de aperitivo y mucho mejor acompañando unos porotos granados con mazamorra.


Cartagena Pinot Noir Casa Marín 2018

Otro vino ideal para los meses cálidos es este pinot noir de la viña Casa Marín, proveniente de viñedos ubicados a escasos cuatro kilómetros del mar. Tiene mucha fruta y una acidez persistente, pero que se equilibra muy bien y que permite disfrutarlo a plenitud. La verdad es que se lleva excelente con pescados y también con pastas, aunque yo me iría por unas brochetas de pollo y verduras a la parrilla para que así se complementen aún mejor. Y para pasar la tarde con una botella más, también.


Don Melchor Cabernet Sauvignon 2018

Dicen que la cosecha 2018 de este vino ícono fue perfecta. Es decir, llovió lo tenía que llover y se registraron las temperaturas que tenían que registrarse a lo largo de la temporada. El resto es el trabajo del enólogo Enrique Tirado y su equipo para dar con esta mezcla de 95% cabernet sauvignon, 5% cabernet franc, 3% merlot y 1% petit verdot, con un paso de 15 meses por barricas de roble francés antes de embotellarse.

El resultado es un vino con una marcada presencia de frutos rojos, pero muy elegante y equilibrado. Un gran vino (obtuvo el máximo de 100 puntos del crítico James Suckling), que en general funciona muy bien con las carnes rojas, pero que con unas chuletas de cordero a punto también va simplemente perfecto. Si se quiere y puede hacer el gasto, aquí no hay desperdicio.


Estrella de Oro Santa Carolina Sauvignon Blanc Reserva

Un excelente sauvignon blanc de Viña Santa Carolina, tal vez de lo mejor que podemos encontrar en esta cepa sin pasarnos de la siempre firme barrera de los cinco mil pesos. Con algo de aromas florales y las típicas frutas —como pomelo y durazno—, es seco en boca pero con una acidez que permite tomarlo solo o también con comidas. En ese caso, iría por lo tradicional: pescados y mariscos. Sin embargo, para comida china o salteados en la onda oriental también funciona.


País Viejo Bouchon 2019

Hace rato que la Viña Bouchon viene mostrando cosas interesantes en sus apuestas por los vinos de la cepa País. Justamente este País Viejo, proveniente de viñedos de la costa de la Región del Maule, es uno de los que más llama la atención. Un vino muy fresco y honesto, como el más tradicional de los País. Con baja acidez y mucha fruta, pero sin llegar a un dulzor que moleste a la hora de beberlo con cualquier tipo de comida más bien ligera. ¿Un maridaje bien jugado? Con unas hojas de parra rellenas quedaría perfecto.


Santa Cruz de Coya País 2018

Roberto Henríquez es un joven enólogo de Concepción que, en muy pocos años, se transformó en uno de los actores más relevantes del ambiente vitivinícola nacional. En vez de ser reclutado por alguna de las grandes viñas establecidas en la zona central chilena, él optó por un camino propio que lo ha llevado a desarrollar interesantes vinos provenientes de añosos viñedos de la cepa País ubicados en los valles del Biobío y el Itata. Un gran ejemplo de su trabajo es este Santa Cruz de Coya, muy frutal y floral, pero con una potencia en boca que siempre sorprende. Un gran vino que no se le amilana, por ejemplo, a unas buenas prietas.


JCV Semillón 2019

Décadas atrás, buena parte de los vinos blancos chilenos eran de la cepa semillón, hasta que se puso de moda el sauvignon blanc y el chardonnay, y las parras de semillón simplemente se fueron arrancando. Tanto así, que hoy apenas quedan alrededor de 700 hectáreas plantadas en el país, por lo que se hace muy difícil conseguir una botella de esta cepa. De una buena, aún más. Afortunadamente, tenemos este fantástico vino de la viña Villard, muy fresco y de suave amargor, ideal para acompañar un arrollado de malaya frío.


Terranoble Las Dichas Sauvignon Blanc Gran Reserva 2018

Uno de los buenos Sauvignon Blanc que me ha tocado probar en el último tiempo es este de viña Terranoble. Proveniente del viñedo Las Dichas, en Casablanca, se trata de una mezcla de la cepa ya mencionada más un 10% de pinot blanc. De un aroma potente, que evoca a variedad de hortalizas más algunas notas cítricas, se disfruta en boca de manera persistente. Un muy buen vino, que al lado de un ceviche de palometa, por ejemplo, queda estupendo. Aquí vienen 6 unidades por el precio de cuatro.


Casa del Bosque La Trampa Private Reserve 2018

Otro vino importante que ha salido recientemente al mercado es este ensamblaje de la Viña Casa del Bosque, que mezcla syrah, malbec y pinot noir, todos del Valle de Casablanca. Se trata de un tinto de clima frío, con notas de frutos rojos pero también florales, con algo de aceituna. Aún así, se siente muy ligero a la hora de tomarlo.

Con dieciocho meses de guarda en barricas de roble francés, obviamente es un vino que se recomienda guardar para más adelante. Ahora, si se llega a abrir, la comida para acompañarlo sin duda alguna debe ser el cordero a la parrilla.


Toma y Calla

Así se llama el emprendimiento del sommelier Felipe Aldunate, quien a mediados del año pasado debió reinventarse debido a la pandemia (con los restaurantes cerrados), por lo que comenzó a distribuir en Santiago vinos de uva País, Cinsault y Moscatel traídos de reconocidas zonas como Portezuelo y Guarilihue. Lo más novedoso y conveniente es su formato: en garrafas plásticas de cinco litros. Son vinos para el día a día, para la mesa y la sobremesa. Vino campesino, de pueblo, pero puesto en la ciudad.


Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.