El IPSA cede tras decepcionante dato de China, mientras las bolsas globales cierran con fuertes avances

El IPSA retrocedió un 0,88% a 5.090,65 puntos.


La jornada estuvo marcada por el dato de crecimiento económico de China, que arrastró nuevamente al cobre. En este escenario, la bolsa de Santiago finalizó sus operaciones a la baja. Se desacopló de la tendencia mundial, donde los mercados cerraron con fuertes avances.

El IPSA cedió un 0,88% a 5.090,65 puntos.

“La caída fue impulsada por acciones que habían liderado las alzas en jornadas anteriores tales como SQM-B y CMPC entre otras, que evidenciaron ajustes de -2,80% y -3,13% respectivamente. Lo anterior se explica por los malos datos internacionales, pero en particular en la presente jornada por la brusca caída del dólar (-$75; -7,23%), lo que se traduciría en menores retornos de exportación debido a que reportan sus resultados en dólares”, dijo Guillermo Araya de Renta 4.

Y agregó que “en China anoche se dio a conocer el PIB del 2T22 (YTD: en lo que va del año) que registró un crecimiento de apenas un 2,5%, muy por debajo del objetivo del Gobierno de 5,5%. El menor crecimiento del 2T22 reportado por China, hace caer el precio del cobre, nuestro principal producto de exportación, y esto afecta directamente el crecimiento de Chile y es lo que en última instancia recoge el IPSA”.

Wall Street finalizó sus operaciones con cifras positivas, tras conocer resultados trimestrales de bancos que superaron las estimaciones.

Por otro lado, los inversionistas están atentos a datos de relevancia, y las palabras de funcionarios de la Fed previo a la reunión que sostendrá el Comité Federal de Mercado Abierto a fines de este mes. Ya está sobre la mesa la posibilidad de que haya una agresiva alza de tasas de hasta 100 puntos.

Los mercados europeos por su parte, también terminaron al alza, pese a débiles datos de China.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.