Las reglas post-covid 19 al dar propina

Una mesera sirve a los clientes Jordan Blumire y Rosie Blumire en el restaurante y bar de vinos Loxleys, ya que las restricciones de la pandemia por coronavirus siguen disminuyendo, en Stratford Upon Avon, Gran Bretaña, 17 mayo, 2021. REUTERS/Andrew Boyers/File Photo

La pandemia cambió cómo pensamos sobre las propinas. Esto es lo que necesitas saber a medida que la vida social y la economía se acercan a la normalidad.




Desde hace un año, cada vez que Jillian Seroka toma su habitual cortado con leche de almendras del Oslo Coffee Roasters en el barrio West Village de Manhattan, se le presenta un aviso en el iPad del negocio preguntando cuánta propina agregar a su pedido de US$6. Generalmente deja US$3.

“A veces, me alejo caminando y pienso que probablemente podría haber tomado un aperitivo en un restaurante por ese precio”, afirmó Seroka, una mujer de 29 años que trabaja como manager de cuentas de publicidad.

Desde que comenzó el coronavirus, dice que se ha encontrado dando propinas del 30% o más a los trabajadores del servicio para ayudar a los negocios que han luchado para mantenerse a flote.

“Me siento bien por apoyarlos, pero a veces, para el momento que ya entregas la propina y las diferentes especificaciones de tu café están listas, piensas “Dios mío, necesito poner mis gastos bajo control”.

Las propinas entregadas por tarjeta de crédito aumentaron a nivel nacional en EE.UU. el verano pasado, de acuerdo a Mike Lynn, investigador y profesor de la Escuela de Administración Hotelera de la Universidad de Cornell. Analizando datos de la compañía de pago Square, el profesor Lynn descubrió que las propinas con tarjetas de crédito para los pedidos a domicilio de restaurantes de servicio rápido y completo saltaron desde bajo el 11% antes de la pandemia, a sobre el 15% en mayo del año pasado.

Seroka confiesa que no ha sido completamente fiel a la cafetería Oslo. Para ahorrar dinero en su segundo café del día, ocupa la aplicación del Dunkin Donuts, donde entregar propina no es una opción.

A medida que más estadounidenses vacunados se aventuran a sus bares y restaurantes favoritos, también se enfrentan a una serie de nuevas circunstancias a la hora de dar propina. ¿Cuál es la propina estándar, por ejemplo, después de un año que ha causado estragos en la industria de los servicios? ¿es de mala educación no entregar propina en pedidos para llevar? ¿como puedo dar propina responsablemente para mi mesero y mi bolsillo?

A continuación, te explicamos cómo cambiar tus hábitos al dar propina en pandemia a medida que la economía se reabre.

Da propina generosamente, dentro de lo razonable

Si bien las propinas en las tarjetas de crédito han aumentado, las propinas para los trabajadores en general han disminuido significativamente durante la pandemia debido, en parte, a los protocolos de seguridad por covid-19, según una encuesta de trabajadores de servicios de One Fair Wage, una organización que busca mejorar los sueldos. Pero con la reapertura de la economía, es hora de repensar el dar más propina de lo usual, dijo Diane Gottsman, autora de “Modern Etiquette for a Better Life”.

También aconseja no pensar en ponerse al día con las propinas que no diste durante la pandemia.

“No es necesario, que porque estamos post pandemia, debamos comenzar a sobrecargar de propinas a todos los que vemos”, afirmó Gottsman. “También tenemos que ser conscientes de nuestro propio presupuesto”.

Gottsman sugiere dar una propina de al menos un 15%, siendo el promedio del 18% al 20%, y más por un servicio excepcional.

Aprovecha este momento para ajustar tu presupuesto

Espera que tu presupuesto cambie con respecto al año pasado, a medida que los viajes y las salidas sociales comiencen a tomar forma nuevamente. Es probable que esto sea diferente a otros tipos de ajustes de presupuestos que hayas realizado en el pasado.

“No es frecuente que empecemos desde este lugar que es estar teniendo una especie de descanso del gasto en ciertas áreas, y entrar en una aceleración, todos hemos tenido mucho tiempo para reflexionar y, ya sabes, considera cuáles son nuestros valores y lo que es importante para nosotros”, dijo Kristen Euretig, planificadora financiera certificada y fundadora de Brooklyn Plans.

Cuando planifiques un presupuesto para salir a comer, puedes incluir las propinas como parte de la línea de este ítem para monitorear los gastos. Como siempre, asegúrate de que tus obligaciones de deuda y tu fondo de emergencia estén cubiertos antes de planificar el entretenimiento.

Reevalúa tus motivaciones

Hay diferentes razones para dar propina, según Euretig. Piensa por qué está dando propinas y lo que eso significa para ti. Conocer tus motivaciones te ayudará a establecer tu presupuesto.

Malik Lee, fundador y director principal de Felton and Peel Wealth Management, sugiere pensar en las propinas de manera holística y conocer sus números. “¿Es esto parte de su filosofía y creencia a largo plazo? ¿Está dando miles de dólares al año? ¿Está dando de US$ 50 a US$ 100 al año? "

Gottsman sugiere considerar primero a su comunidad.

Crea espacio para propinas y suscripciones regulares

Desde que comenzó la pandemia, parece que la propina ha aparecido en lugares menos tradicionales. Además de los restaurantes y bares, los creadores de plataformas como YouTube, TikTok y Twitch a menudo piden propina a sus espectadores. Las plataformas también están creando mecanismos para facilitar esto.

Mantén un registro de estas propinas y asegúrate de ponerlas en el lugar correcto de tu presupuesto.

“Esas son solo suscripciones, como Netflix o Hulu o discovery + o Disney +”, afirmó Grant Sabatier, autor de “Financial Freedom” y cofundador de BankBonus.com.

Sabatier sugiere mantener una hoja de excel de Google de propinas recurrentes. “El desafío es que, si bien son pequeños, si no se mantiene una hoja de cálculo con lo que son, realmente pueden alejarse de tu presupuesto”.

Sí, dar propina a la comida para llevar es la nueva normalidad

Un aspecto de la pandemia probablemente ha llegado para quedarse.

“El covid ha provocado que la gente empiece a dar propinas en los pedidos para llevar y creo que eso podría cambiar la visión sobre todo el concepto”, dijo el profesor Lynn de la Escuela de Administración Hotelera de la Universidad de Cornell.

La guía para dar propina por la comida para llevar varía. Gottsman dijo que una buena regla general es un mínimo del 10% en consideración a las horas reducidas de los meseros, mientras que Sabatier recomendó del 15% al 20% para apoyar directamente al personal que hace y prepara la comida.

Si no está seguro, pregunte

La pandemia cambió tantas reglas en nuestra sociedad y establecimientos, que no pasa nada al preguntar si no estás seguro.

“Cuando las personas se encuentran en situaciones inciertas y no están seguras de cómo se supone que deben comportarse, buscan pistas de lo que están haciendo otras personas”, dijo Zarak Khan, investigador principal del comportamiento de Common Cents Lab, que se enfoca en el bienestar financiero para la economía de comunidades vulnerables. “Puedes preguntarle a la persona: ‘¿Cuánto es lo que normalmente da de propina la gente aquí?’”

O, si su objetivo es ser más generoso: “¿Cuánta propina dan sus clientes más solidarios?”

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.