La historia de Poliglota: el emprendimiento de los idiomas que ya está en tres países

Poliglota toma lo mejor de ambos mundos: La experiencia del viaje (pero sin comprar un pasaje) y las tradicionales clases presenciales.


Muchas personas gastan cientos de horas, dinero y canas para tratar de aprender bien un idioma. Pasan por escuelas, clases en su oficina, apps, podcast y libros.

"Pero cuando llegan a una entrevista de trabajo, luego de incluir que saben inglés intermedio en su currículum, y les dicen que la conversación será en ese idioma, quedan en blanco", dice Carlos Aravena, socio-fundador de Poliglota (www.poliglota.org), y agrega: "finalmente, la mejor forma de aprender inglés es pasando varios meses en el extranjero y así perder el miedo".

Pero no todo el mundo se puede dar el lujo de estar medio año o más en una nación angloparlante. Por eso, Poliglota toma lo mejor de ambos mundos: La experiencia del viaje (pero sin comprar un pasaje) y las tradicionales clases presenciales.

Comenta

Imperdibles