La batalla por las consultas en Clínica Las Condes: 100 médicos pagaron arriendos

Clínica Las Condes

La Clínica bloqueó este miércoles los servicios de 155 médicos morosos en el pago de arriendos. Un centenar de ellos se puso al día.




El martes, la Clínica Las Condes comunicó a 155 médicos que no habían pagado los arriendos de julio y agosto por sus consultas que bloquearía sus servicios. Este miércoles por la mañana, la amenaza se cumplió.

“Yo tenía una lista de pacientes, muchos de ellos con controles posoperatorios y provenientes de regiones y no los pude atender. Yo estaba en la única consulta que hice, y en el intermedio a la siguiente, entraron a mi consultorio y me dijeron que ya no podía estar ahí”, cuenta el médico especialista en cirugía reconstructiva Alejandro Conejero, quien añade que luego la clínica, ante la gran cantidad de pacientes que reclamaba atención, flexibilizó la restricción.

Los médicos reclaman que el presidente de CLC, Alejandro Gil, ofreció no cobrar esos meses y que luego Paula Bruzzone envió una carta condicionando esa condonación a la firma de los nuevos contratos de arrendamiento.

El cirujano de cadera Roberto Postino fue más conciliador en sus análisis y atribuyó el desacuerdo a un malentendido donde las dos partes podrían tener justificación. Sí cuestionó “el acto de no conversar y proceder a bloquear las consultas” y agregó: “lo peor es lo mucho impacta esto en los pacientes de la clínicas”.

El cuerpo médico recurrió este miércoles a la Corte de Apelaciones que ve el recurso de protección interpuesto en septiembre y acusó a CLC de desacato por no cumplir la orden de no innovar.

Como sea, la mayoría de los médicos se puso el miércoles al día para desbloquear las atenciones de pacientes. “Lo que hicimos desde el cuerpo médico fue sugerirle a los demás que por cuestiones éticas pagaran las facturas, para que así se puedan abrir nuestras agendas nuevamente y atender a los pacientes”, dijo a Pulso el urólogo Norman Zambrano.

Por la tarde, CLC comunicó que más de 100 médicos pagaron el arriendo atrasado de agosto, “con lo que se restablecieron de inmediato los servicios asociados a esos contratos”.

La empresa afirmó que “el pago oportuno de los arriendos de infraestructura es una obligación contractual de los médicos y un requisito para poder utilizar las instalaciones”. Por lo mismo, insistieron en que la suspensión del pago es responsabilidad de los titulares de los contratos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.