Pese a aceleración en la creación de puestos de trabajo desempleo llegó a 7,1% en agosto – octubre

La tasa de desocupación en el periodo se mantuvo sin cambios frente al trimestre julio septiembre, pero fue superior al 6,7% de agosto - octubre del año pasado.


Pese a que la creación de puestos de trabajo se aceleró en el trimestre agosto – octubre frente a julio – septiembre, al pasar de un aumento de 0,5% en los ocupados a un alza de 1%, el desempleo se mantuvo alto en medio de una nueva expansión de la fuerza laboral, que siguió presionando al mercado.

La tasa de desempleo llegó a 7,1% en el trimestre agosto – octubre, con lo que se mantuvo sin variación frente al trimestre julio – septiembre y anotó un alza respecto al 6,7% de agosto – octubre del año pasado, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). La cifra también fue superior al 7% que esperaban los analistas.

“Este resultado se debió a la expansión de 1,4% de la fuerza de trabajo superior a la reportada por los ocupados (1%, equivalente a 83.660 personas), lo que generó una mayor presión en el mercado laboral, aunque en menor medida que en períodos anteriores. Los desocupados se incrementaron 6,4%, explicados por los cesantes (6%) y por quienes buscan trabajo por primera vez (10,6%)”, explicó el INE.

Miguel Ricaurte, economista jefe de Itaú, destacó la mejoría en el empleo que muestran las cifras. “Respecto a igual periodo del año anterior, la creación neta de empleo repuntó (tras 7 meses de desaceleración), con 83,7 mil nuevas plazas de trabajo dominadas por empleo asalariado (72,1 mil en el sector privado, 27 mil en el público), mientras que el empleo por cuenta propia y resto de no asalariado se contrajeron. La recuperación del mercado laboral está ocurriendo con algún rezago respecto de la actividad, por lo que esperamos seguir viendo mejorías en los siguientes trimestres”, indicó.

De acuerdo a los datos del INE en el alza anual de los ocupados incidieron las categorías ocupacionales asalariados privados (1,5%) y públicos (2,7%) y los sectores construcción (4%), alojamiento y servicio de comidas (6,6%) y enseñanza (3%). Según jornada laboral, el aumento de los ocupados fue influido por aquellos que habitualmente trabajaron 45 horas a la semana (2%). El incremento anual de los asalariados privados (72.120 personas) fue el más alto observado desde el año 2015 para igual trimestre.

En tanto los principales descensos se observaron en hogares como empleadores con una caída de 4,7%, administración pública con un retroceso de 3,4% y servicios administrativos y de apoyo con una caída de 7,2%. A nivel de categorías personal de servicio doméstico y trabajadores por cuenta propia disminuyeron 2,9% y 0,2% respectivamente.

La tasa de desocupación femenina se situó en 7,4%, creciendo 0,1 puntos en doce meses, mientras que la tasa de desocupación de los hombres fue 6,9%, 0,6 puntos más que en igual medición de 2017.

En doce meses, la tasa de desocupación aumentó en nueve regiones, se redujo en cinco y se mantuvo sin cambios en Aysén. La mayor alza se consignó en Atacama (1,6 puntos). Por su parte, en Magallanes se anotó la principal disminución de la tasa con un descenso de 1,7 puntos.

La tasa de presión laboral fue 12,8%, expandiéndose 0,1 puntos en doce meses. La tasa de desocupación desestacionalizada alcanzó 7,1%, lo que implicó 0,2 puntos más que el trimestre móvil anterior.

La población fuera de la fuerza de trabajo o inactiva creció 2,4% en doce meses, incidida solo por los inactivos habituales (3,8%).

La tasa de ocupación informal se contrajo 0,3 puntos, situándose en 29,3%. En el mismo período, los ocupados informales aumentaron 0,2%.

Seguir leyendo