Encuesta muestra alto apoyo a una Pensión Básica Universal, incluso en el segmento ABC1

Según la Superintendencia de Pensiones casi 2 millones de personas podrían acceder al total ahorrado en sus cuentas individuales del seguro de cesantía.

Según un sondeo realizado por Criteria, la mayoría (55%) de los cotizantes cree que esta PBU debería ser para toda la población, independiente de su nivel de ingreso. Solo un tercio de los entrevistados optaría por algún grado de focalización.




La implementación de una Pensión Básica Universal (PBU) ya es una propuesta ampliamente popular. Así lo refleja un sondeo realizado por Criteria que concluye que un 79% de los cotizantes encuestados está de acuerdo (36%) o muy acuerdo (43%) en que se incluya en una reforma de pensiones que el Estado asegure una medida de ese tipo.

En tanto, los detractores de esta idea son solo el 21%, pues un 8% dijo estar “muy en desacuerdo” con que el Estado asegure una PBU, es decir, una pensión para todas las personas en edad de jubilación, independiente de cuántos años hayan trabajado y de su situación económica. Un 13% se mostró “en desacuerdo” con esta idea.

Y el respaldo es transversal. Eso se desprende de la encuesta realizada por Criteria, por encargo de la AFP Habitat: cuando se consulta a los cotizantes del sistema respecto del nivel de segmentación que debería tener esta PBU, la mayoría (55%) responde que debería ser para toda la población, independiente de su nivel de ingresos. Al desagregar a quienes respondieron esto, el ABC1a muestra un respaldo del 53% en este punto, el C1b del 64%, el C2 también un 64%, el C3 un 47%, y el D un 58%.

En tanto, solo un 22% de los cotizantes cree que debería ser para el 80% de las familias más pobres; un 11% estima que debería ser para el 60% de las familias más pobres; y un 12% no lo tiene claro.

La idea de la universalidad es mayoritaria respecto a la focalización, y eso también queda reforzado cuando se le consulta a los cotizantes cuál de dos frases representa mejor lo que piensan. Una amplia mayoría (82%) comparte la siguiente afirmación: “al envejecer, todas las personas debieran recibir una pensión básica del Estado, tanto las personas que pudieron ahorrar durante su vida, como las personas que no pudieron ahorrar”.

Al contrario, solo un 18% dijo que los representa mejor la siguiente frase: “solo las personas que no pudieron ahorrar durante su vida debieran recibir una pensión básica del Estado. Las personas que sí pudieron ahorrar, no”.

El director de Criteria Research, Cristián Valdivieso, concluye que “el tema de las pensiones es uno de los dolores mas acuciantes y transversal en la población y tiene que ver con que en el envejecimiento la gente lo empieza a pasar muy mal porque no le alcanza la plata para vivir, y eso no es propio de un grupo socioeconómico particular, sino que es bien transversal en la población”.

El sondeo fue realizado a cotizantes de todas las AFP, residentes en el país, mediante encuestas autoadministradas por panel online y la fase de campo se ejecutó entre el 26 y 31 de marzo.

Asimismo, el sondeo puntualiza que “los resultados fueron ponderados según variables sociodemográficas y al peso de cada una de las AFP de acuerdo a datos oficiales como forma de representar el universo real del país”. La opción de una Pensión Básica Universal ha sido propuesta incluso por la nueva presidenta de la Asociación de AFP, Alejandra Cox.

Los otros resultados

Hace ya un buen tiempo que la mejora de las pensiones está entre las prioridades de los chilenos, y pese a que el Congreso no ha logrado a probar una reforma, las personas siguen pensando en su gran mayoría que esto es muy necesario. Así, el 84% de los encuestados cree que una reforma de pensiones es muy necesaria.

Al desagregar esta respuesta por segmentos, se obtiene que en el nivel socioeconómico C3 es donde hay más personas que piensan lo anterior (88%), luego en el D (84%), y el C2 (83%). Pero no por eso es menos importante el 79% del C1b o el 72% del ABC1.

Es más, al preguntar por cuáles creen que son los tres aspectos más importantes por los cuales es necesaria una reforma de pensiones, el 78% dice que es “porque las pensiones son bajas para el costo actual de la vida”. El 45% se inclina “porque el Estado debiera financiar mejores pensiones cobrando más impuestos a los que más tienen”.

Un 44% dice que esto es “porque se debe terminar con las AFP”; un 35% lo atribuye a que “mis ahorros están cautivos y no puedo usarlos libremente”; y un 34%” porque el Estado tiene que tener un rol más activo en la fiscalización de las AFP”.

Valdivieso destaca la importancia de que la respuesta más mencionada se refiere a lo bajas que son las pensiones versus el costo de la vida, porque eso significa que recién después de ese argumento viene “la tecnocracia, pero es una respuesta ya que tiene que ver, por un lado, con cómo lo hacemos, y por otro lado, con una visión más ideológica (...) Y eso es lo terrible, porque la clase política, o los intereses económicos, terminan polarizando un tema y no avanzan nada en el dolor principal: que las pensiones son bajas”, señala.

Por otro lado, sobre la cotización adicional de un 6% de cargo del empleador que propone la reforma previsional, el 55% de los encuestados prefiere que todo vaya directo a su cuenta individual; un 29% opta para que vaya una mitad a su cuenta individual y la otra mitad a un fondo común para financiar pensiones de todos los chilenos. Solo un 16% cree que debería ir todo a un fondo común para financiar las pensiones actuales y futuras de todos los chilenos.

Respecto a quién debería administrar la cotización adicional en caso de que fuera a una cuenta individual, el 61% prefiere que lo administre su AFP sin cobrar una comisión adicional; un 34% prefiero que lo administre una institución estatal cobrando una comisión adicional; y a un 6% le da lo mismo quién lo administre “aún cuando haya un costo adicional si no es mi AFP”.

Y al consultar a las personas sobre cuán de acuerdo estarían con que sus fondos de pensiones y los de todos los cotizantes pasaran a ser propiedad del Estado para que este los reparta entre los jubilados, solo el 9% está “muy de acuerdo”; un 28% está “de acuerdo”; el 29% está “en desacuerdo”; y un 34% “muy en desacuerdo”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.