Actividad del sector gastronómico todavía no vuelve a los niveles previos a la pandemia

Según un estudio de la empresa Edenred, la actividad de distintos locales gastronómicos de las regiones Metropolitana llega al 73% en relación a agosto de 2019, previo a la crisis social y la pandemia. En Antofagasta alcanza el 60% y Valparaíso el 66%. La Región del Biobío es la más retrasada del informe, con solo 51%.




Los restaurantes están recuperando nuevamente terreno. Y pese a que aún no alcanzan los niveles previos a la crisis social y la pandemia, cada vez se acercan más a una ocupación de un año “normal”. Así lo reveló un estudio realizado por Edenred, dueña de Ticket Restaurant, que analizó la variación en la actividad en distintos locales gastronómicos de las regiones Metropolitana, de Antofagasta, de Valparaíso y del Biobío.

En septiembre de este año, la Región del Biobío anotó un 51% de locales activos respecto del mismo período de 2019. Le siguen las regiones de Antofagasta y Valparaíso con un 60% y un 66% menos de operatividad respectivamente. Mientras que la Región Metropolitana figura como la zona más beneficiada con un 73% de locales operativos.

Local de parrilladas

A pesar de las mayores flexibilidades sanitarias en todo el país, la actividad del sector gastronómico cayó en comparación al mes anterior. En septiembre, la Región Metropolitana registró un 1% menos de operatividad que en agosto de este año; Antofagasta lo hizo con una caída de 12%, Valparaíso de 6%, y el Biobío de 3%.

Desde el rubro aún no tienen un diagnóstico claro que explique esta situación, pero algunas de las hipótesis apuntan a las limitaciones de los aforos que terminan por impactar en el flujo de caja, y con ello la operatividad.

Manuel Vidal, dueño del restaurante de Plaza Ñuñoa, Las Lanzas, explica que “la gente que visita los locales los han visto con muchas personas en su interior, pero resulta que esa cantidad no es real porque no estamos funcionando al 100% por el tema de los aforos. Entonces tenemos menos personal y menos mesas”. De manera que sin un gran flujo de caja, a los locales se les hace casi imposible contratar un segundo turno, ya sea por el hecho de no poder pagar sueldos, o debido a deudas laborales previas.

Manuel Vidal, dueño del RestaurantL Las Lanzas, de la comuna de Ñuñoa

“El hecho de reabrir significa tener que recontratar gente que habías despedido, y eso implica también incurrir en gastos de sueldos y leyes sociales. Y no todo el mundo tiene el dinero para financiar eso”, comenta.

Por otro lado, si se analizan los períodos más críticos, abril de 2020 se ubica con el peor mes en cuanto a desempeño. En aquella fecha la RM reportó apenas un 33% de restaurantes activos respecto de 2019. Valparaíso anotó 34% y el Bio Bío solo un 28%.

Restaurantes en Isidora goyenechea

Sin embargo, a partir del cuarto mes de 2020 -y debido en gran parte a la campaña de vacunación y la flexibilización en las restricciones sanitarias- los locales gastronómicos despegaron sin retorno. Y hoy las cifras muestran una actividad que en algunos casos supera el 30% en base al período de peor desempeño.

Es decir, en la Región Metropolitana se está operando con un 40% más de establecimientos que en abril del año pasado. En los casos de Valparaíso y Antofagasta están funcionando un 32% más de locales, y en el Bio Bío este fenómeno ocurre con un 23% más de restaurantes abiertos.

Retorna la actividad gastronómica

Entre agosto y septiembre de 2021, la actividad de las regiones Metropolitana, Valparaíso y Antofagasta se mantuvo cerca del 60% - 70% respecto de 2019. Y pese a que entre ambos meses los restaurantes de la mayoría de las comunas de la RM alcanzaron su mayor actividad en pandemia, siguen por debajo de las operaciones registradas previo a la crisis sanitaria.

Así es como durante el noveno mes de este año Ñuñoa y La Reina figuran como las únicas comunas con números azules tras anotar una variación de un 23% y un 18% más de locales abiertos que en el mismo mes de 2019.

Por su parte, Vitacura anotó una variación de un 0%, es decir, los locales gastronómicos activos operan al mismo nivel que previo a pandemia.

Por otro lado, las peores variaciones fueron las registradas por las comunas de Santiago y Estación Central con un -37% y -36% de actividad, respectivamente. A estas les siguen Providencia (-30%), Huechuraba (-28%), Las Condes (-19%), Puente Alto (-15%), Maipú (-13%), y La Florida (-10%).

El gerente general de Edenred, Fernando Muller, destacó las cifras de reactivación en el rubro con miras a una normalización en las actividades en todo el país.

“El incremento de la actividad en los restaurantes y pequeños almacenes puede verse como un indicador de una reactivación del trabajo en las oficinas y, por su puesto, de la compra en ellos. Esperamos que se consolide el control de la pandemia y de ese modo dejar atrás de manera permanente las restricciones de funcionamiento de los locales”, comentó Muller.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.