Teleférico Bicentenario advierte menor demanda por cambio de ubicación de estación

El teleférico estará en el barrio comercial de Providencia. Foto: Juan Farías

La concesionaria del sistema que unirá Ciudad Empresarial y Providencia está elaborando nuevos estudios sobre demanda, que serán enviados al MOP. Además, evalúa los costos de haber movido una de las estaciones desde su punto original. Por ahora, el contrato con el gobierno está suspendido.


Luego de seis meses de negociaciones, hace unas semanas finalmente se acordó reubicar una de las estaciones del Teleférico Bicentenario, que originalmente se emplazaría en Plaza Nueva Zelandia, en la comuna de Providencia, unos 100 metros hacia el nororiente, al bandejón central de Avenida Vitacura, entre Nueva Tajamar y Nueva Costanera.

Si bien tanto la empresa concesionaria, como el Ministerio de Obras Públicas y las municipalidades de Providencia, Huechuraba y Las Condes festejaron el acuerdo que da luz verde al proyecto, hay un punto que no dejó del todo conforme a una de las partes involucradas: el impacto que tendrá la nueva localización de la estación en la demanda por el servicio.

El presidente del grupo inmobilario Hispano Chilena, Jorge Labra, desarrollador de Ciudad Empresarial en Huechuraba y uno de los socios del consorcio a cargo del proyecto junto a Icafal Inversiones, Nueva Vía y la firma austriaco-suiza Doppelmayr Garaventa; advierte que aunque son pocos metros la diferencia entre una estación y otra, con el cambio "siempre hay un efecto en la demanda".

En ese sentido es tajante: "En materia de costos no vamos a tener discrepancias, donde vamos a tener discrepancias es en demanda, porque corriéndola un metro siempre hay una variación, nosotros esperamos que sea la menor posible, no me imagino que vaya a caer a la mitad tampoco, pero siempre eso pega".

Tras los anuncios, la empresa entró de lleno a los análisis técnicos sobre cuánto costará la nueva estación y cómo afectará la demanda. Actualmente, cuenta Labra en entrevista con PULSO, el contrato original con el MOP está "congelado".

Esto, a la espera de los nuevos estudios sobre demanda que están elaborando y de la adecuación de costos que implicará el haber movido la estación desde su punto original, que podrán determinar con la ingeniería de detalle del proyecto que deben entregar al Ministerio de Obras Públicas en un plazo de unos ocho meses.

"Hoy estamos en un período de suspensión del contrato. Hay que ver cuándo se reactiva nuevamente y en qué condiciones.

Estamos viendo el estudio de demanda y tenemos que meternos en la ingeniería de detalle para saber cuál es el mayor costo que tiene, porque nos vamos a instalar sobre el canal y la estructura en sí es diferente", dice, aunque también aclara que "para nosotros la demanda es la incertidumbre más grande que tenemos, porque en materia de cuánto cuesta, lo podemos saber en un día.

Es la demanda la que nos preocupa, porque nos corren un metro y nos están corriendo lo único en que tengo de incertidumbre, lo están empeorando". De todas formas, recalca: "El proyecto va a adelante sí o sí".

Tarifa integrada

En cuanto a la tarifa, que está calculada en unos $645, Labra dice que las bases incluyen que luego de un cierto período de funcionamiento se integre al sistema de transporte capitalino, aunque lo ideal es que fuese desde que se ponga en marcha el teleférico.

"Nos gustaría que desde el primer día la tarifa estuviera integrada, pero son muy lentas las negociaciones.

Y si es integrado quizás habría que compensar, es mucho más complejo, y queremos sacar nuestro proyecto hacia adelante en las condiciones actuales, cumpliendo las bases y la ley, haciéndolo lo más rápido posible que es nuestro compromiso con las autoridades". Aunque aclara que "sí se usará la tarjeta Bip! y de acuerdo con las bases debiera terminarse integrado", indica.

Labra calcula que la obras demorarán entre 18 y 24 meses. "Hay que dejarle el desafío a todos para que podamos inaugurarlo en este gobierno, sería muy bonito".

Comenta