Fitch rebaja clasificación de Latam y varias aerolíneas de la región

Standard & Poor’s reduce nota de Latam Airlines

Para el segundo trimestre de 2020, Fitch proyectó que "la erosión de flujo de caja operativo de Latam será de alrededor de US$600 millones".




Fitch Ratings rebajó la clasificación a Latam Airlines y otras aerolíneas de la región debido a la expectativa de un período de recuperación lento, así como el deterioro de las monedas locales y el desajuste entre las obligaciones de deuda y los arrendamientos con los ingresos generados por las operaciones nacionales.

En concreto, Fitch recortó la clasificación internacional de Latam desde “B+” a “B-”. En tanto, para las aerolíneas Azul y Gol bajó desde "B" a “B-”. La agencia comunicó que todas las clasificaciones de estas líneas aéreas permanecen en “observación negativa”.

“La incertidumbre elevada sobre la magnitud y la duración de la erosión de flujo de caja durante los próximos 12 meses fueron factores clave que apoyaron las acciones de clasificación, al igual que el deterioro de la flexibilidad financiera de estas aerolíneas. La pandemia por el coronavirus ha causado fuertes caídas en la actividad de los pasajeros de las aerolíneas debido a la prohibición de viajar, el distanciamiento social y la crisis económica fuerte en la región, Europa y América del Norte”, dijo en un reporte.

La clasificadora de riesgo indicó que "el momento y la intensidad de la erosión del flujo de efectivo durante el resto de 2020 es la principal preocupación en materia de crédito, ya que la flexibilidad financiera es limitada en cuanto a la capacidad de los emisores para acceder a nuevas líneas de crédito".

Durante el segundo trimestre de 2020, Fitch proyectó que "la erosión de flujo de caja operativo de Latam será de alrededor de US$600 millones y que Azul y Gol tendrán alrededor de 800 millones de reales y 900 millones de reales de erosión de caja, respectivamente".

“En cuanto al apoyo del gobierno, hasta ahora solo Brasil ha hecho un anuncio público de apoyo financiero a través de su banco de desarrollo, BNDES. Las negociaciones continúan y las condiciones finales no han concluido. La expectativa es que haya una línea de crédito de alrededor de 2.000 millones de reales (US$340 millones a US$400 millones) para brindar a cada una de las tres mayores aerolíneas que operan en el mercado doméstico de Brasil. Esta entrada de efectivo es una consideración crediticia clave en este momento y cualquier retraso importante o el no llegar a un acuerdo podría dar lugar a acciones de clasificación adicionales”, señaló.

“En el caso de Latam, se debería esperar que la empresa utilice estos fondos solo para sus operaciones en Brasil, lo que limitaría el aumento de liquidez proporcionado a la empresa por el BNDES, ya que la mayoría de sus obligaciones de deuda están en el holding en Chile. La empresa está en conversaciones con los gobiernos de Chile y Perú”, indicó.

En particular para el caso de Latam, en su reporte la agencia hizo hincapié en aspectos como la “incapacidad para preservar la liquidez y para refinanciar las obligaciones financieras y de arrendamiento a corto plazo; retraso y/o falta de apoyo de parte del gobierno; deuda total ajustada a EBITDAR sobre 7,0 veces (x) de forma sostenida y/o deuda total ajustada neta a EBITDAR sobre 6,0x para 2021”.

Comenta