¿La Bolsa encontró un catalizador? Desde mínimos del año, el IPSA anota la mayor alza de América Latina

El ETF IT NOW IPSA anotó flujos por US$32 millones la semana pasada.

Tras meses de baja liquidez, la reciente rotación de inversiones desde activos ganadores en la pandemia hacia aquellos que se benefician de una reapertura, comenzó a beneficiar a las acciones locales en las últimas semanas.




El mercado local sufrió los impactos de la fuga de capitales tras el estallido social, pues la incertidumbre llevó a los inversionistas a liquidar posiciones. El panorama se nubló aún más con el coronavirus y la Bolsa de Santiago enfrentó la pandemia con una notoria desventaja. Sin embargo, en cuestión de semanas, pareciera ser que el IPSA encontró el catalizador que buscaba.

Si bien la pandemia es un riesgo, una serie de factores de incertidumbre se despejaron y la búsqueda de retornos lleva a los inversionistas a mirar aquellos mercados más rezagados, entre ellos Chile.

Desde su mínimo del año, el 18 de marzo, el IPSA acumula un alza de 62% medido en dólares y se ubica en el primer puesto de las principales plazas bursátiles de América Latina. La Bolsa de Colombia registra un avance de 54% en dólares desde el mismo periodo a la fecha, mientras México sube 51% en dólares desde el piso apuntado el 23 de marzo. (Ver gráficos)

Más lejos se ubica el Bovespa, con alza de 45% en dólares desde su mínimo del 23 de marzo, mientras Perú cae 9% en dólares desde su piso alcanzado el 4 de marzo.

“El retiro del 10% de los fondos previsionales mermó los niveles de liquidez del mercado, dejando la bolsa sujeta a mayor volatilidad. A pesar de que las acciones se veían baratas, el riesgo político sumado a que las AFP estaban ‘fuera del mercado’, y por lo tanto la falta del comprador marginal hizo que el IPSA mantuviera un bajo desempeño”, explica Carolina Ratto, head of equity research de Credicorp Capital.

¿Apetito por el IPSA?

Tras meses de baja liquidez, la reciente rotación de inversiones, desde activos ganadores en la pandemia hacia aquellos que se benefician de una reapertura, comenzó a beneficiar a la bolsa local en las últimas semanas.

En concreto, el triunfo de Biden a la presidencia de Estados Unidos y la esperanza por una pronta vacuna llevó a los inversionistas a un abrupto ajuste en sus carteras de inversión.

“El IPSA ha experimentado una combinación de alivio en el entorno político después del plebiscito, y un impulso por la rotación actual hacia países y sectores con mayor exposición a una recuperación cíclica liderada por commodities. Con valorizaciones deprimidas, el riesgo-beneficio resulta atractivo en el entorno de recuperación económica a nivel global”, dice Brian Chase, gerente de Renta variable y Research de Itaú AGF.

Catalizadores locales

No todo se explica por el mejor ambiente externo, pues el desempeño de la economía juega un rol relevante en el sentimiento de los inversionistas.

Si bien la holgura entre la opción convención constitucional y la convención mixta del plebiscito sorprendió al mercado, la ausencia de protestas y violencia fue determinante. A su vez, el aumento de la inflación, la reactivación del consumo tras el retiro del 10% de las AFP y la fortaleza del cobre impulsó los precios.

“Hace un par de semanas vimos mayor apetito de compra en línea con noticias positivas en el ámbito internacional (elección de Biden como presidente en Estados Unidos, esperanzas de una nueva vacuna, buenos niveles de actividad en China) y en el ámbito local (que no hubo estallido social 2.0, mayor inflación y segundo retiro que podría impactar positivamente a retail y bancos) y, por lo tanto, la bolsa encontró el catalizador que estaba buscando. Este año ha sido particular, ya que los flujos determinaron mucho más el retorno del IPSA que los fundamentales mismos”, agrega Ratto.

En lo que va de 2020, el cobre acumula alza de 15,5%, se ubica en US$3,2264 la libra y se encamina a despedir su mejor año desde 2017. Luego del anuncio del 90% de eficacia de la vacuna de Pfizer, el IPSA registra avance de 6,17% en moneda local y se ubica en 4.047 puntos.

“Finalmente, con este alivio en el entorno socio-político, se abrió un espacio para que el IPSA se sumara a la rotación actual”, concluye Chase.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.