Todo listo para el lanzamiento de Lucy, la primera misión a los desconocidos asteroides de Júpiter

Recreación artística de la misión Lucy en los llamados troyanos de Júpiter. Foto: Nasa

Lucy será la primera misión espacial en estudiar a los troyanos, asteroides que circundan Júpiter y que podrían dar pistas de cómo se formaron los planetas del Sistema Solar. El despegue está programado para el 16 de octubre.




La Nasa ha probado las funciones de Lucy, primera misión que estudiará los asteroides troyanos de Júpiter. Llena de combustible se prepara para ser encapsulada para despegar el 16 de octubre.

Nombrados en honor a personajes de la mitología griega, estos asteroides giran alrededor del Sol en dos enjambres, con un grupo delante de Júpiter en su camino y el otro detrás de él. Lucy será la primera nave espacial en visitarlos. Al estudiar estos asteroides de cerca, los científicos esperan perfeccionar sus teorías sobre cómo se formaron los planetas de nuestro Sistema Solar hace 4.500 millones de años y por qué terminaron en su configuración actual.

“Con Lucy, vamos a ocho asteroides nunca antes vistos en 12 años con una sola nave espacial”, dijo en un comunicado Tom Statler, científico del proyecto Lucy en la sede de la Nasa en Washington. “Esta es una oportunidad fantástica para el descubrimiento mientras exploramos el pasado lejano de nuestro Sistema Solar”.

Ilustración de los troyanos jovianos, asteroides que rodean al sol en la misma órbita que Júpiter. Foto: Nasa

Siguiendo todos los protocolos de la pandemia, los miembros del equipo de Lucy han pasado las últimas ocho semanas en el Centro Espacial Kennedy de la Nasa en Florida, preparando la nave espacial para el vuelo. Los ingenieros han probado los sistemas mecánicos, eléctricos y térmicos de la nave y han practicado la ejecución de la secuencia de lanzamiento desde los centros de operaciones de la misión en Kennedy y Lockheed Martin Space en Littleton, Colorado. A principios de agosto, los ingenieros instalaron la antena de alta ganancia de la nave espacial, su segunda característica más destacada después de los paneles solares expansivos, que permitirán que la nave espacial se comunique con la Tierra.

La nave espacial en el interior del cohete en que será laznado el próximo 16 de octubre desde el Centro Espacial Kennedy de la Nasa en Cabo Cañaveral. Foto: Nasa

El 18 de septiembre, los ingenieros de propulsión terminaron de llenar los tanques de combustible de Lucy con aproximadamente 725 kilos de hidracina líquida y oxígeno líquido, que constituyen el 40% de la masa de la nave espacial. El combustible se utilizará para maniobras precisas que impulsarán a Lucy a sus destinos de asteroides según lo programado, mientras que los paneles solares, cada uno del ancho de un autobús escolar, recargarán las baterías que alimentarán los instrumentos de la nave espacial.

La nave espacial Lucy pronto se empaquetará en las dos mitades del carenado del vehículo de lanzamiento, que se cerrará a su alrededor como una concha. Una vez que la nave espacial esté encapsulada, el equipo de Lucy podrá comunicarse eléctricamente con ella a través de un “cordón umbilical”.

A principios de octubre, la nave espacial encapsulada será transportada a la Instalación de Integración de Vehículos en la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, donde será “acoplada” con el cohete Atlas V 401. El Atlas V despegará del Complejo de Lanzamiento Espacial 41 y llevará a Lucy fuera de la atmósfera de la Tierra para comenzar el largo viaje hacia los asteroides troyanos.

Unos días antes del lanzamiento, los ingenieros encenderán la nave espacial Lucy en preparación para la misión. Este proceso tardará unos 20 minutos.

El primer intento de lanzamiento de Lucy está programado para las 10.34 UTC del 16 de octubre. Si el clima o cualquier otro problema impide un lanzamiento ese día, el equipo tendrá oportunidades de lanzamiento adicionales a partir del día siguiente.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.