El otro gran retorno del grupo Luksic: vende su negocio portuario y logístico en US$ 1.000 millones

SAAM, una empresa que nació de la división de CSAV, venderá casi la mitad de su negocio a la alemana Happag Lloyd, en una transacción que le dejará ganancias por US$ 400 millones. La firma es controlada en un 59,73% por el grupo Luksic, pero suma otros dos grandes accionistas: el fondo Pionero, de Moneda Asset, y Felipe Ibáñez, ex socio de Wal-Mart. Las negociaciones comenzaron a fines de 2021 y trabajaron en la transacción el banco JP Morgan y en Chile los estudios Carey y Claro & Cia. Con esta transacción, SAAM venderá 10 puertos, cinco de los cuales están en Chile.


La arriesgada y tormentosa apuesta de 2011, cuando el grupo Luksic activó la toma de control del holding naviero y portuario CSAV al grupo Claro, ya está dando réditos y alegrías. Tras diez años de pérdidas y voluminosos aportes de capital, la naviera CSAV, hoy accionista de la alemana Hapag Lloyd, comenzó, pandemia y alzas de tarifas mediante, a recuperar con creces el dinero invertido. El año pasado ganó US$ 3.200 millones y este año, en seis meses, ya suma US$ 2.700 millones. Si CSAV es la estrella, SAAM es ahora otra estrella que, aunque de menor tamaño, irradia también luz propia. Nacida hace una década de la misma toma de control, SAAM proporcionará un atractivo retorno a sus accionistas: el grupo Luksic y otros socios como el fondo Pionero y Felipe Ibáñez.

Este martes, SAAM anunció un meganegocio: se desprenderá de poco menos de la mitad de su negocio y conseguirá a cambio unos US$ 1.000 millones. Y seguirá con la otra mitad de su negocio. La compañía controlada por el grupo Luksic firmó un acuerdo vinculante con la naviera alemana Hapag-Lloyd para vender el 100% de las acciones de sus filiales SAAM Ports y SAAM Logistics y los activos inmobiliarios en los que opera esta última.

SAAM tiene cuatro líneas de negocio y con esta transacción se deshace de dos de ellas: la operación portuaria y el negocio logístico. La compañía conservará el rubro de los remolcadores y la logística de la carga aérea.

La transacción considera la venta de su participación en diez terminales portuarios en seis países de América, almacenes extraportuarios y operaciones de logística integral para importadores y exportadores. En Chile, la transferencia a Hapag Lloyd considera las participaciones en cinco terminales, en los puertos de San Antonio (donde tiene el 50%), Iquique (100%), Antofagasta (35%), San Vicente (50%) y Portuaria Corral (50%). Además tiene terminales en Ecuador, Estados Unidos (Florida), México, Costa Rica y Colombia.

En los últimos 12 meses terminados en junio, SAAM registró ingresos por US$ 802 millones y utilidades por US$ 85 millones. De la primera cifra, el negocio de remolcadores aportó ventas por US$ 360 millones y la operación portuaria, otros US$ 304 millones. El área logística, que ahora separará la gestión aérea y quedará en manos de los Luksic, facturó US$ 140 millones.

Hapag Lloyd entregó en Hamburgo otras cifras de la operación que adquiere: los diez terminales portuarios de SAAM movilizaron en 2021 unos 3,5 millones de TEU (unidad de medida de la industria naviera) y contabilizaron unos 4.000 trabajadores. En el área logística, los activos consideran cinco ubicaciones en Chile y 300 empleados.

SAAM fue fundada en 1960, pero su figura actual nació de la división de de CSAV en 2011. En esa fecha se creó SM SAAM (Sociedad Matriz SAAM), que se abrió en Bolsa en 2012 y dividió sus negocios en tres filiales en 2017: SAAM, orientada a remolcadores, y SAAM Ports y SAAM Logistics. Estas dos últimas serán vendidas ahora al gigante alemán. Pero los Luksic se alejarán del todo esos negocios: Vapores, o CSAV, tiene el 30% de Hapag Lloyd. En la transacción, los activos involucrados en la transacción fueron valorizados en US$ 1.137 millones, pero el precio a pagar ascenderá a unos US$ 1.000 millones, tras ajustes habituales en este tipo de transacciones.

La Bolsa festejó ayer la operación y la acción de SM SAAM subió un sorprendente 46,49%, ganando en un solo día unos US$ 284 millones de capitalización bursátil, la que subió hasta US$ 871 millones. Los accionistas minoritarios anticipan un nutrido flujo futuro de dividendos. SM SAAM estimó ayer que la transacción producirá una utilidad neta aproximada de US$ 400 millones, pero el directorio aún no decide si esa cifra será distribuida como dividendo extraordinario, lo que es bastante probable, creen algunos accionistas de la compañía. Hapag-Lloyd, en la Bolsa de Alemania, terminó el día con una ganancia de 6,08% y se despidió este martes a un valor de 192 euros por acción.

Las negociaciones habían comenzado a fines de 2021 y su desarrollo había sido comunicada a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) mediante un hecho esencial reservado. El cierre del negocio depende ahora de la aprobación de los accionistas de SAAM, algo que se da por descontado, y que será sometido a votación en una junta extraordinaria de accionistas el 19 de octubre próximo, y de los organismos regulatorios de varios países. En Chile, la operación de concentración debe ser visada por la Fiscalía Nacional Económica.

Por el grupo alemán participaron el estudio chileno Carey, el mayor del país en número de abogados, y Freshfields. Por SAAM, en la parte legal estuvieron Claro y Cía. y Simpson Thatcher & Barlett LLP. El asesor financiero de la operación fue uno de los grandes bancos de inversión del mundo: JP Morgan.

SAAM proporcionará un atractivo retorno a sus accionistas: el grupo Luksic y otros socios como el fondo Pionero y Felipe Ibáñez.

El fondo Pionero y Felipe Ibáñez

No sólo festejará el grupo Luksic, dueño del 59,73% de las acciones de SM SAAM. El resto de la propiedad se distribuye entre fondos de pensiones, fondos de inversión locales y fondos de inversión extranjeros. Entre los más relevantes accionistas, hay dos. El primero es el empresario Felipe Ibáñez Scott, ex dueño junto a su hermano Nicolás de Walmart Chile. A través de su sociedad Inversiones Gran Araucanía Dos, al cierre de 2021 tenía un 12,65% de la propiedad de SAAM, según la memoria de la compañía. El otro es el fondo Pionero, que gestiona Moneda Asset y dirige su socio principal, Pablo Echeverrría, quien apostó por SAAM hace más de una década. Pionero tiene el 7,45% de SAAM.

Esos dos grupos, además, ya tenían una presencia relevante en el gobierno corporativo de SM SAAM. en la junta de accionistas de 2021, ambos eligieron un director. Mientras el fondo Pionero eligió a Francisco Gutiérrez Philippi, ingeniero civil UC que ha sido director de otras empresas, como Oro Blanco y está en las mesas de Forus y Echeverría Izquierdo; la sociedad de Felipe Ibáñez colocó a Jorge Gutiérrez Pubill, vicepresidente de Stars Investments, el family office del empresario. A ellos se sumó Armando Valdivieso, ex gerente de Latam Airlines durante 20 años, quien está también en los directorios de Empresas Armas y Aviasur y presidió Correos de Chile en el segundo gobierno de Sebastián Piñera. Valdivieso fue electo por las AFP en SAAM.

Los tres directores electos por los minoritarios fueron quienes aprobaron la operación con Hapag Lloyd este lunes 3 de octubre. Ello porque, dada la relación entre los Luksic y Hapag Lloyd y al ser considerada esta una transacción entre partes relacionadas, los directores del grupo Luksic debieron abstenerse. El año pasado, el grupo Luksic eligió a cuatro de los siete directores de SM SAAM: Óscar Hasbún, su presidente, también gerente general de CSAV; Jean Paul Luksic, miembro de la familia controladora; Francisco Pérez Mackenna, gerente general de Quiñenco; y Diego Bacigalupo, gerente de desarrollo del holding.

Tras la transacción, SAAM continuaría operando sus actividades en la industria de remolcadores y de logística de carga aérea, las que representan representan aproximadamente el 55% de su Ebitda.

“Este acuerdo nos permitirá seguir potenciando los negocios de remolcadores, en que SAAM es ya el tercer actor a nivel global gracias a la estrategia que hemos desplegado desde 2019 con la adquisición de la totalidad de las operaciones conjuntas con Boskalis, la compra de Intertug, Standard Towing e Ian Taylor Perú, y el anuncio de compra de los activos de Starnav en Brasil. Además, para fortalecer nuestra estrategia en logística de carga aérea, adquirimos el 50% de Aerosan a American Airlines”, dijo Macario Valdés, gerente general de SAAM.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.