FZ Sports: el Netflix del deporte

Tres chilenos tenían claro que había una oportunidad en el “dolor” de millones de fanáticos por ver los partidos en línea, especialmente si estaban fuera de su país. Esa necesidad se transformó en una empresa que se divide en tres áreas y tiene oficinas en siete ciudades del mundo. Además, están preparando su levantamiento de capital Serie B por US$ 50 millones.




La historia de cómo los dueños de Blockbuster se dieron cabezazos en la pared cuando se dieron cuenta de que deberían haber invertido en Netflix en sus inicios es conocida. También la de cómo un sueco de 14 años creó Spotify, hoy un éxito mundial. Ambas empresas son de la órbita de las OTT (over-the-top), servicios donde por una suscripción mensual se reúne una gran biblioteca de contenidos en línea. Películas y música, respectivamente. Pero... ¿y el contenido deportivo? ¿Hay una OTT famosa para ver al equipo favorito si alguien se encuentra en otro lugar del mundo?

Esa fue la pregunta que trataron de responder tres chilenos para crear Fanatiz, una de las tres áreas de FZ Sports. “Es la primera vez que vamos a contar esta historia”, parte diciendo David Belmar, uno de los cofundadores y quien estuvo en altos cargos ejecutivos en TVN y Canal 13. “Luego de dejar la industria de la televisión, donde estuve muchos años, me di cuenta de cómo crecía la disrupción de la tecnología en los contenidos. Había definitivamente una oportunidad”, agrega Belmar.

Corría 2014 y junto a Raúl Rivera, presidente del Foro Innovación (creadores del premio Avonni) y exejecutivo de Boston Consulting Group, empezaron a “pimponear” la idea. “Nos dimos cuenta rápidamente que una cosa era la distribución, y otra, el contenido. En este último, el negocio con mayor chance era el deporte en vivo. Y así le empezamos a dar forma”, recuerda Belmar.

Luego de varias reuniones, conversaciones y un trabajo de investigación con ligas y dueños de derechos deportivos, al siguiente año lanzaron TVO Sports, el primer proyecto de propiedades deportivas que tenía como objetivo llegar a audiencias internacionales para ver contenido de manera legal.

Fue cuando entró a la escena Matías Rivera (CEO), ejecutivo chileno con estudios en la Universidad de Stanford y Singularity University, y quien vivía en Estados Unidos. “Tenía ganas de emprender, pero aún no encontraba el problema para resolver. Fue cuando me di cuenta de cómo muchísimos de mis amigos extranjeros, principalmente los latinoamericanos, estaban desesperados tratando de ver los deportes de sus países de origen. Cualquier latino que ha viajado conoce ese dolor. Como el contenido deportivo estaba transitando al mundo digital -siguiendo los pasos de la música o de las películas- había una gran oportunidad”, señala Rivera.

Entre los tres decidieron y juntaron fuerzas, y en septiembre de 2017 lanzaron Fanatiz, un servicio de streaming (OTT) de contenidos deportivos que ofrece eventos y canales en vivo y bajo demanda a través de múltiples dispositivos. Crecieron rápidamente convenciendo a las ligas deportivas y a miles de fanáticos del deporte. De ese periodo, recuerdan una anécdota notable: cuando el Papa Francisco se inscribió como uno de sus primeros usuarios. “Como fanático de San Lorenzo, sufría por no poder ver los partidos desde El Vaticano. Cuando visitó Chile en 2018 le regalamos una membresía gratis. Estaba feliz”, recuerda riendo Rivera.

La inversión inicial fue de US$ 1 millón, pero no fue fácil convencer a quienes abrían su billetera, principalmente a los fondos de inversión. “Estaban muy preocupados de dos cosas. Por un lado, si la tecnología podría asegurar que el servicio estuviera 100% disponible y, por el otro, cuál sería nuestra capacidad de retener contenidos en el tiempo”, indica Belmar.

Fue cuando sucede un hito clave en esta empresa. Crearon 1190 Sport, dedicada a la gestión y comercialización de derechos deportivos, el segundo de los tres pilares de FZ Sport. Tras no lograr capital en Chile, deciden salir a conseguir financiamiento en el exterior, principalmente en México y EE.UU. Luego de 35 reuniones formales, en 2018 el private equity 777 Partner colocó una ficha de entrada de US$ 10 millones. La propiedad queda en manos de los tres fundadores iniciales, 777 Partner y 20 pequeños inversores.

“Hasta ahora yo no he querido hablar, para respetar la historia inicial”, dice con un fuerte acento porteño el argentino Hernán Donnari, quien trabajó como alto ejecutivo durante más de 14 años en las cadenas Fox y Fox Sports Latin America. En ese tiempo conoció a Matías Rivera, bajo “las peores circunstancias para un emprendedor”, indica riendo, y explica: “Yo estaba a cargo de toda la operación de América Latina, principalmente de Brasil y Argentina y me entero de la existencia de una empresa (Fanatiz) que estaba transmitiendo partidos de nuestra cadena. Pensábamos que eran piratas. ¡Eso no podía ser! ¡Había que cortarles bajo todo concepto la señal!”.

Días después, Rivera le pidió una reunión a Donnari. “Fue interesante, porque nosotros estábamos equivocados. Había información que no teníamos”, explica el argentino y recuerda que fue cuando el chileno le argumentó lo importante que podía ser para Fox Sports lo que estaban haciendo en esta startup. “Porque nosotros somos la alternativa legal y la única forma de combatir la piratería y habilitar clientes potenciales”, puntualizó Rivera.

Donnari no olvidó nunca esa reunión, así como la espada argumentativa de Rivera. Unos años después, cuando salió de Fox Sport, producto del proceso de integración con ESPN, tenía dos opciones en su vida: seguir como alto ejecutivo en alguna compañía internacional o emprender. Hoy, es el cuarto socio de FZ Sports, además de cofundador de 1190 Sport.

Finalmente, la empresa quedó con tres pilares: Fanatiz, 1190 Sport y Nunchee. Este último provee tecnología y know how para la creación y operación de servicios de streaming. La primera tiene un modelo por suscripción que hoy llega a cerca de 500 mil usuarios en 100 países (80% de Estados Unidos). Mientras que las otras dos dependen del negocio que se realice con cada liga o dueño de derechos. O sea, un negocio B2B (entre empresas).

Su portafolio de contenidos posee más de 30 competencias, entre las que se incluyen la Copa Conmebol Libertadores; la Liga Profesional de Fútbol de Argentina; las series A y B del Brasileirao (Liga Profesional de Fútbol de Brasil); las ligas de Colombia, Perú y Ecuador, la Ligue 1 de Francia, AFA Play y la British Basketball League, entre otras. Con 90 empleados, tienen oficinas en Miami, Madrid, Shanghái, Ciudad de México, Sao Paulo, Buenos Aires y Santiago. Es en la capital chilena donde está el equipo de ingeniería. El año pasado su facturación fue de US$ 6 millones y en 2021 - a partir de haber cerrado con la ligas de fútbol argentina y brasilera- esperan multiplicar por tres esa cifra. Este año lograron el punto de equilibrio.

FZ Sports está valorizada sobre los US$ 100 millones por un banco de inversiones de Nueva York, Houlihan Lokey, entidad que, justamente, está liderando para los próximos meses un levantamiento de capital Serie B, donde esperan llegar a los US$ 50 millones.

¿Y los goles chilenos?

La gran pregunta es: ¿qué pasa con el fútbol chileno para los chilenos en el exterior bajo la plataforma de FZ Sports? Esto, tomando en cuenta que TNT Sports (ex CDF) vende su propio servicio web.

David Belmar responde claramente. “No hemos podido lograr un acuerdo con ellos, pero estamos en conversaciones”. El ex TVN agrega: “Pero en realidad, el fútbol chileno se ve muy poco afuera. Tiene valor principalmente en el mercado local. No es lo mismo que con -por ejemplo- el fútbol argentino o brasilero, que son una marca por sí mismas en cualquier mercado. Incluso, el peruano y ecuatoriano también se ven bastante, debido a la inmigración de la población de esos países. Pero en nuestro caso, existen cerca de 900.000 chilenos en el extranjero, de los cuales cerca de la mitad están en Argentina y casi todos son fanáticos de Boca o River. Como sea, desde el punto de vista técnico podríamos tener al fútbol chileno y estamos conversando con TNT Sports para tratar de llegar a un acuerdo. Hay muy buena onda con ellos, en todo caso”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.