Zimbabwela

MaduroWEB Venezuela capriles




La proyección de inflación de 1.000.000% para Venezuela obliga a reflexionar sobre cómo la ineptitud humana presenta patrones sorprendentes. El#2 en el podio de las hiperinflaciones, tras la tragedia alemana de 1923, tiene una historia de penurias tan similar al de Venezuela, que parece una metáfora suya. Zimbabwe debería ser sólo una fábula delirante y africana de lo ocurrido y por ocurrir en Venezuela, con Mugabe como engendro entre Chávez y Maduro. Pero no en un país inventado. Es real. Y esta es su historia:

"Hace muchos años atrás Rhodesia era el país más rico de África. Su tierra había sido bendecida con platino, oro y los mayores yacimientos de diamantes del mundo. Era, eso sí, una nación muy desigual: La minoría blanca era rica. El pueblo pasaba penurias. En las primeras elecciones libres, en 1980, un líder rebelde, carismático, militar y socialista, Robert Mugabe, obtiene la presidencia. "Rhodesia quedará atrás", dijo en su primer discurso."Zimbabwe es el nuevo país socialista del Siglo XX".

Al comienzo hubo optimismo y prosperidad. Sin embargo, las cosas se complicaron. Para mantener el orden fue necesario reprimir a la oposición y reformar la Constitución, concentrando todos los poderes bajo el liderazgo de Mugabe. Su carisma era tal, que se irradió por el continente: apoyó a amigos de países vecinos con recursos y soldados.

A fines de los 90, en el 5° mandato, las desigualdades permanecían: la tierra seguía en manos de la elite blanca explotadora. El presidente dictamina acelerar las expropiaciones y la entrega de tierras. Los gusanos blancos pelean y luego escapan. Las mejores granjas son entregadas a quienes lucharon por la Revolución junto al presidente.

Los blancos no se quedaron con los brazos cruzados e iniciaron el sabotaje. EEUU y Europa los apoya con un bloqueo económico. La inversión cae y escasean los productos. El complot hace lo suyo: el PIB cae por 6 años seguidos, un total de 45%. La inflación, provocada por la especulación, llega al 1.000% anual. Se inicia su combate con un riguroso control de precios, que incluye penas de cárcel.

El presidente es reelecto por 7ª vez con polémica en 2008 y los precios suben a ritmo de 160.000% al año. Se encarcela a muchos empresarios codiciosos… pero la especulación no respeta límites. Los precios siguen subiendo y el gobierno debe emitir nuevos billetes para financiarse. En 2006 el 2° dólar zimbabwense borra 4 ceros, con billetes de un máximo de $ 5.000. Pero la inflación se acelera. Se emiten billetes de $500 millones, luego de $100 billones.

La inflación supera el 1.000.000% en mayo de 2008. El gobierno reacciona decidido: emite el 3er dólar, borrando 9 ceros. Pero los especuladores siguieron. En agosto la inflación toca 10.000.000% anual. En un esfuerzo supremo, el gobierno emite los billetes más grandes vistos: US$100 trillones (hoy pieza de museo). La inflación marca en noviembre 89 quintillones % al año (traducción: los precios se multiplican por 200 cada semana).

En enero de 2009 el gobierno abandona el 4° dólar (había quitado 12 ceros) y autoriza la circulación del dólar americano. La inflación cae. Pero el bloqueo había logrado su objetivo: la economía era la mitad de lo que era 10 años antes. El presidente, sin embargo, conserva el cariño del pueblo y es reelegido por 8ª vez. En 2017, ya de 93 años, pensaba en presentar a su mujer a las elecciones. Pero los militares decidieron que era mejor abrir paso a nuevas generaciones. El presidente se retira a sus cuarteles de invierno. Su próspero reinado duró 37 años".

Este 30 de julio de 2018, Zimbabwe enfrenta su primera elección sin él... Venezuela sigue su triste camino.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.