Analista de la calificación soberana para Chile en Fitch: “A- aguanta mucho ruido político, incluido Constitución y segundo retiro de 10%”

Richard Francis añadió que "era muy difícil evitarlo (deterioro fiscal). Yo entiendo que el gobierno haya tenido que gastar para combatir la pandemia y también para reactivar la economía. Era el camino correcto".




No había muchas posibilidades para que el gobierno evitara el deterioro fiscal que derivó en la rebaja de calificación que le aplicó Fitch este jueves al país. Así lo asegura el analista para Chile de la agencia en cuestión, Richard Francis, quien considera que era necesario que la nota pasara a “A-”.

Lo anterior, no solo por peores cifras fiscales y por las perspectivas de que el endeudamiento siga creciendo, sino que también por el ruido político que generará la discusión de una nueva Constitución por al menos dos años, dado que dice que según las encuestas se anticipa un triunfo del Apruebo por hasta 70%.

Rebaja de calificación: Fitch alerta por calidad de las políticas públicas y dice que el proceso constitucional generará incertidumbre
Pese a rebaja en calificación Chile se mantiene líder de la región, pero más cerca del vecindario

En ese marco, Francis asegura que la nota actual del país da es capaz de soportar la incertidumbre política que está por venir, incluyendo la que actualmente genera la posibilidad de un segundo retiro del 10%, acción que no necesariamente es negativa en el corto plazo.

De hecho, el retiro de pensiones que se hizo a partir de agosto y su impulso al consumo, fue lo que llevó a Fitch a mejorar la perspectiva económica para este año, de una caída de 6,3% a otra de 5,8%.

¿Por qué deciden tomar esta decisión a días del plebiscito y no posterior a ese hito?

-Las encuestas muestran que el Apruebo ganará por casi 70%, entonces para nosotros ya es un hecho consumado, por eso no teníamos que esperar el plebiscito.

Aunque fuera inferior a ese porcentaje, lo cierto es que el proceso de discusión constitucional va a continuar y se trata de un proceso bastante largo, por lo que crea mucha incertidumbre por un período de dos años mínimo.

¿La incertidumbre política que traería ese proceso lo soportará la nueva calificación que le asignaron a Chile o implica nuevos riesgos de rebaja?

-La calificación se establece de acuerdo con lo que se puede esperar para los próximos dos años. Este “A-” aguanta mucho ruido político, incluido Constitución y segundo retiro del 10% de los fondos de pensiones. Ahora Chile cuenta con una calificación bastante fuerte en la categoría y por eso tenemos una perspectiva estable.

¿El primer retiro del 10% de las AFP jugó un rol en la rebaja?

-El Congreso aprobó un proyecto de ley en julio de 2020 que permitió a las personas retirar hasta el 10% de sus ahorros de sus cuentas de pensiones individuales, lo que ayudó a respaldar el consumo y llevó a una revisión al alza de nuestro pronóstico de crecimiento para 2020 desde nuestro pronóstico anterior de 6.5% negativo. No se pueden descartar propuestas legislativas que permitan retiros adicionales de fondos de pensiones privados. Si bien amortiguaron el golpe económico, tales medidas se promulgaron a pesar de las objeciones iniciales del ejecutivo y han reducido la previsibilidad de la formulación de políticas de alta calidad de Chile y exacerbado el problema relacionado con las tasas de reemplazo de pensiones relativamente bajas, que fue una de las áreas clave de quejas públicas destacadas. durante las protestas de 2019, en opinión de Fitch.

¿Había algún margen para que Chile evitara el deterioro fiscal y la consecuente rebaja de la calificación, considerando el estallido social y la pandemia?

-Era muy difícil evitarlo. Yo entiendo que el gobierno haya tenido que gastar para combatir la pandemia y también para reactivar la economía. Era el camino correcto.

También entendemos que este es el último año del gobierno y, por lo tanto, no vamos a ver ajustes grandes, por ejemplo, por el lado de ingresos. No vamos a ver una segunda reforma tributaria.

¿Entonces la rebaja no apunta a un mal manejo del gobierno?

-Tuvo que hacer lo que tenía que hacer. Casi todos los países están haciendo algo. Si no hubiesen reaccionado, habría tenido otro impacto, con una caída económica más severa o más enfermos por coronavirus. El problema existe, hay más deuda y un déficit mayor, porque tuvieron que hacer algo frente a este escenario.

Con la rebaja Chile igualmente se mantiene en una categoría de buena calificación. ¿Qué significa esto?

-Simplemente que está en el rango más bajo de ese bloque. Pero aún tiene la calificación más alta de América Latina y con ella va a tener acceso a los mercados a tasas bajas todavía. Me parece que es una situación manejable.

Entonces, ¿qué efecto inmediato deberíamos esperar en los mercados con esta rebaja cuando Chile vaya a endeudarse?

-La verdad es que con tasas de interés en casi cero en EEUU y negativas en Europa, hay mucha liquidez en el mundo. La situación es muy diferente a la usual, por lo que probablemente en este contexto podríamos esperar que el impacto sea menor.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.