Empresas eléctricas calculan en 250 mil el número de medidores inteligentes instalados a la fecha

Rodrigo Castillo

Fuente: Mucho Gusto

El director ejecutivo del gremio planteó que el nuevo sistema aumentará costo de la energía en no más de $300.


Continúa el debate en torno a los medidores inteligentes que, de acuerdo a la Ley, deberán reemplazar a los antiguos en todos los hogares de Chile en 2025, y cuya polémica se ha centrado en quién paga el costo de su instalación.

El director ejecutivo de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, abordó esta discusión y afirmó que los nuevos dispositivos no representarán un alza significativa en las cuentas de la luz de los hogares.

En el matinal de Mega, Mucho Gusto, Castillo dijo que el aumento en la boleta no debería superar el 1% del pago habitual, lo que supone un alza de hasta $300 por cada facturación.

El ejecutivo salió al paso de las suspicacias en torno a que los nuevos aparatos, más avanzados, serán más sensibles a la medición de energía y, por ende, se traduciría en mayores cobros por el uso de la luz.

"Ambos medidores (antiguo y actual) miden en energía, exactamente lo mismo, sin ninguna diferencia", afirmó.

Los nuevos aparatos automatizarán una serie de funciones que hasta ahora han estado cargo de operarios como lo son la medición, el corte y reposición de la energía, lo que supone una amenaza laboral.

En ese contexto, el titular de Empresas Eléctricas aseguró hasta ahora no habido una disminución de plantilla de sus trabajadores, pero no descartó que ello ocurra en el futuro. Mientras, dijo que se estaban capacitando trabajadores para la instalación y mantenimiento de los aparatos.

Castillo dijo que a la fecha ya se han instalado cerca de 250 mil dispositivos inteligentes.

El ejecutivo también abordó la situación que se generaría si un cliente se niega a que le cambien el medidor. En esa línea, sostuvo que la empresa eléctrica deberá informar a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) para que tome una decisión sobre el caso. Esto, porque la instalación del nuevo dispositivo es una obligación por ley, pero no así la facultad de la compañía a ingresar a la casa sin autorización del propietario.

Comenta