Apertura de la economía y mayor consumo apuntalan las proyecciones de Imacec

Gremio del retail escala conflicto por arriendos en malls e ingresa reclamación a la Corte Suprema

FOTO:Cristobal Escobar/Agencia UNO

Los expertos proyectan en promedio caídas de 6,8% para agosto y de 4% para septiembre, que se alejan de las fuertes bajas de dos dígitos del segundo trimestre. De concretarse estas proyecciones, el tercer cuarto anotaría una contracción en torno a 7%.


La economía está empezando a mostrar señales menos negativas, lo que da cuenta que lo peor de la crisis está quedando atrás. Si bien en julio la actividad cayó menos que los meses previos (-10,7%), para agosto y septiembre las estimaciones son mejores, o menos malas.

Para esos meses, esperan en promedio una caída de 6,8% y de 4%, respectivamente. Con esto se va consolidando una mejor trayectoria para la economía.

De concretarse estas previsiones, el tercer trimestre mostrará una contracción de 7,2%, siendo mejor que el segundo que fue de -14,1%. Ahora, si se compara de manera bimensual, el Imacec de agosto-septiembre sería de -5,4%, la mejor cifra desde que comenzó la pandemia.

Detrás de estas mejores cifras, los economistas mencionan el retiro del 10% de los fondos de pensiones que impulsó el consumo de las personas y las distintas etapas de desconfinamiento que se reflejarán, en mayor grado, en septiembre, ya que en ese mes junto con la apertura de los centros comerciales se permitió el funcionamiento de restaurantes en comunas que estuvieran en fase 3, de preparación.

“Los crecimientos de agosto y septiembre estarán fuertemente influenciado por el retiro del 10% de los fondos de pensiones que favorecieron al sector comercio, además la mayor movilidad que ha habido en esa fecha también ayudarán. Estos meses tendrán una trayectoria distinta a los meses anteriores”, sostiene el economista de Rojas y Asociados, Patricio Rojas.

Sergio Godoy, economista jefe de STF Capital, argumenta que “los indicadores de alta frecuencia muestran una menor caída de la economía en agosto-septiembre. Esto no solo incluye la generación eléctrica, sino también indicadores de movilidad y la contaminación. Esta última variable, aunque es un mal, está correlacionada con mayor actividad”.

Mientras que Marco Correa, economista de BICE, explica que la menor caída esperada se debe a distintos factores. “Aumento en el ingreso disponible tanto por transferencia del gobierno como por el retiro de las AFP, el inicio del proceso de desconfinamiento y señales como las de generación de electricidad”.

Septiembre

Para el noveno mes del año, las proyecciones son más auspiciosas, ya que en este mes hay más comunas desconfinadas aumentando la movilidad de las personas. Además, el comercio y los restaurantes también pudieron funcionar en algunas comunas.

Sergio Lehmann, economista de Bci, comenta que “los antecedentes más recientes refuerzan la percepción de que la economía comienza a dar señales de mejora. Comercio, en particular, mostraría un repunte relevante en agosto, el que se sostendría en septiembre”. De hecho, para este mes Lehmann espera un Imacec de entre -1% y 0%.

Para el año, las perspectivas también se han ido ajustando y ahora el rango del mercado se sitúa entre -5% y -6%. El último Consensus Forecasts de septiembre prevé una caída de 5,9%, menor al -6,3% que proyectaba hace un mes.

“Para este año ajustamos nuestra proyección PIB desde -7% a -6%. Esto principalmente por la sorpresa y el comienzo de la recuperación de la actividad que vimos en julio y que se ha mantenido en los meses siguientes, sumado al fin de la cuarentena en diversas comunas a lo largo del país y el retiro de fondos del 10%”, añade Martina Ogaz, economista de Euroamerica. Alejandro Alarcón, académico de la universidad de Chile, también ajustó su estimación anual pasando de -6% a -5%.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.