Cáncer de mama: ¿Qué tipo de examen debe hacerse y cada cuánto?

Foto: Marcelo Hernandez/Aton Chile

Expertos en medicina y resonancia magnética explican cuáles son los mejores métodos para detectar a tiempo este tipo de cáncer, que afecta a miles de personas cada año, incluida a la animadora, Claudia Conserva.




Lo que inició como una rutina, terminó con un diagnóstico desfavorecedor para la animadora de televisión, Claudia Conserva. Este caso volvió a visibilizar la necesidad de realizar chequeos preventivos para descubrir la posibilidad de cáncer de mama. Principalmente porque esta historia es más común de lo pensado fuera de las pantallas, siendo una dura realidad que se vive en distintas clínicas y hospitales. El cáncer de mama es la primera causa de muerte oncológica en mujeres en Chile. Si se detecta precozmente la sobrevida es casi de un 100%, sin embargo estos número bajan rápidamente en la medida que el cáncer se detecta en etapas más avanzadas. Es por eso que la realización de exámenes de tamizaje (o screening) permiten detectar precozmente estas enfermedades, en el caso del cáncer de mama, este examen se denomina: mamografía.

La médica radióloga de la Pontificia Universidad Católica, María Eugenia Navarro, señala que la mamografía es “el único examen que puede detectar el cáncer de mama en etapa precoz, antes de que sea palpable, incluso años antes de que la paciente lo note. El diagnóstico precoz es clave para lograr éxito en el tratamiento. El autoexamen es necesario, pero solo encuentra los tumores cuando son palpables, por lo que el tumor ya lleva mucho tiempo en el cuerpo del paciente”.

Junto a eso, el Instituto Milenio iHEALTH trabaja para mejorar la calidad de las imágenes de mamografías, disminuir los falsos negativos y priorizar exámenes con ayuda de Inteligencia Artificial (IA). Steren Chabert, investigadora principal del Instituto Milenio iHEALTH y académica de la Universidad de Valparaíso, explica por qué es de vital importancia poder darse el tiempo para chequearse y hacerse una mamografía. “Uno de los mayores problemas del cáncer de mama es que es silente: no hay manifestaciones al inicio, no te va a provocar grandes dolores ni te va a cambiar la forma, entonces la gente no suele pedir mamografías y dificulta la detección temprana”, detalla.

Según datos de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, en Chile durante 2020 se diagnosticaron 5.331 casos nuevos de cáncer de mama y 1.674 muertes relacionadas a la patología. El cáncer de mama es curable en casi todos los casos, siempre y cuando se diagnostique en etapas tempranas.

Steren Chabert. Foto: FEF

Ahora que está claro por qué se debe chequear, ¿Qué tipo de mamografía debo pedir? “La mamografía en sí es una sola, pero existen diferentes técnicas de este examen. Algunas son más nuevas, como la mamografía digital, la mamografía con tomosíntesis -avanzados Rayos X- y la mamografía con contraste. Tanto la digital como la con tomosíntesis se usan en pacientes asintomáticos como tamizaje (pruebas de detección)”. En cambio las con contraste tiene indicaciones particulares para pacientes de alto riesgo con sospecha de patología mamaria maligna, y debe ser solicitada por el especialista”, explica la radióloga.

La investigadora de iHEALTH cuenta que en nuestro país “el más común y que se utiliza de manera estándar es la mamografía por rayos X. Pero según el tipo de mamas, si son más densas, se complementa con ultrasonido o ecografía mamaria. En Chile se utiliza también la resonancia magnética mamaria, que es útil para resolver ciertas dudas.

En la mamografía convencional, se toman dos imágenes de rayos x por mama, y el examen no demora más de 15 minutos”. La especialista agrega que el problema es que es “un examen incómodo, porque comprime la mama y por eso se generó que la gente no acuda a hacérselo, pero es solo una molestia breve, de pocos segundos y con muchos beneficios. La resonancia, por su parte, demora cerca de 40 minutos, pero son pocos los aparatos instalados, hay un tiempo de espera mayor en el sector público y es un examen más caro”.

Ante estas dificultades, el instituto iHEALTH junto a varios colaboradores, ha trabajado arduamente en mejorar la calidad de las imágenes de las mamografías gracias a la Inteligencia Artificial (IA) y se ha comprometido con la detección temprana de esta enfermedad, ya que es crucial en la supervivencia de los pacientes.

Rayos X de mamografía

“Vemos que hay pocos radiólogos especialistas en mamografía disponibles en Chile y pocos equipos mamógrafos instalados, por lo que estamos desarrollando una herramienta que sirva para los radiólogos para aplicar IA a las imágenes y ayudar a disminuir los falsos negativos y que ningún cáncer pase de largo. Esto servirá como herramienta para priorizar el análisis de las imágenes y entre tantos exámenes, poner encima de la pila los exámenes que deberían informarse primero”, revela Steren Chabert.

“Esto va de la mano con otra herramienta que queremos desarrollar, que apunta a cuidar el tiempo de los especialistas. La idea es generar los informes de manera más rápida, acelerando el proceso para priorizar los exámenes y priorizar el diagnóstico. Por lo mismo estamos trabajando también con los metadatos, que son datos adicionales de los pacientes como antecedentes familiares u otros fuera de las imágenes, que nos permitan tener una mirada más integral”, agrega.

Si bien ya existen herramientas de IA en el mundo aplicadas a mamografías, el problema es que estos están desarrollados en base a imágenes de personas de Estados Unidos o Europa, que no necesariamente representan a la población de Latinoamérica en general no a la chilena en particular, de esta manera queremos avanzar en una tecnología validada en nuestra población local.

Lee también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.