Invertir con propósito

Fondo busca recaudar US$300 millones para fomentar proyectos de hidrógeno verde en Chile

"Hoy la sociedad piensa en cómo poner en marcha la reconstrucción post Covid-19, un nuevo periodo en el que esperamos que actores clave de la sociedad civil- como lo son los entes gubernamentales y las compañías privadas- pongan foco en impulsar economías y sociedades más sostenibles".




El casi año y medio que llevamos inmersos en pandemia nos ha traído como consecuencia cambios importantes en áreas como la tecnología, pero también ha estancado el progreso en ámbitos como la pobreza, la salud, la educación de calidad y la igualdad de género.

Hoy la sociedad piensa en cómo poner en marcha la reconstrucción post Covid-19, un nuevo periodo en el que esperamos que actores clave de la sociedad civil- como lo son los entes gubernamentales y las compañías privadas- pongan foco en impulsar economías y sociedades más sostenibles.

En este escenario, los inversionistas jugarán un papel relevante a la hora de dirigir sus capitales e inversiones hacia objetivos conjuntos, invirtiendo con propósito para no solo lograr sus expectativas financieras, sino que también sociales y medioambientales.

Bajo esta mirada, en Credit Suisse hemos identificado temáticas de largo plazo, desde el cambio climático, preocupaciones de las sociedades y desafíos demográficos hasta mejoras en infraestructura y desarrollos en tecnología, que son capaces de generar oportunidades de negocio de rápido crecimiento y al mismo tiempo formas de conseguir un impacto social positivo.

Estas temáticas de largo plazo están en línea con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y brindan un marco sencillo y transparente a los inversionistas para priorizar sus inversiones de acuerdo a sus propósitos y al impacto que quieran generar, ya sea la acción por el clima, la reducción de las desigualdades, el trabajo digno, el crecimiento económico o la salud y el bienestar, entre otros.

El peso e importancia sobre estos temas ha hecho que en los últimos meses los líderes políticos de todo el mundo hayan redoblado su atención en materia de sostenibilidad y hayan tomado nuevas medidas con el fin de perseguir estos objetivos.

Ejemplos de ello son las actualizaciones del Pacto Verde suscrito por la Unión Europea- ,con las que el bloque de países ha asegurado que pondrá un mayor énfasis en el hidrógeno, en ampliar las capacidades de generación eólica y en reforzar la movilidad eléctrica; la reincorporación de Estados Unidos al Acuerdo de París, de la mano con su promesa de invertir en energías más limpias y en la producción de electricidad renovable; y el, compromiso de China de lograr tener cero emisiones netas para 2060.

En Chile, hemos visto anuncios similares como el del Ministerio de Energía, que estima que el país alcanzará la carbono neutralidad al 2050 y para lo cual se han desarrollo iniciativas como la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde que busca, entre otros, producir el hidrógeno verde más barato del planeta para 2030 y estar entre los tres principales exportadores para 2040.

No cabe duda de que los inversionistas no pueden estar ajenos al desafío de “reconstruir mejor” el mundo post-Covid. “Invertir con Propósito”, tanto en términos de objetivos financieros como sociales y medioambientales, es el futuro de la industria financiera.

* Jerónimo Correa, CEO y Country Manager de Credit Suisse Chile.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.