Estudio identifica principales riesgos para el mercado inmobiliario: créditos hipotecarios se seguirán encareciendo en 2022 y acceso será más restrictivo

Bancos reportan condiciones menos flexibles para el otorgamiento de créditos hipotecarios y de consumo

Las ventas de propiedades nuevas crecieron un 68% entre enero y agosto, según un estudio de la CChC presentado este jueves en el inicio del Week Inmobiliario.




El mercado inmobiliario se mantiene con el pie derecho en lo que va del año. La demanda de viviendas nuevas creció con fuerza entre enero y agosto de 2021, mientras que aumentó la comercialización de propiedades de mayor valor, según un estudio de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) presentado en el inicio del Week Inmobiliario, donde advirtieron además los principales riesgos para esta industria en el corto plazo. Una mala noticia para los que quieren la casa propia, ya que prevén que los créditos hipotecarios se seguirán encareciendo el próximo año y las viviendas continuarían subiendo de precio.

La demanda de viviendas nuevas marcó un salto de 68% entre enero y agosto, tras la importante caída en el mismo período de 2020. En total, se han vendido 33.869 departamentos nuevos, lo que implica un alza de 84%. En cuanto a las casas, se han comercializado 10.045 unidades, lo que corresponde a un avance de 31% con respecto al mismo lapso de 2020. Sin embargo, el estudio de la CChC indica que el crecimiento anual de las ventas será de 29%, debido a las altas bases de comparación en los próximos meses.

Un 57% de las propiedades comercializadas se ubican en valores entre 2.000 y 4.000 UF, tres puntos porcentuales por encima de lo registrado a igual período del año pasado. La venta de viviendas por sobre las 4.000 UF también creció de 25% a 29% en los primeros ocho meses de este año. El escenario es muy distinto al de hace cinco años atrás, cuando el 40% de la demanda era por propiedades de hasta 2.000 UF.

Por otro lado, un 72% de las viviendas que se vendieron entre enero y agosto son de hasta 70 m2. La demanda en este tramo se ha mantenido más menos estable desde 2015 a la fecha.

En cuanto a la oferta de propiedades, la de departamentos nuevos ha venido repuntando, en línea con el crecimiento de la demanda. A agosto de este año la oferta fue de 86.054 unidades, lo que implica un alza anual de 3%, mientras que la de casas fue de 9.359, lo que corresponde a una caída de 24% anual.

Departamentos nuevos

La composición de la oferta ha sufrido importantes cambios desde 2015 a la fecha. Hace seis años, al menos el 50% era de propiedades de hasta 2.000 UF, mientras que hoy el 61% de la oferta se centra en propiedades de entre 2.000 y 4.000 UF. Según la CChC, esto se explica principalmente por la escasez de suelo, insumos más caros y normativas más restrictivas que han impactado en los precios.

Un 84% de las viviendas disponibles en el mercado inmobiliario son de hasta 70 m2. Esto se ha mantenido prácticamente sin cambios en los últimos años.

Principales riesgos

El estudio de la CChC identificó tres principales riesgos de corto plazo para el mercado inmobiliario. Estos son la inflación y el alza de tasas de interés, acceso más restrictivo a créditos y reformas tributarias.

La tasa de interés de los créditos hipotecarios ha venido creciendo en los últimos meses, en línea con el alza de tasas largas de mercado y también del incremento aplicado por el Banco Central a su Tasa de Política Monetaria en sus últimas reuniones. El estudio estima que los créditos hipotecarios se seguirán encareciendo el próximo año.

Departamento piloto

Otro de los riesgos que detallaron en el informe y que impactaría directamente en el precio de las propiedades son las reformas tributarias. La eliminación del crédito especial de empresas constructoras y DFL2, elevaría los precios de las viviendas en un estimado de 12% promedio, lo que supone una restricción para el acceso a la vivienda.

Otro de los puntos que puso la CChC sobre la mesa es que las condiciones para acceder a financiamiento hipotecario estuvieron menos restrictivas en la última parte de 2020 y comienzos de este año. En el mediano plazo, en tanto, esperan mayores restricciones debido, en parte, a la lenta recuperación de los indicadores de empleo e ingreso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.