WhatsApp de apoderados: estudio dice que padres los consideran “infernales y agobiantes”

Entrevista a 2.000 padres y tutores mostró cuáles son las principales quejas en el uso de estos chats escolares.


En los últimos años, la denominada ‘vuelta al colegio’ se ha convertido en un acontecimiento que va más allá de las escuelas, colegios e institutos y se instala en plataformas de mensajería como WhatsApp, donde se multiplican los grupos de padres y tutores que no siempre llevan buenas prácticas en los chats.

Este servicio de Meta se ha convertido en una de las vías más utilizadas entre progenitores y tutores para favorecer la comunicación fuera de los centros educativos, hasta el punto de que el 66% de los padres suelen estar en uno o dos grupos, según datos de GoStudent.

Esta plataforma de clases particulares ha realizado un estudio para conocer cuál es la percepción que tienen los adultos con respecto a los chats grupales creados con fines informativos en el ámbito escolar, según ha indicado en un comunicado remitido a Europa Press.

Para ello, ha realizado más de 2.000 entrevistas a padres y tutores con menores de entre 6 y 18 años a su cargo, recopiladas en una encuesta de las que ha sacado opiniones diversas.

Por ejemplo, el 47,5% de ellos considera que estos son informativos, mientras que un 31% cree que son agobiantes y un 15% los califica como “un infierno”. Esto último sucede, en la mayoría de los casos, por una mala gestión de los grupos.

Malas prácticas

Entre algunas de las prácticas negativas para la efectividad de estos grupos están, por ejemplo, la de dar los ‘buenos días’ o las ‘buenas noches’ a diario, el envío de chistes y memes o los padres que piden todos los días los deberes por esta vía.

Para hacer de WhatsApp una vía de comunicación efectiva y agradable, GoStudent ha hecho un listado de todo aquello que no se debe hacer como, por ejemplo, contestar en cadena. Esto es algo muy habitual cuando un niño está enfermo y su progenitor lo comunica en el grupo.

WhatsApp. REUTERS

Responder con mensajes como “que se mejore” solo fomenta el ruido en el chat y genera una serie de notificaciones innecesarias, porque se sobreentiende que todos los presentes esperan que el menor se recupere.

Tampoco conviene expresar ideas u opiniones políticas o religiosas, que son ajenas al propósito principal del grupo. Los adultos deben saber que en estos grupos existe una variedad de ideologías que no han de tener lugar al tratarse de un chat creado con fines escolares.

Para evitar un entorno negativo, es recomendable no hacer críticas a profesores, a padres o a otros niños, ya que estas generan ciberbulling y no solucionan los problemas que sí se puedan abordar en un ambiente de confianza y de respeto.

Finalmente, desde la plataforma aconsejan que los padres no pidan las tareas de los niños, a excepción de que no hayan podido acudir a clase por enfermedad. Es una actitud que molesta y que, además, no favorece el aprendizaje de los menores.

Sí es pertinente, en cambio, compartir a través de estos grupos buenas experiencias con actividades extraescolares o clases de apoyo, que pueden ser de utilidad para otros padres que necesiten reforzar ciertas cualidades de sus hijos.

Discursos y párrafos interminables

Para expresar dudas, también es importante hacerlo de forma clara y concisa, sin necesidad de discursos o párrafos interminables, puesto que el objetivo principal de estos chats grupales no es el de convencer a nadie, sino exponer un problema o una solución.

También se debe cooperar con otros padres para, en caso de no haber podido acudir a una reunión, por ejemplo, hacerles un resumen de lo que no han podido escuchar y sí les concierne. Además, es relevante contestar dudas por privado, en lugar de favorecer la exposición frente a otros contactos que puede no interesarles un tema en particular.

Finalmente, GoStudent recuerda que estas conversaciones grupales cumplen su función cuando se informa de enfermedades como el Covid o de plagas como los piojos. A través de ellas se puede informar de que se ha dado un caso para que el resto de padres puedan proteger y observar a sus hijos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..