FMI proyecta que Chile liderará el crecimiento económico regional en 2018

santiago

El organismo aumentó su estimación para la expansión del PIB chileno este año a 3,8% desde 3,4% y la de 2019 a 3,4% desde el 3,3% previsto en abril.




El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó la proyección de crecimiento para la economía chilena en 2018 a 3,8% desde el 3,4% estimado en abril, con lo que el país lideraría el crecimiento regional este año, mientras que para el 2019 el organismo también aumentó su previsión a 3,4% desde 3,3%.

Al dar a conocer un informe sobre perspectivas para la economía de América Latina, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, señaló que la mejora en la previsión para el Producto Interno Bruto (PIB) del país se explica por el fuerte rebote continuo de la confianza empresarial y del consumidor, que se espera compense en gran medida el efecto del aumento en el precio del petróleo.

Asimismo el organismo estimó que la inflación continuará convergiendo gradualmente hacia el objetivo del Banco Central de 3%, debido al fuerte impulso del crecimiento y los mayores precios del petróleo.

La proyección está en línea con la previsión del gobierno que también estima un crecimiento de 3,8% para este año, y la del Banco Central que prevé un rango de entre 3,25% y 4%.

De acuerdo a las proyecciones del FMI para las mayores economías de la región, el país que anotaría el segundo crecimiento más alto este año sería Perú con una expansión de 3,7%, seguido de Colombia con un 2,7%, México con un 2,3%, Brasil con un 1,8% y Argentina con un 0,4%. En tanto la economía venezolana anotaría una contracción de 18% este año.

En tanto el próximo año el crecimiento sería liderado por Perú con un avance de 4,1% seguido de Colombia (3,6%), Chile (3,4%), México (2,7%), Brasil (2,5%) y Argentina (1,5%), mientras que Venezuela anotaría una caída de 5%.

Para América Latina en general el organismo bajó su previsión a 1,6% este año, versus el 2% estimado en abril, mientras que para 2019 mantuvo la estimación en 2,6%.

"La actividad económica en América Latina continúa recuperándose. Tras el repunte de la demanda interna liderado por el consumo en 2017, la inversión finalmente está cobrando fuerza".

Sin embargo, precisó, el impulso de crecimiento es más diferenciado de lo proyectado en abril. "Si bien el crecimiento se está acelerando en algunos países, la recuperación se ha vuelto más difícil para algunas de las economías más grandes, porque las presiones del mercado a nivel mundial se han visto amplificadas por vulnerabilidades específicas de cada país", indicó.

Werner detalló que mientras algunos países exportadores de materias primas disfrutan de una recuperación de la confianza de los negocios y los consumidores, alimentando una mayor demanda interna, en algunas de las mayores economías de la región la incertidumbre interna ha disminuido recientemente, con el fin de sus ciclos electorales. Pero advirtió que se espera que la demanda interna se debilite en algunas economías grandes, lo que refleja la incertidumbre política relacionada con las próximas elecciones o los efectos del corto plazo de los ajustes en la política monetaria.

Al mismo tiempo, indicó, es probable que el respaldo de la política monetaria en el futuro sea más limitado, ya que muchos bancos centrales de la región han suspendido su ciclo de flexibilización en las tasas de interés.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.