Hyundai acusa al MOP de incumplir compromiso por sobrecostos y paraliza obras de Puente Chacao

Imagen proyecto-puente-chacao-chile-revista-costos

La empresa comunicó ayer la decisión a las autoridades, por medio de una carta, en la que además dice que ha sufrido cuantiosas pérdidas y que se ve obligada a tomar las medidas necesarias para obtener una compensación económica.




Se paraliza la construcción del proyecto de mayor envergadura en diseño y construcción que se ha llevado a cabo bajo la modalidad de contratación directa, con una inversión en torno a los US$700 millones. Esto, luego que la empresa coreana Hyundai anunciara ayer la imposibilidad de continuar con las obras tras discrepancias con el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

La historia se remonta a años. Hyundai asegura que el MOP, una vez adjudicado el proyecto y acordado su alcance y precio, encargó modificaciones que implicaban un proyecto distinto. Esto, se tradujo a su vez en mayores costos, los que fueron confirmados por el mandante.

Fuentes señalan que estos mayores gastos rondaban los US$300 millones.

Del total de la inversión estimada, según conocedores, la empresa ya habría invertido alrededor de US$100 millones, esto equivale en torno al 15% del presupuesto.

Pero según la empresa, estas modificaciones no se materializaron en el contrato durante el gobierno anterior y tampoco tras asumir la actual administración, a quienes se les comunicó la situación. De hecho, la firma señala que aunque el MOP aprobó en diciembre de 2018 el proyecto de ingeniería definitivo del puente, las autoridades no cumplieron con el compromiso de formalizar contractualmente las modificaciones.

Finalmente, este mes se le comunicó a la empresa que no se formalizarían los cambios al proyecto, ni se compensarían los mayores costos.

"El incumplimiento de los compromisos contraídos por parte del MOP, la mala fe con que se han llevado adelante las conversaciones, el perjuicio injusto que de ello se deriva y la completa inseguridad jurídica que se instala como consecuencia, llevaron a Consorcio Puente Chacao a la conclusión que es imposible, en estas condiciones, continuar con las obras", señaló ayer la empresa en un comunicado. "En consecuencia, por primera vez en la historia de Hyundai, después de tres años de conversaciones, espera y reiterados compromisos incumplidos, la empresa se ha visto en la imposibilidad de continuar las obras sobre el Canal de Chacao. Más de 880 proyectos, en más de 70 países, atestiguan la experiencia y el nivel profesional de la compañía", agregó.

Por otra parte, señaló que "en las instancias correspondientes se impondrá el cumplimiento de las obligaciones contraídas por el MOP con la empresa".

Fuentes cercanas a la compañía señalan que los procedimientos futuros están en análisis, así como las alternativas jurídicas que permite el actual contrato.

Los efectos

Más de 300 trabajadores hoy ven incierto su futuro. En una carta, la empresa dijo que "lamenta especialmente los efectos que esta situación, totalmente ajena a su responsabilidad y contraria a su voluntad, traerá a los trabajadores y a los habitantes de Chiloé, que perderán sus empleos en un momento muy difícil, así como la frustración de la esperanza de conectividad que representaba esta obra, la más importante de la historia de Chile en su categoría".

La decisión de paralizar las obras fue comunicada ayer a las autoridades a través de una carta que ingresaron durante la mañana. En ella, dicen que el MOP no ha tenido el mismo nivel de compromiso con el desarrollo de esta emblemática obra.

Fuentes descartan que se trate de una estrategia para presionar al MOP.

También cuentan que las obras adicionales que se pidieron, pese a que no estaban establecidas en el contrato, fueron realizadas por la empresa, ante el compromiso de la compañía de sacar adelante el proyecto.

Precisamente, este último año, las partes se han reunido para conversar sobre este tema en reiteradas ocasiones.

En septiembre se cumplió un primer gran hito: finalizó la construcción de los 36 pilotes que sostienen esta estructura, que permitirá cruzar de extremo a extremo en solo tres minutos, versus los 45 minutos del sistema de barcazas. De hecho, se calculaba que en 2020 la cifra de trabajadores podría aumentar a más de 1.000.

Según trascendió, en el actual momento constructivo en que se encuentra el puente, es necesario ejecutar obras que tampoco están establecidas en el contrato, pero que son de mucha importancia para la estructura. Sin embargo, en esta ocasión, la empresa se habría negado a realizarlas si no están reflejadas en el papel. Y es que la decisión de la empresa es que no se puede continuar ejecutando obras que el contrato no reconoce.

Son varias las ocasiones en que se ha comprometido fechas para el fin de las obras durante los últimos años. Según las últimas estimaciones, el puente estaría listo en 2023. Al cierre de esta edición, el MOP aún no respondía las consultas de Pulso.

Comenta