El crecimiento de largo plazo cae a 2,9% debido a la menor productividad

Ventas de viviendas nuevas siguen recuperándose y suben los precios de los departamentos y las casas

Se estima que el crecimiento tendencial del PIB no minero para el período 2021-2030 se ubica entre 2,4% y 3,4%, debido a que se proyecta un alza de la Productividad Total de Factores (PTF) muy por debajo a lo que se esperaba hace dos años.




Estamos de fiesta, pero no durará. Ese es uno de los mensajes que se podrían extraer del Informe de Política Monetaria (Ipom) del Banco Central.

La institución sorprendió al mercado con su proyección para este de un incremento del PIB entre 8,5% y 9,5%, impulsado principalmente por el consumo. Sin embargo, hacia adelante la situación es peor de lo que que se calculó hace un par de años.

Al Banco Central le tocaba en esta ocasión volver a revisar el crecimiento tendencial -a diez años-, y lo hizo a la baja, dada el análisis del crecimiento previsto para la Productividad Total de Factores (PTF).

“La revisión retrospectiva de los datos arroja un menor crecimiento promedio histórico de la PTF y una tendencia decreciente de su evolución desde fines de los noventa, más allá de una reversión transitoria en la segunda mitad de los dos mil. De hecho, entre 2011 y 2019 la PTF tuvo una contracción promedio anual de 0,4%, que se compara con el crecimiento promedio de 0,7% que se observó entre 1997 y el 2019″, señala el Ipom.

De esta forma el crecimiento proyectado para la PTF pasó de un alza anual de 1% en promedio para los próximos 10 años a 0,35%, es decir, un tercio de lo que se pensaba antes. “Vale la pena hacer presente que esta reestimación del crecimiento de la PTF considera la revisión de datos actualizados desde el 2017, pues en la anterior revisión del crecimiento tendencial —junio 2019— la única modificación fue considerar el impacto de la inmigración en la fuerza laboral.

El crecimiento de la PTF no fue actualizado en ese momento”, explica el Central. De hecho, en ese momento fue noticia que la inmigración fuera responsable de un alza del PIB tendencial.

Por su parte, las otras dos variables con la que se construye la estimación de PIB potencial, el Capital y el Trabajo, anotaría alzas promedio anuales de 1,1% y 1,4% respectivamente durante el período 2021-2030.

Con estos datos, se estima que el crecimiento tendencial del PIB no minero para el período 2021-2030 se ubica entre 2,4% y 3,4%, con un punto medio en 2,9%. Esto equivale a una baja de 0,6 puntos porcentuales en el punto medio de la estimación, y una ampliación del rango de medio punto porcentual respecto de lo considerado en el 2019. En ese momento se estimó un crecimiento entre 3,25 y 3,75%, con un punto medio de 3,5%. Esta mayor amplitud se explica por la incertidumbre en torno a la estimación de la PTF, que sigue siendo elevada.

En tanto, el crecimiento potencial, que corresponde al mediano plazo, se ajustó al alza respecto a lo estimado en marzo del año pasado, gracias a la capacidad de “adaptación de la economía y las menores cicatrices que está dejando la pandemia”, dice el BC. De esta forma, para 2021-2023 está en torno a 2,1%, superior al 1,7% previsto hasta marzo.

Tasa de interés neutral

El Banco Central también actualizó su estimación de tasa de interés de política monetaria neutral (TPMN), “que representa el nivel de largo plazo que la TPM debería alcanzar en ausencia de shocks transitorios”, explica la autoridad.

El dato es clave “en la calibración de la expansividad de la política monetaria en la medida que ancla el nivel de ésta, marcando el valor al cual debe converger la TPM en ausencia de estos shocks futuros, cuando la economía se haya normalizado. Dada su importancia, y que su valor puede variar en función de las condiciones más estructurales de la economía chilena y mundial, el Consejo actualiza periódicamente su estimación”, agrega.

La mediana de las metodologías usadas por el BC sitúan ahora la TPMN en 0,5% en términos reales. Como la meta del Central es de una inflación de 3%, la TPMN nominal queda en 3,5%, 50 puntos base menos que la estimada en junio de 2019. Esto va en línea con la tendencia a la baja en las tasas de política monetaria a nivel global y también en Chile.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.