HMC destaca apetito de family offices e inversionistas de alto patrimonio chilenos por deuda privada externa

Según datos de la gestora de activos, el Fondo Deuda Privada Global ganó un 20,79% durante noviembre y acumula alza de 13,88% desde su lanzamiento el 31 de agosto pasado.




Luego de la masiva liquidación de capitales que se produjo en marzo, seguido por una una inédita recuperación en los precios, los inversionistas ahora buscan atractivos retonos más allá de los activos tradicionales.

Esta tendencia también se observa en Chile, donde destaca el apetito de family offices, inversionistas de alto patrimonio, e incluso administradoras de activos, por elevar exposición en fondos de deuda privada de Empresas de Desarrollo Comercial (BDC, por sus siglas en inglés).

En medio de la inyección de liquidez de la Reserva Federal para evitar la quiebra de medianas y pequeñas compañías, junto con la continuidad de la política de estímulos monetarios, HMC Capital decidió levantar en agosto el Fondo de Deuda Privada Global para inversionistas locales.

¿La razón? En los incios de la pandemia, los inversionistas optaron por vender posiciones en dicho mercado por temor de que las empresas de baja capitalización caerían en default.

Sin embargo, el colchón de la Fed y la reactivación de la economía abre un atractivo punto de entrada para invertir en el sector, según comenta el head de crédito y portfolio manager del fondo de HMC, Mihir Meswani.

El interés en Chile

“Los precios de los fondos de crédito cotizados denominados Empresas de Desarrollo Empresarial (BDC) cayeron a niveles no vistos en años. Esta liquidación en el segmento BDC ofrece a los inversionistas una oportunidad única en la década actual de invertir en BDC seleccionadas”, explica Mewsani.

Según datos de HMC, el Fondo Deuda Privada ganó un 20,79% durante noviembre y ha subido un 13,88% desde su lanzamiento el 31 de agosto pasado.

Meswani agrega que el interés de los inversionistas locales de alto patrimonio también se explica por la intención de girar sus capitales hacia mercados externos ante los ruidos políticos que se mantienen latentes, o bien por mantener posiciones en dólares.

En concreto, el Fondo Global Deuda Privada de HMC busca entregar a inversionistas locales acceso a deuda privada, al tiempo de proporcionar la liquidez que entrega una acción que cotiza en bolsa.

“Los BDC están estructurados de manera muy similar a un Fideicomiso de Desarrollo Inmobiliario (“REIT”). Los REIT invierten en activos inmobiliarios no líquidos, pero cotizan en la bolsa de valores y ofrecen a los inversores la liquidez de una acción. Al igual que un REIT, los fondos de crédito cotizados son administrados por gestores de crédito de primer nivel, cotizan en la bolsa de valores de Nueva York y están regulados por la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. La estructura BDC permite a los inversores acceder a la clase de activos de deuda privada, pero proporciona la liquidez de una acción que cotiza en bolsa”, dice Meswani.

La oportunidad

La rotación de flujos desde mercados tradicionales hacia activos de mayor riesgo, o hacia economías emergentes es la tendencia que hoy se observa a nivel global.

Dicho giro, que está en línea con las altas valorizaciones de activos tradicionales como acciones y bonos de EEUU, también beneficia al segmento de crédito privado.

La liquidación de activos que se produjo en marzo ofrece rendimientos superiores al 15% en el mercado de deuda privada, y cuentan con un potencial de 30% de apreciación durante los próximos 12-24 meses, dice Mihir Meswani.

“A medida que los mercados globales comenzaron a reabrirse, muchas empresas de pequeña capitalización mostraron su capacidad de recuperación al continuar haciendo los pagos de sus préstamos. Durante los mínimos pandémicos de marzo, las tasas de incumplimiento fueron inferiores al 5% para los BDC mejor calificados. Al final del tercer trimestre, las tasas de incumplimiento eran inferiores al 2% y muchas empresas más pequeñas comenzaron a expandir sus negocios aprovechando la debilidad del mercado”, agrega el head de crédito y portfolio manager del fondo de HMC.

Además del castigo en los precios de los vehículos de inversión en deuda privada de compañías de pequeña capitalización bursátil, los derechos sobre activos en caso de incumplimientos suponen una atractiva ventaja.

“La mayoría de las inversiones realizadas por los BDC son deuda senior garantizada de primer gravamen. Este tipo de deuda es la de mayor antigüedad en la estructura de capital y tiene los primeros derechos sobre los activos en caso de incumplimiento. El repunte en BDC y la rotación a pequeña capitalización también deberían ser más pronunciados a medida que la vacuna esté más disponible, el estímulo continuo proporcionado por los bancos centrales y su compromiso de mantener bajas las tasas de interés”, concluye Meswani.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.