David Carroll, el profesor que destapó el escándalo de Cambridge Analytica: "Aún no me devuelven mis datos"

david carroll1

El académico de diseño de medios de Nueva York denunció en 2018 a Cambridge Analytica y solicitó la devolución de sus datos luego de que esta compañía recolectara la información de ciudadanos estadounidenses para cambiar su intención de voto durante la campaña hacia la presidencia de EEUU en 2016. Carroll está en Chile en el marco del Congreso Futuro y habló con Qué Pasa sobre esta travesía.




En 2015, durante la campaña de las elecciones primarias en Estados Unidos, David Carroll, profesor de diseño de medios en la Escuela de Diseño de Parsons, comenzó a investigar quiénes estarían trabajando con los candidatos. Cambridge Analytica era una de las empresas que trabajó con el candidato republicano de ese entonces, Ted Cruz, y aunque perdió en esa ocasión, pasó de ser el candidato peor posicionado a ser el último ganador antes de Donald Trump.

Lo anterior ocurrió gracias a la campaña electoral que Cambridge Analytica realizó, recolectando datos de ciudadanos estadounidenses con el objetivo de predecir su personalidad, comportamiento e incidir en su intención de voto. Se crearon cerca de 240 millones de perfiles. La operadora política de datos obtuvo, además, información de más de 50 millones de usuarios de Facebook, los que fueron utilizados para fines políticos.

Así lo explicó esta mañana David Carroll durante su charla en Congreso Futuro, donde aprovechó de mostrar el tráiler del documental de Netflix, Nada es privado (The Great Hack), en el que él es uno de los protagonistas.

"¿Qué harían los republicanos con estos datos sabiendo que podrían ser derrotados?", se preguntó Carroll. "Tendrían que ser más agresivos, y Cambridge Analytica era uno de los operadores de datos del partido. No fue una sorpresa que tuvieran los datos de todos los ciudadanos estadounidense, lo que fue una sorpresa fue que lo tuvieran los británicos. ¿Por qué una compañía británica está haciendo esto?", se cuestionó el académico.

En 2018 y luego de investigar toda esta trama, David Carroll reclamó sus datos a Cambridge Analytica para que fueran devueltos. Como la compañía pertenecía a Strategic Communication Laboratories (SCL), en Reino Unido, Carroll usó a su favor el Acta de Protección de Datos de 1998 y la Regulación General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR).

-¿Fueron devueltos sus datos?

Aún no me han devuelto mis datos. Estamos esperando el reporte de la Oficina del Comisionado de Información del Reino Unido, la organización encargada de regular estos asuntos. Es un proceso en el que quizás tendremos que esperar notificaciones de FBI y del parlamento británico. Están un par de meses atrasados, pero sé que tienen mis datos y que serán devueltos.

Actualmente, David Carroll está luchando para que se legisle en torno a la protección de datos. "Para legislar podemos mirar a Europa, que tienen el modelo GDPR que legisla entorno a la protección de datos. También al estado de California, que hizo efectiva esta medida el pasado primero de enero. Y actualmente estamos trabajando con legisladores del estado de Nueva York. No queremos que los estados esperen a Washington DC, porque, como sabrás, es un desastre y los estados ya están actuando", explica Carroll.

-¿Cómo los ciudadanos pueden saber si sus datos están siendo utilizados por empresas como Cambridge Analytica?

Ese es el primer paso, tenemos que demandar el derecho a saber. Europa lo hace, Estados Unidos no, Chile tampoco, pero Colombia y Brasil sí, tienen legislación sobre protección de datos. Entonces todos los países y estados deben ponerse al día con esto.

Lo que tratamos de hacer fue abrir la caja negra, mirar dentro de la máquina y ver para quién trabaja esta industria y la influencia que tiene. Ellos no trabajan para los votantes, entonces, ¿cómo recuperar el control? Tenemos que preservar nuestra fe en la democracia. Cambridge Analytica da miedo porque amenaza esa fe. Por eso tenemos que luchar contra ellos.

-¿Cree que ya no tenemos libre albedrío?

Lo tenemos, pero no entendemos cómo eso está siendo amenazado. No entendemos las fuerzas que están tratando de cambiar nuestro comportamiento.

[caption id="attachment_972345" align="alignnone" width="900"]

David Carroll, tras su charla en el Congreso Futuro. Foto: Lucas Alvarado[/caption]

-¿Las fuerzas son muy fuertes o somos muy susceptibles? 

Hay más de nosotros que de ellos. Así que si nos unimos en solidaridad, podremos lograr lo que necesitamos.

-¿Entonces dice que basta con saber que esto está pasando en nuestras redes sociales?

Sí, tener conciencia para protegerse a sí mismo. Eso, y democracia.

-¿Cree que la protección de datos debería ser un derecho humano?

Sí. En Europa lo estableció la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. En Estados Unidos probablemente se necesite una enmienda constitucional, quizás otras constituciones también tendrán que cambiar. Es así de fundamental.

Comenta