Tribunal fija para hoy primera audiencia por Chapter 11 de Corp Group Banking

14-03-18 Fachada Corpbanca SMU Foto Reinaldo Ubilla

Jueza del tribunal de quiebras de Delaware programó para este jueves 1 de julio la primera audiencia por la reorganización financiera iniciada en Estados Unidos por la firma dueña del 27,2% de Itaú Corpbanca. El gerente general de CGB, Cristóbal Cerda, describió las razones que, a su juicio, impidieron al grupo pagar sus deudas.




Cinco días después de iniciado el proceso en el Tribunal de Quiebras del distrito de Delaware, la jueza Kate Stickles programó para hoy, 1 de julio, la primera audiencia por la reorganización judicial activada, al amparo del Capítulo 11 de la Ley de quiebras de Estados Unidos, por Corp Group Banking (CGB) y su filial Inversiones CG Financial Chile Dos SpA el viernes pasado.

Corp Group Banking presentó el viernes la solicitud, tras varios meses de infructuosas negociaciones con sus acreedores y días después de que algunos tenedores de bonos presentaran acciones judiciales en tribunales chilenos pidiendo la designación de un interventor y el congelamiento de sus activos.

Según la documentación entregada en Estados Unidos, CBG adeuda US$ 843 millones al banco brasileño Itaú y US$ 543 millones a bonistas por una emisión realizada en 2013 y que tiene fecha de vencimiento en 2023. A ello se agregan otras deudas garantizadas por US$ 60 millones con otros bancos y una deuda por US$ 417 millones a Itaú, cifra que está garantizada con sus acciones en Itaú Corpbanca Colombia.

Aunque el viernes acudieron al tribunal CGB e Inversiones CG Financial Chile Dos SpA, en el proceso en el tribunal de Delaware el grupo incorporó otras tres sociedades filiales de CGB que también están ligadas al negocio financiero del grupo. Estas son Compañía Inmobiliaria y de Inversiones Saga SpA, CG Financial Chile SpA y CG Financial Colombia S.A.S. Con ello, la participación completa de Corp Group en el Itaú Corpbanca quedará sujeta al chapter 11. Ello porque CGB, el vehículo principal, tiene el 26,2% del banco chileno, mientras Saga -donde CGB tiene el 43%- posee otro 0,9% que también podría ser parte de la negociación que ahora deberá realizarse con los acreedores en el tribunal de Delaware. Del 27,2% total que el grupo posee en Itaú CorpBanca, un 6,7% son acciones que no están en garantía ante ningún acreedor. Además, CGB es dueño del 10,3% de Itaú Corpbanca Colombia.

CGB es propiedad del grupo Saieh, el que controla a su vez Copesa, la empresa que edita La Tercera y Pulso.

Dividendos a la baja

En la documentación ingresada ayer en el tribunal de Estados Unidos se incluye una declaración del segundo Chief Financial Officer de Corp Group Banking, Cristóbal Cerda, quien ha ocupado ese cargo desde 2019 y antes fue, entre 2010 y julio de 2018, Chief Executive Officer.

El activo más significativo de CGB es su participación en Itaú Corpbanca, entidad que surgió de la fusión entre el banco que controlaba la familia Saieh y las operaciones en Chile del grupo brasileño. La combinación de ambas entidades se acordó en 2014, pero se materializó en 2016. “Desde 2017, el desempeño financiero de Itaú Corpbanca ha declinado, los dividendos han disminuido significativamente y el precio de las acciones ha caído sustancialmente”, dice Cerda en su declaración.

Para fundamentar su afirmación, entregó al tribunal las siguientes cifras: si entre 2013 y 2016 los dividendos anuales que recibió CGB desde Itaú Corpbanca promediaron US$ 107 millones, entre 2017 y 2020 esa cifra promedió US$ 18 millones, con un descenso cercano al 80%. Como resultado, agregó, desde esa fecha el flujo de caja ha sido insuficiente para servir sus compromisos.

El grupo cayó en default en septiembre de 2020 al no pagar los intereses semestrales de US$ 16 millones establecidos en la emisión de bonos de 2013 y en la segunda parte de ese año comenzó a negociar con sus acreedores. En octubre, comentó Cerda a los tribunales, el brasileño Itaú firmó un acuerdo de confidencialidad con CGB, la que presentó una propuesta inicial de reestructuración.

El grupo afirmó el viernes pasado que las negociaciones con Itaú avanzaban favorablemente, no así las que desarrollaba con los tenedores de bonos, quienes han reclamado falta de información e iniciaron acciones judiciales en tribunales para pedir la designación de un interventor en CGB y pedir la revocación de operaciones realizadas en los últimos siete años por el grupo.

Entre los deudores que han activado acciones judiciales, y que suman acreencias por US$ 244 millones, los que reportan los mayores montos son, según las presentaciones judiciales, Compañía de Seguros de Vida Consorcio (US$ 57 millones), MBI Deuda Plus Fondo de Inversión (US$ 30,5 millones), Fratelli Investments Limited (US$ 30 millones), sociedad de la familia Solari Donaggio, y el fondo de inversión LarrainVial Deuda Retorno Absoluto (US$ 21 millones).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.