Empresas no logran reenganchar a trabajadores despedidos en pandemia, pese a reportar más bonos, beneficios y mejoras “relevantes” en los sueldos

Equipamiento para el hogar sigue presionando el IPC y la UF queda a un paso de los $30 mil

Ya sea porque han iniciado su propio emprendimiento o porque han sido contratados por otras empresas, reporta el Informe de Percepción de Negocios del Banco Central. Además, los consultados señalan que hay una reducción en los planes de inversión 2022, en especial para proyectos de mediano y largo plazo, debido a la preocupación por la evolución del debate político y legistativo y sus efectos en la economía.




Pese a la mejora observada en los últimos meses, aún persiste esta especie de paradoja en el mercado laboral de que las empresas están teniendo dificultades para encontrar trabajadores para completar su dotación.

Así se desprende del Informe de Percepción de Negocios (IPN) que publicó esta mañana el Banco Central y que confirma la escasez de mano de obra, especialmente de empleos de menor calificación.

El estudio, el cuarto del año, constata que los problemas para cubrir las vacantes son especialmente importantes en cargos de técnicos, vendedores, operarios y logística.

“Rubros como la agricultura, el comercio y los servicios indican su preocupación de lo que puede pasar en los meses venideros, cuando la estacionalidad habitual los haga necesitar de una mayor cantidad de trabajadores”, sostiene el documento.

Cabe recordar que este informe resume las opiniones recogidas por la Gerencia de Estrategia y Comunicación de Política Monetaria de la División Política Monetaria en entrevistas y encuestas a la administración de empresas a lo largo del país. Las entrevistas —alrededor de 70— fueron realizadas entre el 4 de octubre y el 3 de noviembre de 2021.

Y este inconveniente ha impactado directamente en las remuneraciones. El IPN dice que la escasez de mano de obra ha llevado a que varias empresas reporten ajustes al alza de sus salarios, “en algunos casos de magnitudes relevantes”.

Restoranes

La muestra dice que varios consultados destacan que la competencia ha ido quitándoles personal mediante el ofrecimiento de sueldos más altos, y que está resultando difícil reenganchar a los trabajadores que fueron despedidos durante la pandemia, ya sea porque han iniciado su propio emprendimiento o porque han sido contratados por otras empresas, entre otros factores.

En este contexto, continúa el IPN, una fracción de entrevistados indica que han hecho ajustes en los sueldos base, otros han mejorado el componente variable, entregando más bonos para incentivar la productividad (entre ellos de desempeño y de asistencia) o han mejorado otros beneficios. También la frecuencia de los reajustes salariales se ha ido incrementando respecto de lo habitual.

Precios al alza

Los niveles inéditos de liquidez que ha mostrado la economía chilena en los últimos meses, producto, en gran medida, de los retiros de fondos de pensiones y también de las trasferencias estatales, han sido claves en el aumento de la inflación.

Y esa alza de los precios seguirá aumentando, de acuerdo a las empresas consultadas por el Banco Central. El IPN revela que la fortaleza de la demanda interna ha permitido que las empresas hayan ido traspasando la sostenida alza de los costos a los precios finales.

Inflación

“Una amplia fracción de las empresas consultadas indica que ha subido sus precios durante los últimos meses. Estas mencionan, además, que el traspaso de los mayores costos se ha facilitado porque la fortaleza de la demanda lo permite y porque la competencia también está subiendo sus precios, lo que refuerza aún más la decisión de incrementarlos”, sostiene el IPN.

El sondeo reveló también que el impulso de la demanda se verifica tanto en el alza de precios como en la ausencia de las liquidaciones habituales o rebajas de temporada.

“De hecho, los resultados de la encuesta muestran que más del 85% de las empresas mantuvo o aumentó sus precios en los últimos tres meses. Un porcentaje similar indicó que las variaciones de precios que se efectuaron no respondían a los movimientos habituales para esta época del año”.

Hacia adelante, consigna la encuesta, la mayoría de las empresas estima que deberá seguir subiendo los precios de venta de sus productos, pues aún no han logrado completar el traspaso de sus mayores costos.

En ese contexto, acorde con los resultados de la encuesta, más del 90% de las empresas estima que mantendrá o subirá sus precios en los siguientes tres meses.

“Asimismo, dos tercios de estas respuestas señalan que ese cambio de precio no corresponderá a los movimientos habituales para esa época del año. Los entrevistados añaden que, independiente del ajuste que ya han efectuado en sus precios, las presiones de costos, sumado a una demanda pujante, entregan espacio para seguir subiéndolos”, sostiene el IPN.

Menor inversión 2022

El estudio del BC muestra también que el aumento de la incertidumbre en el ámbito económico y político está afectando negativamente las perspectivas para el 2022. En lo económico, dice el informe, se suman varios factores: por una parte, está la incertidumbre sobre el proceso de la normalización de los problemas de abastecimiento a nivel local e internacional y la evolución de los costos. Sobre eso se agrega la interrogante sobre qué pasará con la demanda una vez que se acaben las medidas de apoyo a la liquidez de los hogares. Por otra parte, los entrevistados de diversos sectores muestran una creciente preocupación por diversos factores de índole político-legislativo.

En este contexto, los consultados dicen que les es difícil hacer proyecciones y han debido actualizar constantemente sus presupuestos, o incluso suspender la realización de es estos hasta tener más claridad.

Y esta incertidumbre se extiende para 2022. La encuesta muestra que menos de un tercio de las empresas planea realizar inversiones durante el próximo año, por debajo de lo que registraba a inicios del 2021, cuando algo más de la mitad de las empresas planeaba realizar inversiones en el 2022.

04 Junio 2018 Torres Alta Tension, energia, electricidad, cables. Foto: Andres Perez ELECTRIDAD - ENERGIA ELECTRICA - EMPRESAS - PROYECTO ELECTRICO - ENERGIA

Entre quienes no invierten, las principales razones tienen relación con la incertidumbre, quedando bastante más atrás factores ligados al financiamiento o el endeudamiento. En las entrevistas, dice el sondeo, se señala la postergación de grandes proyectos a la espera de mayor certeza jurídica, al mismo tiempo que se destaca el foco en seguir automatizando los procesos productivos. Algunas empresas mencionan que el mayor costo de construcción y la menor disponibilidad de insumos está generando cambios en los proyectos, al mismo tiempo que algunos se han postergado hasta que las condiciones se normalicen, en particular la falta de trabajadores.

Otras mencionan un mayor desembolso de recursos para hacer frente a los nuevos desafíos medio ambientales. La encuesta revela que entre quienes declaran tener planes de invertir en el 2022, la mayoría lo hará para aumentar la capacidad de producción de su empresa y para renovar y mantener infraestructura existente (edificios, maquinaria, equipamiento o tecnología). A lo anterior, le sigue una fracción de encuestados que señala que desarrollará nuevos productos y automatizará procesos, puntualiza el estudio del Central.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.