¿Barrida demócrata?: Los efectos de las elecciones de EE.UU. para los mercados emergentes y de A. Latina

Un triunfo de Joe Biden elevaría el apetito por activos de riesgo, y según bancos de inversión, los activos de América Latina podrían acoplarse a la tendencia.




Los ojos del mercado se ubican en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, cuyo resultado será clave para las decisiones de inversión en lo que resta del año. La posibilidad de una barrida demócrata se ha consolidado según las últimas encuestas, y a juicio de los bancos de inversión, dicho escenario tendría claros efectos en activos emergentes y de América Latina.

Existe consenso en el mercado de que un triunfo de Joe Biden elevaría el atractivo de los mercados emergentes, ya que instalaría un escenario de aumento en el gasto fiscal, de política exterior más estable y de mayor debilidad del dólar.

Lo anterior, en un contexto de tasas de interés en mínimos históricos y un mayor premio al riesgo en activos emergentes y de América Latina producto de los temores por el brote de coronavirus.

En ese sentido, BlackRock ajustó hoy sus perspectivas, donde recomienda sobreponderar mercados emergentes en un horizonte de 6 a 12 meses, ante una postura más favorable en la exposición al riesgo, a pesar de la reciente caída de las bolsas.

“Las encuestas sugieren una mayor probabilidad de una barrida demócrata en las elecciones estadounidenses de esta semana. Estamos comenzando a incorporar temas que creemos que obtendrán mejores resultados en ese evento, avanzando hacia una postura más favorable al riesgo en general, a pesar del retroceso del mercado de la semana pasada (…)Elevamos a sobreponderar las acciones de los mercados emergentes (ME) y de Asia exlcuido Japón”, dijo BlackRock.

Credit Suisse por elecciones en Estados Unidos: “Lo más relevante es que el candidato ganador tenga capacidad de implementar su política”
Quién es Quién en el equipo económico de un potencial gobierno de Joe Biden

La gestora de activos agrega que un triunfo de Biden mejora el panorama para los activos ligados a la inflación ante la posibilidad de una expansión fiscal y la continuidad de la política de estímulos monetarios.

“Elevamos la renta variable amplia de mercados emergentes a sobreponderados en función de la probabilidad creciente de un resultado de barrido demócrata, ya que un gasto fiscal elevado, una política exterior más estable, un dólar más débil y tipos reales negativos beneficiarían a los activos de los mercados emergentes”, dice BlackRock.

Dólar a favor de emergentes

JP Morgan coincide con la visión de que una barrida demócrata generaría un mayor apetito por activos emergentes y favorecería a los sectores cíclicos como bienes raíces, energía, materias primas y bancos.

El banco de inversión explica que una caída de 1% del dólar impulsa en cerca 4% los retornos de la renta variable emergente. El atractivo toma mayor fuerza al considerar la disminución en el premio al riesgo geopolítico, factor que podría ser un catalizador para dichos mercados.

“Una debilidad de 1% del dólar ha impulsado históricamente el rendimiento de la renta variable de mercados emergentes en 4%. Además, la renta variable de mercados emergentes se cotiza con un descuento más amplio que el histórico frente a mercados desarrollados. Una barrida demócrata podría implicar un alto el fuego extenso en el rendimiento mayor de las acciones de EE.UU. frente a emergentes. Esto podría catalizar rotaciones importantes, asumiendo un estímulo fiscal sustancial y anticipado, en lugar de aumentos de impuestos punitivos y / o endurecimiento regulatorio”, indica JP Morgan.

Marko Kolanovic, director global de estrategia cuantitativa y de derivados de JP Morgan, indicó en un reporte que los inversionistas se encuentran posicionados para una presidencia de Biden, ya que dicho escenario abre la posibilidad de una disminución en el impuesto a la ganancia de capital.

“Los fundamentos son positivos tanto en la política como en la evolución económica, y es probable que se produzca una vacuna en los próximos meses. Este podría ser otro catalizador para una rotación en cíclicos. Existe una posibilidad significativa de que los inversionistas no estén preparados para un escenario de Trump. Habrá una reapertura acelerada sin importar quién gane las elecciones”, dijo Kolanovic.

Impulso para LatAm

Considerando un triunfo demócrata, JP Morgan analizó los países emergentes cuyos activos transan a un ratio bolsa libro inferior a sus niveles históricos, donde destaca Chile y Colombia.

“De nuestra cartera de mercados emergentes, transan a bajos costos, mirando la relación bolsa libro: son Rusia, Tailandia y países más pequeños de LatAm como Colombia, Chile. Ejemplos de sectores de países que cotizan a bajo costo en comparación con su propia historia son Finanzas en Brasil, Bienes raíces en China, Energía en Rusia y Materiales en Corea”, indica el banco de inversión.

Scotiabank, en tanto, agrega que una victoria de Biden confirmaría la inclinación del mercado hacia un mayor apetito por activos de riesgo y un escenario de mayor debilidad del dólar. En el caso de América Latina, los analistas creen que los activos de la región se moverán en línea con el clima de mayor exposición hacia la renta variable.

“Una victoria clara para el ex vicepresidente Biden quitaría de la mesa el persistente clima de aversión al riesgo que permanece debido a las probabilidades comparativamente leves de una victoria de Trump. La relación entre Estados Unidos y la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Chile y Perú) no parece estar sujeta a cambios materiales si alguno de los candidatos presidenciales tiene éxito en su candidatura. Por lo tanto, creemos que los activos de Latam se moverán en línea con el amplio apetito por el riesgo y la tendencia para el dólar en el mundo”, explica Scotiabank.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.