Imacec anota una nueva caída de dos dígitos en agosto, es peor al registro de julio y una bofetada a las expectativas del mercado

Cobre registra leve corrección pero se mantienen perspectivas de nuevos aumentos

En el octavo mes del año llamó la atención la contracción del Imacec minero, el primer registro negativo desde noviembre de 2019.




Las cifras que reveló ayer el INE daban cuenta de la delicada situación de algunos sectores relevantes de la actividad y eso muy probablemente se reflejó en el resultado del Imacec de agosto.

Claro porque el Banco Central reveló esta mañana que la actividad económica del país se contrajo en un 11,3% en el octavo mes del año, cifra mucho más negativa que el -10,7% de julio y que las expectativas del mercado que apuntaban a una caída inferior a los dos dígitos, en torno a -8,5% de acuerdo a Bloomberg. Algunos incluso vaticinaron una contracción de -6,8%.

En su comunicado, el instituto emisor precisó también que la serie desestacionalizada creció 2,8% respecto del mes precedente y disminuyó 11,5% en doce meses.

El golpe de la minería

El Imacec minero disminuyó 3,4%, mientras que el no minero lo hizo en 12,2%. Se trata de la primera caída del ítem minero desde noviembre del año pasado. Ayer el INE dijo que la producción minera mostró una contracción más moderada de 2% en agosto como consecuencia de la menor actividad registrada en todos los tipos de minería que lo componen.

“El resultado del mes se vio impactado por los efectos de la emergencia sanitaria. En este contexto, las actividades más afectadas fueron los servicios y la construcción, y, en menor medida, la industria manufacturera”, dijo el emisor.

En los servicios, destacaron las caídas de educación, transporte, servicios empresariales y restaurantes y hoteles. Compensó parcialmente este resultado el crecimiento del comercio.

La entidad dirigida por Mario Marcel reiteró que las cifras entregadas en esta oportunidad podrían estar sujetas a mayores revisiones que las registradas históricamente.

Golpe a las expectativas

Las expectativas en torno a un mejor desempeño del Imacec estaban amparadas en la apertura que empezaba a mostrar la economía chilena en agosto tras varios meses de cuarentena, el efecto del retiro del 10% (que se estimó en unos US$ 20.000 millones) y también las medidas de apoyo fiscal anunciadas por el gobierno.

Además, el, dato se conoció un día después de conocer la cifra de desempleo, y que para algunos marca un punto de inflexión en materia de destrucción de puestos de trabajo.

El Imacec, además, se conoce justo en medio del debate en torno al reajuste del salario mínimo y en el inicio de la discusión sobre el Presupuesto 2021, el cual precisamente busca reactivar a la actividad tras la crisis sanitaria.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.