Ministerio de Energía descarta alza en cuentas de electricidad pese a mayores costos por efectos de la sequía

El biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, reiteró que pese a la escasez hídrica no se prevé un racionamiento eléctrico.




Pese al estrecho escenario que enfrenta la generación hidroeléctrica debido a la severa sequía presente en el país en uno de los años más secos de la historia, el biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, volvió a descartar la posibilidad de un racionamiento, al mismo tiempo que aclaró que no se producirá un alza en las tarifas de electricidad para los usuarios residenciales.

“El sistema está exigido, pero ahora tenemos un sistema robusto, diversificado, no estamos al borde de fallas como se ha dicho. Está exigido, los costos son muy altos, pero esos son costos para los generadores, no para las personas”, afirmó Jobet en el marco de una exposición ante la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados.

El ministro indicó que el aumento en los precios a nivel internacional del carbón, el diésel y el gas natural, de los cuales el país es un importador neto, han elevado los costos marginales del sistema a US$120 por MW.

Sin embargo, enfatizó que el mayor uso que están haciendo las generadoras de combustibles fósiles debido a la escasez hídrica no se traspasará a las personas ni a las pequeñas empresas, ya que están bajo los contratos regulados pactados por las distribuidoras con las empresas generadoras, aunque indicó que esta situación sí podría tener un efecto en los clientes no regulados, es decir, las grandes empresas que pactan libremente sus contratos.

Decreto preventivo

En este escenario el gobierno anunció esta semana que dictará un Decreto Preventivo de Racionamiento Eléctrico que permita tomar medidas para evitar llegar a un corte de suministro.

Jobet indicó que se está a la espera del informe que debe emitir la Comisión Nacional de Energía (CNE) para implementar dicha resolución, lo cual debería ocurrir en los próximo días.

Entre las medidas que se consideran se incluyen, además del cuidado de los recursos hídricos, generar una mayor coordinación en los procesos de mantención de las centrales termoeléctricas y acelerar la entrada en operaciones de las plantas de energías renovables que ya están disponibles, pero que aún no pueden entrar en funcionamiento por falta de permisos administrativos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.