Utilidades de grandes bancos retrocedieron hasta 22% en 2020

Banco de Chile, Santander, BCI e Itaú publicaron sus resultados preliminares para diciembre de 2020.




Con caídas de entre 6% y 22% en sus ganancias cerraron el 2020 los grandes bancos del país, esto en medio de la profunda crisis económica producto de la pandemia global del Covid-19.

Según sus resultados preliminares a diciembre de 2020, las utilidades de Banco de Chile bajaron 21,9% hasta los $463.108 millones, mientras que Santander anotó una merma de 6,3% con $517.447 millones. En tanto, BCI logró beneficios por $317.533 millones, una contracción de 21,2%.

Los resultados se vieron fuertemente influenciados por el aumento en el gasto por provisiones. De hecho, en BCI, Banco de Chile y Santander el ítem trepó 50,1%, 33,2% y 21,6%, respectivamente.

De hecho, en el caso de Itaú – ver declaración de intereses de COPESA- es más palpable. Las provisiones de la entidad subieron 63,8%, y última línea paso de anotar ganancias por $127.065 millones en 2019, el 2020 registró pérdidas por $925.479 millones.

Esa cifra se explica por el ajuste en el goodwill realizado a mediados del año pasado, pero sin esta corrección, el banco habría perdido $161.455 millones, que se explicarían por $136 mil millones en provisiones voluntarias, casi el 85% de los beneficios sin el ajuste de 2020.

Entre enero y noviembre, según datos de la CMF, los bancos del país constituyeron unos US$800 millones en provisiones voluntarias, a pesar de que los indicadores de no pago no han aumentado. Esto, de cara a un aumento de la mora en 2021.

Por otra parte, la actividad anotó un alza. Las colocaciones de BCI treparon 4,4%, mientras que los créditos y cuentas por cobrar en Santander y Banco de Chile subieron 5% y 2,9%, respectivamente.

No obstante, parte de esto podría explicarse por los programas del gobierno. La Asociación de Bancos, respecto de los resultados de noviembre, señalaba que “durante los meses más agudos de la pandemia, el crédito comercial —especialmente las colocaciones dirigidas a PYMEs, que mantienen un crecimiento anual cercano a 20% en los últimos meses— exhibió un marcado rol contracíclico, de la mano del programa FOGAPE-Covid, el cual explica parte del crecimiento anual de la cartera comercial, aportando en torno a 8 puntos porcentuales”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.