Tras recientes lluvias gobierno modifica decreto preventivo de racionamiento eléctrico

Tras recientes lluvias gobierno modifica decreto preventivo de racionamiento eléctrico

El Ministerio de Energía busca evitar vertimentos de agua desde los embalses.


Tras las fuertes lluvias que afectaron recientemente a la zona centro sur del país y su impacto sobre el nivel de los embalses para generación eléctrica, el Ministerio de Energía resolvió realizar una nueva modificación al decreto preventivo de racionamiento eléctrico, dictado inicialmente en agosto de 2021, de modo de reducir el riesgo de vertimentos de agua.

“A pesar del déficit de precipitaciones que fundamenta la dictación del Decreto N° 51 (preventivo de racionamiento eléctrico) en los últimos días se han registrado abundantes lluvias en la zona central de Chile que han provocado vertimiento de agua en embalses destinados a generación eléctrica, así como daños importantes en la infraestructura vial, servicios y viviendas en diferentes regiones de la zona centro-sur del país”, señala el Ministerio de Energía en un decreto publicado este martes en el Diario Oficial.

La cartera recordó que dicha situación obligó al Ministerio del Interior a declarar Zona de Catástrofe en las regiones de Valparaíso, Metropolitana de Santiago, Libertador General Bernardo O’Higgins, Maule, Ñuble y Biobío.

Por ello indica “se torna imprescindible contar con las medidas necesarias para manejar la capacidad de generación eléctrica, evitando impactos en los territorios y aminorando los costos económicos que esto puede ocasionar al país”.

Salto de El Laja, durante el último sistema frontal. Foto: Agencia Uno

Nivel de los embalses

Precisa que de acuerdo con la información proporcionada por la Comisión Nacional de Energía (CNE), mediante oficio del 29 de junio de 2023, las trayectorias de cotas reales de los embalses Colbún, Ralco y Rapel presentaron un alza relevante en la última semana de junio con respecto a los valores observados a inicios del mismo mes, llegando a valores cercanos a las cotas máximas.

Asimismo, respecto a los pronósticos, indica que en todos los embalses analizados, con excepción de la Laguna del Maule, se proyectan afluentes relevantes para la semana del 3 de julio de 2023, en forma de caudales pluviales o nivales, lo que podría significar condiciones de vertimiento para algunos embalses, sobre todos los de menor volumen.

Agrega que debido a lo anterior la CNE concluye que, “bajo la condición de aplicación establecida en el Decreto N° 51 para la determinación de la condición hidrológica a utilizar en la programación de la operación, se requiere flexibilizar la medida estipulada, considerando, por ejemplo, condiciones de crecidas relevantes de afluentes en el sistema”.

Medidas

En este escenario el Ministerio resolvió que el Coordinador Eléctrico, que organiza la operación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) “deberá utilizar una proyección de caudales afluentes para la primera semana de operación, a partir de la fecha de publicación del presente decreto en el Diario Oficial, igual o inferior a los caudales afluentes aprovechables promedio de las últimas dos semanas anteriores a la primera semana de operación señalada anteriormente”.

Añade que para las semanas siguientes y hasta completar dos meses, el Coordinador podrá utilizar una condición hidrológica que refleje la energía afluente del último mes, considerando las restricciones técnicas y operacionales de cada embalse y que minimice la probabilidad de vertimientos futuros en embalses estacionales y que no comprometa la seguridad de abastecimiento del Sistema Eléctrico Nacional.”

Además, precisa que “sin perjuicio de lo anterior, en caso de que el Coordinador contase con antecedentes sobrevinientes que permitan respaldar el uso de una proyección de caudales afluentes distinta a la señalada anteriormente, deberá priorizar el uso de estos antecedentes.”

Debido a la estrechez del sistema generada por la severa sequía que afectaba al país, el Ministerio de Energía decidió establecer en agosto de 2021 un decreto preventivo de racionamiento eléctrico con el objeto de evitar cortes programados de energía, cuya vigencia se ha ido prorrogando consecutivamente, teniendo el último vencimiento en septiembre de este año.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.