Una charla imposible: revisa la “entrevista” a Charles Darwin y lo que piensa de la humanidad hoy

Utilizando Inteligencia Artificial, la organización del evento presentó durante el estreno del Congreso, una entrevista virtual con uno de los científicos más relevantes de las historia.


¿Te imaginas revivir a uno de los grandes pensadores de la antigüedad? ¿O poder conversar con tu autor favorito fallecido hace siglos? Esa fue la apuesta que realizó la Fundación Encuentros del Futuro a través de un equipo multidisciplinario de investigadores nacionales, quienes gracias a la Inteligencia Artificial, lograron entrenar un algoritmo para simular la conciencia del científico más importante en la evolución humana, Charles Darwin.

El complejo proyecto fue presentado en la ceremonia inaugural de Congreso Futuro, a través de una entrevista entre el biólogo y la periodista -y directora del área de televisión de Congreso Futuro-, Paloma Ávila, que invita a reflexionar sobre los límites del desarrollo científico y ético. La entrevista estará orientada a proporcionar posibles respuestas y soluciones que Darwin hubiese proporcionado en la actualidad, particularmente sobre los efectos de la crisis climática y problemas que aquejan a la sociedad humana en la actualidad.

La iniciativa que mediante un “MetaHuman” (un avatar virtual realista) trajo al presente al naturalista nacido en Reino Unido es liderada por la empresas Merlín Research gracias a la plataformas tecnológicas de Microsoft y Quantico; CNN Futuro; el guionista nacional Julio Rojas; Fundación Encuentros del Futuro, con el apoyo de Fundación VTR, quienes tras meses de trabajo presentan el proyecto denominado “MetaDiálogos”.

“Una fusión de ciencia y arte que consiste en recrear el pensamiento de las grandes figuras de nuestra civilización y llevarlas a un universo interactivo para ponerlas a dialogar de forma natural e intuitiva con quien quiera hablar con ellas. Hace años que queríamos aproximarnos al tema de universos virtuales, queríamos hacer algo diferente, atravesar la dimensión temporal y poder hablar con grandes pensadores que han modelado y a menudo cambiado nuestro conocimiento. Me imagino a un chico que sale de su clase y se va a tomar un café con Darwin para hablar de evolución o René Descartes para comprender las ubicaciones en un plano”, señaló Mauro Arancibia, CEO de Merlín Research.

Si bien el impacto de tener en el escenario del evento a Charles Darwin es relevante, para las y los creadores del proyecto es más bien la conciencia de la animación la verdadera apuesta del trabajo científico, ya que para aproximarse a las respuestas se entrenaron algoritmos capaces de procesar todo lo que escribió en vida, sean cartas, notas, libros y publicaciones científicas. Ese proceso de recopilación de datos, permitió que la inteligencia artificial comprendiera cómo era la conexión de pensamiento y profundidad que tenía el análisis de Darwin. Luego se añadió información de contexto de su época e hitos históricos que vivió para producir un resultado que se asemejara a la realidad, y posteriormente para resolver el problema temporal (Darwin falleció en 1882), se incorporaron diversos escritos de autores contemporáneos que siguieron su línea de pensamiento, más conocidos como “darwinistas”.

Las respuestas que entrega esta inteligencia artificial son completamente autónomas y son propias de la conciencia que tomó esta tecnología tras estudiar al científico, a sus seguidores y comprender su forma de razonar. Es por esto que solo puede responder respecto a lo que Darwin vivió y según lo que él y sus continuadores escribieron, produciendo que sus respuestas en torno a temas actuales, tengan una inquietante exactitud.

“Luego de esta etapa trabajamos en que esta inteligencia artificial pudiera traer de vuelta, mediante un sistema simulado, lo que eventualmente Darwin podría haber dicho hoy si estuviese vivo. Esto permitió que pudiéramos hablar de cambio climático, pese a que él nunca logró dimensionar la crisis que estamos enfrentando y para eso tomamos a los continuadores de pensamiento de Darwin, es decir, los darwinistas, a distintos autores y autoras, que a lo largo de la época y en distintas décadas, han contribuido en esa línea de pensamiento y por tanto, pudimos incorporar a la inteligencia artificial aquellos conceptos que son más contemporáneos, como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, y la inteligencia artificial en sí misma”, explica el director del proyecto MetaDiálogos y director ejecutivo de Fundación Encuentros del Futuro, Nicolás Fernández.

En paralelo, mientras la Inteligencia Artificial aprendía a “pensar” como Darwin, el escritor y guionista de la famosa audioserie Caso 63, Julio Rojas y la editora de CNN Futuro, Paloma Ávila, planearon la proyección y simulación de la entrevista para guiar la conversación con el meta-humano.

Ilustración de Charles Darwin. Créditos imagen: GettyImages
Ilustración de Charles Darwin. Créditos imagen: GettyImages

“¿Qué le preguntarías a Darwin si pudiera volver a la vida? Esa fue la pregunta base que establecimos cuando comenzamos este experimento, y como un admirador de su vida y su obra, me sentí privilegiado de participar y de escuchar sus respuestas. Estamos al borde de un cambio radical de la educación, de nuestra relación con la historia y con los grandes pensadores. Ya los niños y niñas no se enfrentarán a los grandes pensadores desde una figura de autoridad estática, una estatua o desde libros, sino que podrán interactuar y generar conocimiento conversando informalmente con sabios como Darwin y muchos otros en la figura de metahumanos con inteligencia artificial”, explicó Rojas.

El proyecto pretende continuar entrenando al sistema para poder contar durante el 2023 con otros grandes pensadores del pasado, quienes deben cumplir con la condición de haber escrito lo suficiente para construir su manera de pensar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.