Los protocolos para el regreso: Cómo deben funcionar las actividades económicas para evitar los contagios

Doce son los instructivos que tiene actualmente publicado el Ministerio de Economía para guiar el funcionamiento de los distintos sectores productivos. El foco de las medidas de cuidado está puesto en el distanciamiento, horarios diferidos y límite de acceso de público.




El plan “paso a paso” comenzó a caminar. Siete comunas de la Región Metropolitana y dos de Valparaíso entrarán a la fase 2, llamada de transición, a partir del martes 28 de julio. Así Colina, La Reina, Las Condes, Lo Barnechea, Ñuñoa, Tiltil y Vitacura, y San Antonio y San Felipe, respectivamente, tendrán un mayor grado de flexibilidad, ya que sus habitantes podrán transitar de lunes a viernes con los debidos resguardos como el uso de mascarillas y mantener el distanciamiento social. Dos peldaño más adelante, en la fase 4, están las regiones de Aysén y Los Ríos, y desde el martes se sumará La Araucanía. En esta etapa se permite el funcionamiento de cines, teatros y lugares análogos, con un máximo de 25% de capacidad, sin comida, y el funcionamiento de restaurantes y cafés con atención al público, con un aforo máximo de 25%.

Precisamente, para regular las distintas etapas de apertura y en especial para cuando se llegue al paso 5 de apertura avanzada, el Ministerio de Economía ya tiene publicado 12 protocolos que entregan recomendaciones para el funcionamiento de distintos sectores productivos. De ese total, hay algunos que ya se utilizan para poder funcionar, como los de supermercados o los que regulan el despacho a domicilio y ferias libres. Pero gran parte de estos instructivos se pondrán en marcha en paralelo al avance del desconfinamiento.

El ministro de Economía, Lucas Palacios, sostuvo que “hemos llevado a cabo un trabajo conjunto de los protocolos de operación con los distintos gremios desde que inició la pandemia en marzo, como parte de los objetivos de la Mesa Público Privada. Eso nos ha permitido ir socializando con anticipación las exigencias sanitarias incluidas en los protocolos”. En ese sentido, dijo que se irán revisando los protocolos para dar “cuenta del plan Paso a Paso del gobierno”. Palacios precisó que con el paso 2, “aquellos comercios que antes no podían abrir a público, por ejemplo, una zapatería o una peluquería, lo podrán hacer, pero sólo con trabajadores que vivan en comunas que estén en paso 2 o superior, es decir, sin cuarentena”. La mayoría de estos protocolos apunta al distanciamiento social, limitando el acceso del público e insta a fijar horarios de entrada y salida diferidos para evitar la aglomeración de personas en horas punta del transporte público. En áreas más específicas, como el cine, se elimina la opción de comida y en los restaurantes prohíbe el uso de juegos infantiles y la opción buffet.

Cines: se prohibirá comer y una butaca por medio

En cada establecimiento, debe asegurarse en todo momento un distanciamiento físico de un metro entre personas. Lo anterior a fin de dar cumplimiento a la normativa sanitaria, asegurándose de esa forma la seguridad de trabajadores y clientes y, en consecuencia, la operatividad del establecimiento.

Se reduce el número de butacas a una por medio, asegurando un distanciamiento adecuado entre clientes.

Contar con un sistema de venta de entradas numeradas, asignando solo aquellas butacas habilitadas según lo indicado en el punto anterior.

Promover compra de entradas por medios digitales.

Programar horarios de exhibición de películas en forma escalonada para evitar aglomeraciones.

Demarcar distanciamiento en el piso en áreas comunes.

Restringir la cantidad de accesos disponibles y solo dejar habilitados los accesos principales.

Ya que el comer implica el retiro de la mascarilla y con ello elevar los factores de riesgo de transmisión, queda prohibido el consumo de alimentos dentro de este tipo de establecimientos.

Restaurantes y cafés: sin autoservicio ni áreas infantiles

Ventilar en forma permanente los ambientes cerrados.

Organizar las mesas de manera que se pueda cumplir con el debido distanciamiento social de un metro entre clientes para el paso 5. En el paso 4 se puede funcionar con distancia de 2 metros.

En servicios de buffet, habilitar barreras físicas para proteger los alimentos, como láminas de plástico verticales, y disponer colaboradores para entregar comida a los clientes, evitando el autoservicio.

Contar con las cantidades necesarias de utensilios, vajilla, cristalería, cubiertos y mantelería sanitizadas para cubrir las necesidades de máxima ocupación y permitir su limpieza adecuada.

Eliminar de la carta platos compartidos.

En lo posible eliminar las cartas de menú y sustituirlas por otra forma de exhibir la oferta de cada establecimiento, por ejemplo que el menú se encuentre escrito en una pared, en individuales, o en las redes sociales.

Cerrar o eliminar áreas infantiles y juegos de niños.

Alojamientos turistas: pregistro por medios digitales

El número de turistas debe respetar siempre reglas de aforo que aseguren distanciamiento social obligatorio.

Organizar mesas, sillas y escritorios de manera que se pueda cumplir con el debido distanciamiento social entre personas.

Se recomienda marcar en el piso el espacio a considerar entre los turistas en distintos lugares para evitar aglomeraciones.

Facilitar el preregistro por medios digitales.

Disponer de lavamanos con jabón y/o alcohol o alcohol gel para el uso tanto de turistas como de los trabajadores.

Informar a los turistas de las prácticas que viene implementando el establecimiento para reducir posibles riesgos, para que contribuyan con éstas y así mejorar su efectividad.

Procedencia de los turistas: todas las personas que ingresen al país deben cumplir con las exigencias impuestas por la autoridad sanitaria.

Supermercados: aforo máximo de una persona cada 10 m2

El establecimiento debe determinar la capacidad máxima de público que pueda permanecer simultáneamente en el interior bajo el contexto de pandemia. Para estos efectos la autoridad sanitaria determinó que el aforo máximo por local se calculará en función de los m2 de éste, y no podrá ser mayor a 1 persona cada 10 m2. Es decir, en un supermercado de 1.000 m2, no podrán estar más de 100 personas en forma simultánea en su interior.

Se debe comunicar y asegurar que los usuarios y trabajadores mantengan en todo momento, entre sí, una distancia preventiva mínima de 1 metro. Especialmente en el sector de cajas.

Si el establecimiento cuenta con 2 accesos, deberá habilitar uno de manera exclusiva para el ingreso y otro de manera exclusiva para la salida

Despacho a domicilio: trazabilidad a repartidores y evitar efectivo

Establecer mecanismos de trazabilidad de los repartidores, a fin de monitorear su flujo tanto de compra o retiro de bienes, como de entrega.

Evitar siempre el contacto físico y mantener distanciamiento social de al menos un metro. Al entregar o retirar, los paquetes se deben depositar o retirar desde el suelo o desde una superficie que lo facilite, sin ningún contacto físico con los clientes.

Evitar pago con dinero efectivo y, siempre que sea posible, utilizar formas de pago sin contacto.

Ofrecer alternativas de pago sin contacto, sea internas de la empresa o externas.

Eliminar la obligación de firma por parte del cliente para constatar la entrega o retiro.

Desinfección de las áreas de uso más frecuente del medio de transporte del repartidor varias veces al día.

Instalaciones y faenas: evitar aglomeraciones con turnos diferidos

Mantener en todo momento una distancia de al menos 1 metro entre personas.

Evitar la superposición entre los trabajadores por turnos.

Flexibilizar horarios o celebrar pactos sobre horarios diferidos de ingreso y salida de los trabajadores, con el objetivo de evitar aglomeraciones y/o adaptarse a la disponibilidad de transporte público.

Convenir la distribución de la jornada en diversos turnos, con el fin de evitar aglomeraciones y limitar la cantidad de trabajadores que comparten un mismo espacio.

Pactar otras medidas tendientes a evitar la aglomeración, como turnos para colación y descanso.

Sanitización diaria de herramientas y maquinaria, siguiendo las mismas indicaciones.

Distribución y bodegas: eludir el trabajo de personas frente a frente

Definir un coordinador responsable de implementar y monitorear las medidas, evaluando su efectividad permanentemente.

El aforo máximo en cada lugar debe determinarse en función de los m2 de éste, y no podrá ser mayor a 1 persona cada 10 m2. Por ejemplo, en un lugar de 100 m2, no podrá haber más de 10 personas en forma simultánea en su interior.

Convenir la distribución de la jornada en diversos turnos, con el fin de evitar aglomeraciones y limitar la cantidad de trabajadores que comparten un mismo espacio.

Establecer formas de trabajo en que los trabajadores no estén ubicados frente a frente, sino dándose la espalda o lado a lado. De ser necesario el trabajo frente a frente, evaluar medidas como instalación de barreras acrílicas.

Caleta de pescadores: implementar el despacho a domicilio

Preempaquetar productos en bolsas con distintos pesos.

Que trabajadores elijan y empaqueten productos frente al cliente, manteniendo este último distanciamiento de un metro con el puesto.

Cubrir los productos con plástico en caso de no estar preempaquetados.

Promover formas de compra rápida, tales como cajas listas con determinados productos básicos.

Promover medios de pago sin contacto. En caso de pago con tarjeta, limpiar el POS después de cada uso.

En la medida de lo posible implementar el despacho de productos a domicilio, mostrando diariamente lista de productos y sus precios en el sitio web del sindicato o asociación, así como en letreros fácilmente distinguibles.

Construcción: flexibilidad horaria y promover transporte privado

Mantener en todo momento una distancia de al menos 1 metro entre personas.

Flexibilizar horarios o celebrar pactos sobre horarios diferidos de ingreso y salida de los trabajadores, con el objetivo de evitar aglomeraciones y/o adaptarse a la disponibilidad de transporte público.

En caso de contar con buses de acercamiento u otras formas de traslado, resguardar un adecuado distanciamiento social en su interior. Promover uso de transporte privado.

Poner a disposición de los trabajadores mascarillas para su transporte.

No compartir elementos de protección personal. Estos son de uso exclusivo para los trabajadores que lo requieran.

Supervisar que cada trabajador utilice sus herramientas propias o entregadas por la empresa, prohibiendo el traspaso o préstamo de estas entre las personas.

Proveer de papel absorbente o servilletas a los trabajadores para que, durante sus desplazamientos a sectores de trabajo, baños, vestidores, y otros lugares, eviten el contacto directo al manipular manillas, abrir llaves.

Comercio: determinar capacidad máxima por local

Asignar personal para implementar medidas, por ejemplo, asegurando que siempre haya agua limpia, alcohol o alcohol gel, contenedores de basura con tapa, que se resguarde el distanciamiento entre trabajadores.

Flexibilizar horarios o celebrar pactos sobre horarios diferidos de ingreso y salida de los trabajadores, con el objetivo de evitar aglomeraciones en traslado y/o adaptarse a la disponibilidad de transporte público.

Pactar otras medidas tendientes a evitar la aglomeración, como turnos para colación y descanso.

Determinar la capacidad máxima de público que pueda permanecer simultáneamente al interior del establecimiento.

Los locales deberán mantener demarcada la separación de un metro de distancia delante de los mesones de atención y cajas de pago.

Cada local deberá diseñar medidas para resguardar el debido distanciamiento social de un metro. Así, por ejemplo, restaurantes, cafeterías o salones de belleza deben disponer sus mesas y distanciar puestos de atención en cumplimiento de este principio.

Potenciar canales de comercio electrónico y/o soluciones de despacho de última milla.

Lugares de trabajo: horarios diferidos y videoconferencia

Establecer horarios diferidos de ingresos y salidas para evitar el uso del transporte público en horario punta.

Promover el distanciamiento social de al menos 1 metro. Esto aplica también en buses utilizados para el traslado del personal, casinos o comedores, atención al público entre otros.

Facilitar las condiciones y los implementos necesarios para el lavado de manos frecuente.

Evitar aglomeraciones en actividades como reuniones, cursos, seminarios, mesas de trabajo.

Entregar facilidades para que puedan desempeñar sus labores de manera remota.

Favorecer las actividades a través de videoconferencia, llamadas telefónicas o correos electrónicos.

Si la reunión es presencial reducir el número de personas y que estén al menos con un metro de distancia.

Conservar los nombres, RUT y teléfonos de los participantes de la reunión durante al menos un mes.

Comenta