Así se prepara el retail para la Navidad: comercio pone las esperanzas en un diciembre con retiro del 10%, pero preocupa la disponibilidad de stock

Reapertura de la tienda Ripley Parque Arauco con medidas especiales por Pandemia de Coronavirus Covid 19. Retail, gente, compras. Foto : Andres Perez

A diferencia de 2019, esta año sí habrá temporada navideña para el retail, esta vez con otro elemento: el retiro del 10%. Más que ofertones -que, aseguran, ya fueron hechos en los Cyber Day- el foco para las empresas está en cómo asegurar el abastecimiento. Eso sí, en el sector inmobiliario anticipan promociones, que tuvieron éxito para el primer retiro.




Poco más de dos semanas restan para la Navidad y en un atípico año marcado por la crisis del coronavirus, la estrategia del comercio y los grandes retailers para enfrentar este particular y desafiante momento, cambió.

En parte, esto se hizo para compatibilizar las restricciones sanitarias con su objetivo de reabrir tiendas y apuntalar las ventas, pero también para llegar a ese nuevo perfil de consumidor que se instaló a partir del boom del comercio electrónico. Y el último empujón lo da el retiro del 10% de los fondos de pensiones.

Hacia ese punto es donde se ha ido moviendo la aguja dentro de la industria en el último tiempo, la que pese al desafío operacional que todo esto implica, debería tener un buen cierre de año.

Ese es, al menos, el diagnóstico que comparte la gerenta de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Bernardita Silva, quien atribuye este mejor cierre de año a tres factores: el primero, la baja base de comparación respecto del último trimestre del año pasado -donde, producto del estallido social, prácticamente no hubo campaña navideña-, la reactivación de la actividad y las variables transitorias, como los retiros de los fondos de pensiones, que impulsan el consumo.

Conjugando todos estos factores, Silva dice que el tercer trimestre cerraría muy por sobre lo visto en 2019, y que diciembre, en particular, estaría incluso por sobre lo anotado el mismo mes de 2018. “Todo esto, apoyado por este segundo rescate, que aunque con un efecto más acotado que el primero, sin duda, tendrá un impacto”, sostiene.

Otro factor que afectaría positivamente en diciembre, aunque en menor grado, tiene que ver con que “en la práctica, muchos clientes terminarán comprando relativamente tarde”, añade el director del Centro de Estudios del Retail, Marcel Goic, quien estima que los énfasis para esta temporada estarán puestos en la línea de decoración y mejoramiento del hogar, mientras que el segmento de viajes (y los productos asociados), se verán dañados.

Centros comerciales potencian la reapertura de tiendas físicas
Gremios empresariales y las distintas realidades ante la recuperación del empleo

Aunque el comercio parece contar con la mayoría de las fichas para cerrar el último trimestre del año con buenos números, un eventual quiebre en el stock podría impedírselo. De hecho, ese es justo uno de los temas que preocupa al retail. “No hay stock. Hay muchísima escasez y, por tanto, no habrá muchas ofertas”, asegura un actor de la industria.

Esto se debería básicamente a que “ha habido mucho consumo y la provisión del extranjero tampoco ha sido fácil”, sostiene otra figura. En esta misma línea, pero algo más moderado, Goic, sostiene que “hay algunos productos en que la cadena podría haberse visto friccionada”.

Más logística, menos oferta

Hasta ahora, el foco principal del retail parece estar puesto en el perfeccionamiento de los canales digitales, las cadenas logísticas, el adelantamiento de las compras navideñas y el avance en la reapertura de sus tiendas físicas.

Eso es lo que recoge un sondeo realizado por PULSO a varios actores del retail y que, de cierta forma, ratifica el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero, quien sostiene que “la menor oferta puede estar asociada a que la mayoría de las compras se hicieron durante los cyber de agosto y noviembre, sumado al último BlackFriday”.

Bernardita Silva explica que “estos fueron períodos potentes de rebajas, donde se sacrificó mucho margen, por eso creo que la estrategia ahora está puesta en potenciar el canal digital”.

En el caso de Falabella, la estrategia se ha centrado en la campaña para adelantar las compras navideñas, para lo cual han reforzado su dotación de personal. Desde la compañía sostienen que la receptividad ha sido positiva y que la mayor demanda se ha visto en productos que son tradicionales regalos de Navidad, tales como, bicicletas, juegos, accesorios tecnológicos, artículos de belleza y vestuario en general.

Ripley, en tanto, se ha volcado a mejorar su canal digital incorporando nuevas categorías como alimentos, licores, y ferretería, las que se suman a los productos tradicionales. Además, están haciendo mejorías en términos de logística, con foco en el seguimiento de despachos y servicio de post venta, a su vez, están habilitando cajas de autoatención. Respecto de las ventas, esperan superar las cifras de 2019.

Mall Plaza, puso énfasis en las ofertas y para ello ha desplegado jornadas de ventas especiales con descuentos de hasta 50% para quienes asistan durante la mañana a sus malls. Además de eso, y a través de una alianza con la aplicación de transporte DiDi, quienes asistan a sus centros comerciales entre las 10.00 y las 13.00 horas, tendrán 30% de descuento en un viaje desde o hacia los malls.

En Open Plaza, el foco está en lo operativo y en el perfeccionamiento del sistema “Open Pick Up”, que permite a los visitantes comprar vía online y retirar sus productos en auto a través de una ventanilla cero contacto. Pero, para las festividades pusieron en marcha la campaña “El Papel de Open”, para apoyar a emprendedores y pymes. Así, los que resulten seleccionados podrán ser parte de un showroom en el hall central del Open Plaza Kennedy, donde podrán potenciar sus marcas.

Finalmente, Hites está centrado en optimizar los protocolos sanitarios para enfrentar la mayor afluencia en sus tiendas por las fiestas y también se ha focalizado en potenciar el canal online, considerando que las ventas aumentaron 454,6% en el tercer trimestre. Para ellos, la mayor demanda se ha producido en las máquinas de ejercicio, bicicletas, tablets o smartphones. A ellos se suman otros, como piscinas armables, cuyas ventas están siendo seis veces mayores a las del año pasado.

Sector automotriz en jaque por problemas de stock

Poco alentadora. Esa es justo la frase que usó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz en Chile, Carlos Dumay, quien asegura que la industria tiene un “grave” problema de abastecimiento.

“Todavía no se logra regularizar y hay un quiebre de inventario para todas las marcas y los modelos”, sostiene el dirigente, quien partiendo de este contexto, dice que tanto para los autos nuevos como para los usados “no habrá ninguna condición de ofertas en esta temporada, porque recién vamos a estar concentrados en satisfacer la demanda que tenemos hoy día”.

La razón detrás de esto, a juicio de Dumay, tiene que ver con que muchos pedidos fueron suspendidos y otros no han llegado a tiempo, lo que se suma a la alta demanda de los últimos meses. “Eso no nos ha permitido reponer y mantener stocks”, asegura.

Hacia adelante, la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac), advierte que “si alguno de los 29 orígenes desde los cuales se importan vehículos a Chile sufriese recaídas en los contagios, es natural esperar que vuelvan a retrasarse los embarques hacia todos los destinos, incluido el nuestro”.

Inmobiliarias reactivan ofertas para captar el segundo 10%

El rubro inmobiliario no pierde tiempo, y tal como lo hizo con el primer retiro del 10%, ya echó a andar sus ofertas para captar a quienes hagan este segundo rescate de fondos.

Desde Capitalizarme.com, su gerente comercial, Francisco Ackermann, cuenta que la estrategia que más funcionó en el primer retiro y que por eso la han vuelto a replicar, es la de hacer descuentos proporcionales al monto retirado de ese 10%.

“Así, en el fondo, si el cliente ponía $2 millones de esos fondos al contado, la inmobiliaria lo que hacía es que le abonaba ese mismo monto”, explica. Las otras ofertas, señala, “tienen que ver con dar garantías para el futuro arriendo de la propiedad y poner cláusulas de salida en caso de emergencia, que antes eran muy difíciles encontrar”.

Ackermann sostiene que el panorama para el sector inmobiliario tiene buenas perspectivas, y que con motivo del nuevo 10% prevén un aumento en la demanda, aunque menor al anterior. En todo caso, descarta que haya problemas de stock, explicado principalmente porque “hay algo de sobrestock en el mercado”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.