Mercado celebra mega dividendo de Colbún en medio tendencia de repartos extraordinarios y recompras de acciones en las empresas chilenas

colbun

Colbún anunció el reparto de un dividendo extraordinario de US$1.000 millones, y salta más de 12% en la Bolsa de Santiago. Su dividend yield llega a 40%. En tanto, entre recompras de acciones anunciadas por las propias compañías o adquisiciones realizadas por los controladores, el total llega a US$618,8 millones este año.


El estallido social, el tenso e incierto ambiente político y cambios regulatorios a la vista, sumado a la crisis económica provocada por el COVID-19, han dejado a las acciones locales bajo una presión que las tiene transando, a juicio de las propias compañías y sus controladores, por debajo de lo que deberían por fundamentos.

Eso explica los programas de recompra de acciones por el 5% de Concha y Toro (US$59,9 millones), y recientemente por Grupo Secutity, también por hasta el 5% de la propiedad, valorado al 9 de agosto - día antes del anuncio - en US$31,9 millones. O la compra de US$325 millones de Cencosud, también por ese porcentaje de las acciones en circulación.

Un 4% sube el IPSA en lo que va del año, pero en 2020 se desplomó 10,5% y en 2019 cerró con una baja de 8,5%. Es en este contexto que los controladores también han actuado. A principios de año Julio Ponce, a través de Inversiones SQYA compró US$90 en acciones de Nitratos, Oro Blanco y Norte Grande, en tanto la familia Paulmann adquirió el 1,67% de Cencosud por US$112 millones.

Entre recompras de acciones anunciadas por las propias compañías o adquisiciones realizadas por los controladores, el total llega a US$618,8 millones.

Guillermo Araya, gerente de estudios de Renta4, sostiene que “la recompra de acciones se da porque la administración de la empresa considera que sus acciones están demasiado baratas. La operación le da estabilidad al precio del papel, y dentro de algunos años la venden y la empresa logra hacer un negocio. Es una señal al mercado de que las acciones están excesivamente bajas”.

En lo que va del año, el papel de Concha y Toro trepa 5,05%, Cencosud 9% y Security 2,62%.

Colbún y los dividendos

Mientras hay compañías que anuncia recompras de acciones, hay otras que con sus recursos están prefiriendo entregar mayores dividendos a sus inversionistas.

Ese es el caso de Colbún, que este martes anunció un dividendo extraordinario. La empresa informó que tras haber recibido la autorización respectiva por parte de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) para la venta de sus activos de transmisión a Alfa Desarrollo SpA, el precio de la operación llegará a US$1.185 millones. Por ello, la firma del Grupo Matte dijo que “con motivo del cierre de la transacción y el consecuente pago del precio respectivo, Colbún dispondrá de una posición de liquidez sólida para el cumplimiento de su plan de inversiones y la operación normal de la sociedad en los próximos años, pudiendo realizar una distribución extraordinaria de dividendos”.

En consecuencia, añadió, “producto del ingreso del precio de la transacción antes mencionada y de la posición de liquidez de la compañía, el directorio propone distribuir la cantidad de US$1.000 millones como dividendo”.

Con dicho reparto, el dividend yield de la acción llegaría a 40%, considerando que ya al 30 de julio estaba en 32% sin contemplar este dividendo.

A esta hora la acción sube 13%, aunque en el año acumula un alza de 5,04%.

Para Germán Guerrero, socio de MBI, “el alza del precio habla por sí sola. Los inversionistas están premiando el dividendo que es caja hoy segura en vez de proyectos inciertos de largo tiempo y plazo”.

Sin embargo, según Araya, “un inversionista no debería comprar una acción más cara porque recibirá más dividendos, puesto que si la empresa paga un dividendo mayor es porque está liquidando un activo o no tiene proyectos”.

Esa acción se suma a otras tomadas por otras compañías. A principios de año CMPC anunció vía hecho esencial que el directorio acordó modificar la política de dividendos e incrementar el monto a distribuir como dividendos del 30% al 100% de la utilidad líquida distribuible del ejercicio 2021, y que incorporarán la distribución de dos dividendos provisorios adicionales a la referida política de dividendos 2021. Y CAP, por su parte, comunicó en marzo que repartirá 50% de la utilidad de 2020, y un adicional por casi igual monto a cargo de utilidades acumuladas. En total, los accionistas de CAP recibirán poco más de US$300 millones.

Sin embargo, el total repartido aún está por debajo de lo alcanzado en años anteriores. Según datos entregados por la Comisión para el Mercado Financiero, todo tipo de dividendo repartido por las empresas IPSA para los años 2018, 2019, 2020 y 2021, llegan a US$4.455 millones, US$4.957 millones, US$3.704 millones y US$2.622 millones, respectivamente.

Y aunque se sumen los US$1.000 millones de Colbún, el total de 2021 aún está por debajo de los 4 años previos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.