Estudio resalta importante brecha en la infraestructura urbana de Santiago

24/06/2020 TEMATICAS CALLES DE SANTIAGO EN LA FOTO, PASEO BULNES Mario Tellez / La Tercera

Según un estudio de la Cámara Chilena de la Construcción, que se utilizó como insumo en la discusión de su “9ª Conferencia Internacional de Ciudad”, las personas que viven, principalmente en comunas del sector poniente, si bien tienen acceso a ciertos servicios o infraestructura, no tienen una buena evaluación de ésta o es insuficiente.




Plazas, centros de salud y recintos dedicados al comercio son la infraestructura urbana que más necesitan los habitantes de Santiago poniente para mejorar su calidad de vida. Esto es parte de las conclusiones de un estudio de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). Estas demandas contrastan con el 29% de los hogares que viven en un entorno óptimo en la otra mitad del territorio de Santiago.

El sondeo fue parte importante de la discusión que se desarrolló en la “9ª Conferencia Internacional de Ciudad: Cómo construir ciudad para todos en estos tiempos”, organizada por (CChC) y que fue realizada por primera vez en forma remota.

El documento -que fue realizado en abril de este año- tomó 20 comunas (ver infografía) y les preguntó a sus habitantes sobre la percepción de la calidad de sus entornos y la necesidad respecto a infraestructura presente en la vía pública, la dedicada al esparcimiento y la enfocada en servicios.

Respecto a los 6.000 parques y plazas que existen en estas comunas, el estudio indica que el 93% declara que si existen este tipo de construcciones cerca de sus viviendas, pero el 42% de ellos dice que está insatisfecho por la calidad de estos espacios verdes.

Mientras que, en base a que existen 194 centros de atención primaria y 18 hospitales-clínicos, los consultados dijeron que el 78% cuenta con un recinto de este tipo cerca de su vivienda y el 44% comentó estar insatisfecho con la calidad.

Por otro lado, de los 410 centros de comercio que existen en estas 20 comunas, el 58% afirmó que vive cerca de uno y el 70% de ellos dijo estar satisfecho con su calidad.

“Se nos olvidó a todos como país que las personas deben no solo tener vivienda, sino entorno. Además, en Chile de urbanismo solo se habla en teoría, pero de planificación urbana se hace bastante poco, más allá de los planes reguladores o comunales para resolver un problema puntual. No se hacen con un objetivo a largo plazo, de mejorar la calidad de vida de las personas y agregar valor a los barrios”, dice el gerente de estudios de la CChC, Javier Hurtado, sobre parte de las razones que permitieron generar las dificultades que hoy vive gran parte de la ciudad por no tener un entorno urbano óptimo.

Además, Hurtado plantea la necesidad de una autoridad que esté sobre los municipios para lograr ayudar en el crecimiento de las ciudades coordinado temas como el transporte y cuál será la infraestructura necesaria para enfrentar la necesidad de la población de cara a 30 años más.

Problemas de seguridad

Otro de los aspectos que arrojó el estudio fue que tan cómodas se sentían las persona viviendo en sus barrios. En esa línea si bien el 59% dijo que su barrio es deseable para vivir, el 100% de las personas que no están conformes con el lugar donde está su vivienda, afirma que las situaciones de inseguridad tienen una ocurrencia frecuente. Además, el 94% de los entrevistados dijo verse expuesto a situaciones de inseguridad público siempre o a veces.

Otros de los problemas que estaba afectando el entorno de las personas era la cantidad de suciedad, basura, rayados, ruidos molestos, malos olores y animales abandonados que hay en las calles.

Propuestas y balance

A partir del estudio, la CChC realizó una propuesta de reactivamiento económico estableciendo una hoja de ruta donde, en el corto plazo, se pueda trabajar en mejorar y construir equipamiento urbano e infraestructura de salud; en el mediano plazo fortalecer programas de gran escala de mejoramiento urbano, como el programa de recuperación barrios y en el largo plazo se debe identificar estrategias que permitan abordar problemas multifactoriales como la seguridad, e incorporarlos a un sistema de planificación integrada que priorice como insumo clave la comprensión y proyección de las demandas al interior de la ciudad.

Comenta