Wall Street demuestra con nuevos récords su histórico favoritismo por los gobiernos demócratas

With a portrait of former President Abraham Lincoln hanging in the background, U.S. President Joe Biden speaks about his administration's plans to fight the coronavirus disease (COVID-19) pandemic during a COVID-19 response event at the White House in Washington, U.S., January 21, 2021. REUTERS/Jonathan Ernst

Aunque sus políticas de impuestos y regulación podrían hacer pensar que los inversionistas no se llevan bien con el partido que gobierna EE. UU., lo cierto es que el S&P 500 ha mostrado avances más consistentes bajo sus administraciones versus el desempeño logrado con mandatos republicanos.




En su primer discurso tras dejar la Casa Blanca, en la Base Aérea Andrew de Maryland, Donald Trump volvió a vanagloriarse de los positivos resultados del mercado bajo su administración. Razones tiene para estar satisfecho, después de todo entre el 20 de enero de 2017 y el 19 de enero de 2020 el S&P 500 saltó 67%, hasta los niveles récord en lo que se encuentra en la actualidad.

Con esa espectacular cifra Trump supera a sus más recientes antecesores republicanos, Ronald Reagan, George Bush y George W. Bush, este último con retrocesos en sus dos mandatos. Sin embargo, el saliente presidente en general se queda corto la mayor parte de las veces que se compara con los últimos dos presidentes demócratas.

Dólar cae $18 en dos días por Biden y flujos de inversionistas extranjeros
El dólar acentúa su tendencia y alcanza su cota más baja en dos semanas
Reaparición de Jack Ma, alentadores resultados y Biden impulsan récords en mercados
Janet Yellen insta al Congreso de EEUU a “actuar a lo grande” con próximo plan de estímulo económico

Aunque en el último periodo de Barack Obama el avance del mencionado indicador se acotó a 52,34%, en el primero las acciones aprovecharon el impulso de la recuperación post crisis financiera, anotando un incremento de 84,5%, el más amplio entre los gobiernos estadounidenses de las últimas cuatro décadas. Bill Clinton sigue a Obama con alzas en torno a 72% en los dos periodos en los que estuvo en la Casa Blanca.

Predilección por el azul

Esto es un mero reflejo de una consistente tendencia en la historia bursátil estadounidense. Los mercados tienen un mejor desempeño bajo las administraciones con el sello azul de los demócratas.

Así lo consigna el estudio realizado por el Bank of Montreal (BMO), que revisa los datos del S&P 500 desde 1932 con un resultado claramente desfavorable para los republicanos. Durante los gobierno de administración roja el indicador ha subido 6,6% promedio anual, casi cuatro puntos porcentuales por debajo del avance de 10,4% que se ha conseguido con los gobiernos de sus adversarios políticos.

El banco canadiense procura mirar con más detalle las cifras y el desenlace se repite. Contando solo los años en los cuales el parqué anotó avances, las administraciones demócratas vieron alzas de 19,5% frente a la de 17,2% de los republicanos. En el caso de los años negativos, las bajas fueron más profundas con el partido del elefante que con el del burro; de -13,9% versus -9,5%, respectivamente.

El estratega jefe de mercados de BMO Capital Markets, Brian Belski, señala que tras el triunfo de Joe Biden “uno de los temas más populares durante las conversaciones de nuestros clientes se ha centrado en la percepción de que los demócratas tienden a obstaculizar los rendimientos del mercado de valores como resultado de sus políticas menos favorables a las empresas y tendencias para lograr una mayor regulación e impuestos”.

Sin embargo, los datos contradicen lo que pudiera dictar el sentido común. “No compartimos estos mismos temores, ya que nuestro trabajo muestra que los rendimientos de las acciones de EE. UU. y el crecimiento económico de EE. UU. han sido notablemente más altos durante las presidencias demócratas en comparación con las presidencias republicanas, ya sea por coincidencia o causalidad”.

Trump y Biden

Un congreso dividido, aún mejor

Joe Biden también parece estar bendecido por la racha demócrata, con dos récords consecutivos en sus dos días como presidente de Estados Unidos. Lo ajustado del senado, con 50 asientos a cada lado del bipartidismo, también jugaría a su favor.

Así queda de manifiesto en el análisis de datos que van desde 1944 hasta el 30 de junio de 2020, desarrollado por la firma de investigación de inversiones CFRA Research. Según este informe el mejor escenario para el mercado es una presidencia demócrata con un congreso dividido, contexto en el cual el S&P 500 ha conseguido un aumento promedio anual de 13,6%. La segunda mejor alternativa también tiene un presidente con sello azul, pero un congreso unificadamente rojo. En este caso, el avance anual de la Bolsa en cuestión es de 13%.

Las diferencias son sustantivas cuando se revisan esas alternativas, pero con una presidencia republicana. En esa situación, el avance ha sido de 5,2% con un congreso dividido y de 4,9% con uno teñido completamente de azul.

“Algunos afirman que la proclividad al gasto de los demócratas ayuda a estimular la economía, las ganancias y, en última instancia, el mercado de valores más que las políticas conservadoras de los republicanos”, señala Sam Stovall, jefe estratega de inversiones de CFRA. Sin embargo, el experto pone sobre la mesa otra cuestión. “Todo presidente republicano desde Chester A. Arthur tiene el inicio de una recesión durante su primer periodo en la oficina. Lo mismo no ocurre con los demócratas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.