Condiciones más restrictivas de acceso al crédito mantienen riesgo empresarial en su mayor nivel en ocho meses

trabajadores-comercio.jpg

De acuerdo al reporte de Red Negocios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), el registro de marzo se debió a que el indicador laboral tuvo un aumento desde 4,74 puntos en febrero a 4,84 puntos, afectado principalmente por el índice de obligaciones laborales, que subió 0,1 punto.




Las mayores restricciones para acceder al crédito están impactando el funcionamiento de las empresas, en especial, la liquidez para hacer frente a sus distintas responsabilidades. Este escenario se ve reflejado en el Índice de Riesgo de Empresas que alcanzó en marzo a los 6,75 puntos, manteniéndose en el mismo nivel de febrero, el más alto en ocho meses. De este modo, el indicador se ubica 1,3 puntos por sobre el promedio de 2021 y 2 puntos por encima de julio del año pasado, primer mes de la medición.

El índice, que elabora mensualmente la Red Negocios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), adopta valores entre 0 y 100 puntos, donde 0 es menor riesgo y 100 mayor riesgo, y se realiza a partir de indicadores laborales (cumplimiento de obligaciones laborales y prácticas sindicales) y de morosidad (cumplimiento comercial y protestos), donde ambos componentes ponderan un 50%.

La base de cálculo se construye a partir de los indicadores de más de 6 mil empresas al mes, las cuales forman parte del registro de proveedores de Red Negocios de la CCS.

El Índice de Riesgo Empresarial de marzo se mantuvo en su nivel más alto debido a un aumento de 0,1 punto en el indicador de riesgo laboral, compensado por una caída de igual magnitud en el componente de morosidad.

Por el lado del indicador laboral, se produjo un aumento desde 4,74 puntos en febrero a 4,84 puntos en marzo, afectado principalmente por el indicador de obligaciones laborales, que subió 0,1 punto. La otra dimensión de este ítem, que mide las prácticas sindicales, se mantuvo sin variación respecto de febrero.

Tasa de ocupación informal subió a 27,1% el segundo trimestre impulsada por sector comercio

El indicador de morosidad, por su parte, bajó 0,1 punto versus el mes previo, explicado por la mora comercial que cayó 0,2 puntos, mientras que los protestos se mantuvieron respecto de febrero. Como resultado, el indicador de riesgo en morosidad pasó de 8,78 puntos en febrero a 8,66 puntos en marzo.

Rodrigo Mujica, gerente general de RedNegocios de la CCS, aseguró que “durante marzo podemos ver que el indicador se mantuvo debido a que las deudas laborales aumentaron en la misma proporción que disminuyo la morosidad, situación que sigue reflejando un complejo escenario económico”.

En ese sentido, especificó que “los elementos que están afectando este resultado siguen siendo la falta de liquidez, dada principalmente porque el acceso al crédito se ha vuelto más restrictivo y caro, por las alzas en las tasas y, al mismo tiempo, por los niveles de inversión, debido a que probablemente los inversionistas estén a la espera de tener mayor certeza de lo que ocurrirá con el proceso constituyente”.

Además, Mujica recalcó que la situación económica mundial y el conflicto Rusia-Ucrania “también están impactando negativamente, dada la presión que están generando sobre el precio de algunos productos que nuestro país importa de estas economías”.

A nivel de sectores de actividad, la categoría industria química-minería-recursos naturales mostró la mayor alza, de 0,4 punto, mientras que publicidad, marketing, medios; medio ambiente y tecnología, computación y telecomunicaciones, registraron alzas en torno a 0,3 punto respecto de febrero.

Por otra parte, cuatro rubros compensaron principalmente estos resultados, al mostrar caídas superiores a 0,5 punto.

El sector eléctrico tuvo la mayor baja, con 1,7 puntos, seguido de salud y seguridad, con una caída de 0,7 punto respecto de febrero. En tanto, los rubros de operación industrial y comercio, restaurantes y hoteles disminuyeron 0,5 punto respecto del mes anterior.

Por tamaño de empresas, se observó una mejora en el Índice de Riesgo Empresarial para el segmento de las grandes empresas, al caer 0,3 punto, pasando de 8,89 en febrero a 8,58 puntos en marzo. Este desempeño se debió fundamentalmente a que el indicador que mide la morosidad registró una baja de 0,6 punto respecto de febrero y a que el indicador que mide las obligaciones laborales se mantuvo.

En el caso de las pymes el indicador llegó a 6,18 puntos en marzo, con un alza de 0,1 punto. El componente de obligaciones laborales de este segmento de empresas explicó principalmente este deterioro, al aumentar 0,1 punto. La morosidad de este tramo se mantuvo respecto de febrero.

En tanto, el indicador de riesgo empresarial en el grupo de microempresas mostró un alza de 0,4 puntos versus febrero, donde ambos componentes, laboral y comercial, anotaron aumentos de 0,4 punto respecto del mes anterior.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.