Enandes 2018 enfatizó relevancia del emprendimiento y la inclusión en las empresas

Una nueva edición del Congreso Internacional de Caja Los Andes reunió a líderes y agentes de cambio de diversas empresas para analizar los desafíos organizacionales de los nuevos tiempos.


“Nosotros hemos decidido cambiar para ser mejores y estar a la altura de los desafíos que el entorno, la tecnología y la sociedad nos han impuesto”, con esas palabras comenzó el discurso del presidente de Caja Los Andes, Daniel Hurtado.

En su octava edición, el evento tuvo como énfasis debatir modelos organizacionales que permitan a las empresas contribuir al desarrollo de la felicidad en los colaboradores con la frase “haz que suceda”. El seminario contó con representantes del gobierno, relatores internacionales y ejecutivos.

“Queremos que las cosas sucedan, las transformaciones se hagan y los acuerdos sean una realidad basados siempre en la felicidad como nuestro pilar fundamental. Queremos compartir junto a ustedes, un día dedicado especialmente al emprendimiento, inclusión y felicidad en el mundo laboral”, expresó Nelson Rojas, gerente general de Caja Los Andes.

Los tres mensajes

Daniel Hurtado enfatizó que el foco de la instancia está puesto en tres pilares: emprendimiento, inclusión y felicidad; donde el objetivo es humanizar a la empresa.

En relación a la inclusión, Hurtado señaló que “estamos trabajando fuertemente en ese tema, en lo que es trabajar con la gente discapacitada dentro de las distintas áreas. Y que las distintas empresas, y no solo nosotros, trabajen e incluyan a las personas con discapacidad dentro de sus labores.

La actual ley tiene como mínimo que 1% de los trabajadores de la empresas tengan discapacidad. Sin embargo, el presidente de la empresa indicó que “nuestra meta este año es de 1,5%.

Nosotros siempre hemos estado por sobre la ley. La idea nuestra es transmitirle esto también al resto de las empresas, no solo a las afiliadas. Tratar de traspasar por cercanía al resto de las empresas lo bueno que es la inclusión”.

También destacó que desde el ministerio de Desarrollo Social les pidieron ayuda en las viviendas, en relación a las personas de dependencia dentro del 40% más pobre del país.

Eso se traduce en un aproximado de 240 mil familias. “Nos está pidiendo ayuda en cómo podemos trabajar para atender o tratar de colaborar con esas familias”.

En ese contexto, agregó que “estamos convencidos de que esto funciona en la medida que las distintas instituciones se empiezan a unir. La solución de esto, es que toda la gente vulnerable pueda ir en unión con el fin de un futuro común”.

Aseguró que aún no comienzan las mesas de trabajo con el ministerio, pero que el lunes tuvieron una invitación del Ministro de la cartera, Alfredo Moreno, “pero se va a dar a conocer públicamente la próxima semana”, indicó.

Seguir leyendo