Los cisnes verdes existen

"Los impactos del cambio climático seguirán y podemos estar mejor preparados, pero hoy no se trata de estar preparados sino de romper paradigmas".




Llevamos meses en un contexto económico, político y social lleno de incertidumbres, los que nos provoca ansiedad y frustración, pero, ¿el mundo es realmente tan predecible como pensamos? ¿Si fuese así, por qué sucedió el lunes negro el 1987 o la crisis subprime del 2009?

Nassim Taleb, filósofo, ensayista y matemático, llama a hechos con impacto altamente improbables como Cisnes Negros. Su alusión a los cisnes negros nace de la idea que antes del siglo XVII se tenía la convicción que solo existían cisnes blancos en el mundo, hasta que se encontró un cisne negro en Australia. Relaciona un cisne negro a un hecho que su principal característica es que es muy raro que ocurra, está fuera de cualquier expectativa, produce un gran impacto y luego estudiamos todas sus causas para hacerla parecer predecible. Los cisnes negros son accidentes difíciles de predecir, pero es posible estar mejor preparados. Sean negros o grises debemos estar dispuestos a aceptar que existen verdades ocultas, que nuestras realidades pueden estar distorsionadas, aceptar nuestro sesgo que nos lleva a fijarnos en aquellos hechos que confirman nuestra opinión y que muchas veces creemos que entendemos las causas de todo y no nos damos cuenta qué lo que realmente estamos haciendo es negar la posibilidad que existan cisnes negros. Para Nassim, lo que no sabemos podría ser más importante de lo que sabemos.

Lo que sí sabemos, que somos nosotros los seres humanos los causantes del calentamiento global, pero actuamos como que no sabemos o tal vez nos conviene no saber lo que nos depara un futuro con un planeta por sobre los +1,5 grados Celsius. Es aquí donde volvemos al mundo de los cisnes, pero esta vez buscamos cisnes verdes. Una búsqueda activa de cambios de paradigmas de la forma de hacer crecer los negocios y de evaluar el verdadero impacto de las empresas más allá de las utilidades. Es así como describe a los cisnes verdes; John Elkington uno de los padres de conceptos tales como crecimiento sustentable o triple impacto. Se requiere cambios en los modelos políticos, sociales y económicos; y porque no decirlo tal vez cambios en nuestros valores.

Los impactos del cambio climático seguirán y podemos estar mejor preparados, pero hoy no se trata de estar preparados sino de romper paradigmas. Y el mayor paradigma que los lideres del futuro deberán romper, es que maximizar utilidades al mismo tiempo que maximizar impacto social y ambiental, no solo no se contraponen, sino que es el único futuro que tenemos. Los cisnes verdes existen y debemos buscarlos y multiplicarlos.

El autor es CEO de Westfalia

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.