Sequía sigue impactando la producción de cobre de minera del grupo Luksic, y la compañía reduce sus proyecciones para este año

Minera del grupo Luksic registra repunte en su producción de cobre y prevé que seguirá incrementándose en 2023

Antofagasta Minerals produjo 268.600 toneladas del metal el primer semestre, lo que representó una caída de 25% respecto al mismo periodo del 2021.


La severa sequía que afecta al país siguió impactando los resultados de Antofagasta Minerals. La minera del grupo Luksic reportó este miércoles que produjo 268.600 toneladas de cobre el primer semestre, cifra que representó una caída de 25% respecto al mismo periodo del año anterior.

La disminución en la producción se debió a los efectos de la sequía sobre Minera Los Pelambres y al incidente que afectó a su concentraducto durante gran parte de junio, además de menores leyes en los minerales tratados en la planta concentradora de Mineral Centinela, explicó la compañía.

“Esperamos que la producción aumente en esta segunda mitad del año gracias a mejores leyes en Centinela, a una mayor disponibilidad de agua en Los Pelambres y a la recuperación del concentraducto, lo que permitirá enviar hasta el puerto el concentrado de cobre almacenado en la planta concentradora”, señaló Iván Arriagada, presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals.

Menor producción

Sin embargo, la compañía precisó que debido al incidente en el concentraducto y a los efectos de la sequía sobre Minera Los Pelambres, Antofagasta Minerals espera producir entre 640 mil y 660 mil toneladas de cobre durante 2022. La cifra contrasta con el rango de entre 660.000-690.000 toneladas previsto con anterioridad.

En 2021 la producción de cobre de la minera fue de 721.500 toneladas, menor en 1,7% a las 733.900 toneladas del 2020, las que, a su vez, fueron 4,7% más bajas que el récord anotado en 2019.

“El impacto de la menor producción y de la inflación en el precio de nuestros insumos, será parcialmente compensado por la mayor debilidad del peso chileno, por lo que estimamos un costo neto de caja para el año de US$1,65 por libra de cobre”, explicó Arriagada.

Asimismo indicó que “la significativa baja en el precio del cobre ocurrida desde inicios de junio, ha reforzado nuestro compromiso para controlar nuestros costos, especialmente en este periodo de alta inflación”.

Por otra parte, la compañía informó que el proyecto Infraestructura Complementaria (INCO) de Minera Los Pelambres alcanzó un 82% de avance. Entre otras obras, esta inversión considera la construcción de una planta desalinizadora en Los Vilos, la que se pondrá en marcha durante el último trimestre de este año.

Sigue en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.