Hablemos de créditos hipotecarios y tasas de interés en Chile

"Las condiciones y acceso al crédito hipotecario son muy favorables en nuestro país. ¿Es posible continuar mejorando?, por supuesto, pero el análisis debe basarse en datos concretos con el fin de evaluar políticas que hagan más robusto este crédito, y no que lo debiliten".




Por José Manuel Mena, presidente ABIF

En las últimas semanas, hemos escuchado hablar sobre el costo de los créditos hipotecarios y, de manera más amplia, sobre el rol de la banca en esta materia. Es un tema que ha generado debate, sobre todo en el acceso a la vivienda y cómo estos instrumentos han propiciado que muchas personas puedan, fruto de su esfuerzo, tener su anhelada casa propia. Sin embargo, es importante que dejemos atrás algunos datos erróneos que han rodeado este tema, y en función de datos concretos, realicemos un análisis y evaluación sobre cómo continuar desarrollando y aportando soluciones concretas a nuestros clientes.

En este sentido, a continuación, explicamos algunos de los mitos planteados:

MITO 1 - El crédito hipotecario ha operado siempre en Chile y es un producto habitual en el mundo. En ocasiones olvidamos cómo ha avanzado la industria bancaria en nuestro país, lo cierto es que las generaciones más antiguas pueden confirmar que antes el crédito hipotecario no existía como tal, donde estos créditos, como los conocemos hoy, son parte de Chile de los últimos años. Asimismo, en Latinoamérica es extraño encontrarse con las condiciones de plazo y tasas que conocemos actualmente en nuestro país.

MITO 2 – Las tasas de interés de los créditos hipotecarios en Chile son altas en comparación con el resto del mundo. No es cierto. Al analizar las estadísticas de la región y el mundo, vemos que al contrario de lo que se ha afirmado, Chile tiene tasas que son las más bajas de Latinoamérica y nos permite estar dentro del grupo con menores tasas en el mundo.

MITO 3 - Las tasas fijas en el crédito hipotecario son habituales en el mundo. No es cierto. En la mayor parte de los países se usan tasas variables, con el consiguiente mayor riesgo para el cliente cuando ellas suben. En Chile, dado a la madurez del mercado de capitales, podemos contar con tasas fijas y plazos muy largo. El tener hoy créditos hipotecarios a 20, 30 o más años, es también fruto de esta madurez.

MITO 4 – No hay acceso al crédito. No es cierto. Sin duda, las condiciones de los créditos hipotecarios en Chile han permitido que muchas personas puedan acceder a este tipo de créditos, existiendo actualmente más de 1 millón de clientes con créditos hipotecarios. Esto es una buena noticia, porque se trata generalmente del financiamiento de la vivienda principal de los hogares, y en condiciones que permiten asumir dicha obligación con una baja carga financiera.

En resumen, las condiciones y acceso al crédito hipotecario son muy favorables en nuestro país. ¿Es posible continuar mejorando?, por supuesto, pero el análisis debe basarse en datos concretos con el fin de evaluar políticas que hagan más robusto este crédito, y no que lo debiliten. Las viviendas no solo son el principal activo de la mayoría de los hogares, sino es el espacio donde las familias crecen.

* El autor es presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras de Chile A G

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.