¿Son efectivas las bandanas y las mascarillas caseras para detener el coronavirus? Un nuevo estudio puso a prueba su eficacia

La investigación simuló en un laboratorio la capacidad de distintas mascarillas caseras, mostrando cuán efectivas pueden llegar a ser. También mostraron que sin ellas, las gotas con virus pueden llegar hasta 3,5 metros.


Una lapidaria proyección de la U. de Harvard estimó que el coronavirus seguirá circulando al menos hasta el año 2022. Bajo esa premisa, seguramente el uso de mascarillas se tornará habitual entre la población.

Pero pese a que su uso se extiende ya por varios meses y aunque hoy ya nadie duda de su eficacia, si hay interrogantes en torno a la efectividad según el tipo de material o el tipo de mascarilla usada y no existen pautas específicas sobre los materiales y diseños más efectivos para minimizar la propagación de gotas de la tos o estornudos para mitigar la transmisión de Covid-19.

Ahora, un nuevo estudio realizado por la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Computación de la U. Atlántica de Florida, (EE.UU.) responde en parte a estas dudas.

La investigación, publicada en la revista Physics of Fluids, demuestra a través de simulaciones de tos y estornudo, el tipo de mascarillas más efectivas para obstruir las gotículas que transportan el virus.

Eficacia a prueba

En su investigación, los científicos utilizaron un maniquí que simulaba expeler gotículas tras toser o estornudar, las que se iluminaba gracias a una luz láser. Las gotículas se simularon mezclando agua destilada y glicerina para generar una niebla sintética que componía el contenido de un chorro de tos.

Probaron las máscaras caseras o de fácil adquisición para el público en general,. Probaron una estilo bandana de una sola capa, una mascarilla casera con dos capas de tela acolchada de algodón (de 70 hilos por pulgada), y una máscara de estilo de cono no estéril, que se encuentran en cualquier farmacia. Al colocar estas diversas máscaras en el maniquí, pudieron trazar los caminos de las gotas y demostrar cuán diferente se desempeñan.

Foto: Reuters

Los resultados mostraron que las máscaras y los revestimientos estilo bandana ligeramente doblados detienen las gotas respiratorias en aerosol hasta cierto nivel. Sin embargo, las máscaras caseras bien ajustadas con múltiples capas de tela acolchada y las máscaras de estilo de cono estándar demostraron ser las más efectivas para reducir la dispersión de gotas. Estas máscaras pudieron reducir significativamente la velocidad y el alcance de los chorros respiratorios, aunque con alguna fuga a través del material de la máscara y de pequeños espacios a lo largo de los bordes.

Así, sin una máscara, las gotas viajaron más de 2,5 metros. Con un pañuelo tipo bandana, viajaron 1 metro; con un pañuelo de algodón doblado, viajaron unos 40 centímetros; con la máscara de algodón acolchada cosida, viajaron poco más de medio metro y con la máscara profesionales de estilo de cono, las gotas viajaron apenas unos 20 centímetros (ver video).

“Además de proporcionar una indicación inicial de la efectividad del equipo de protección, las imágenes utilizadas en nuestro estudio pueden ayudar a transmitir al público en general los fundamentos de las pautas y recomendaciones de distanciamiento social para el uso de máscaras faciales”, dijo en un comunicado de la universidad Siddhartha Verma, autor principal del estudio.

Cuando el maniquí no estaba equipado con una máscara, las gotículas que se proyectaban iban mucho más lejos que las pautas de distancia de dos metros actualmente recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, si sigla en inglés).

Los investigadores observaron gotas que viajaban hasta 3,5 metros aproximadamente en aproximadamente 50 segundos. Además, las gotas simuladas permanecieron suspendidas en el aire hasta tres minutos en el ambiente inactivo.

Estas observaciones, en combinación con otros estudios recientes, sugieren que las directrices actuales de distanciamiento social pueden necesitar actualizarse para tener en cuenta la transmisión de patógenos basada en aerosoles.

Comenta

Imperdibles