Allamand vuelve a pensar en La Moneda

Andrés Allamand

Foto: Roberto Candia

Tras perder las primarias presidenciales de la entonces oposición en 2013 frente a Pablo Longueira, el senador de RN juró abandonar sus sueños de llegar algún día a ser abanderado. Seis años después, Allamand admite abiertamente su interés en la carrera por la sucesión de Sebastián Piñera, empezó a recorrer el país y ya comenzó a delinear sus equipo de trabajo.




Esa noche, Andrés Allamand se fue "a piso". Los miembros de su equipo de campaña, entre los que figuraban Catalina Parot y el cientista político Tomás Fuentes, se miraban sorprendidos ante la reacción visceral del candidato RN y exministro de Defensa. "Las presidenciales se acabaron para mí", "es momento de dejar la política", repetía Allamand.

Esa noche, la del 30 de junio de 2013, el golpe que recibió Andrés Allamand fue brutal. Al menos así lo describen quienes estaban junto a él mientras, a cuentagotas, se iban conociendo los resultados de las elecciones primarias que definirían al abanderado presidencial de la coalición de centroderecha. A medida que se escrutaban las mesas era patente que el dirigente gremialista Pablo Longueira iba acortando distancia hasta terminar imponiéndose por 22.159 votos de diferencia.

Aún desencajado, Allamand se presentó esa noche en la sede nacional de la UDI para cumplir con el rito de reconocer su derrota y felicitar a su contendor. Pero la rabia y frustración le jugaron una mala pasada. Su ingreso a la vieja casona de calle Suecia 286 fue casi a hurtadillas. Eludió a la prensa y, acompañado de su esposa, Marcela Cubillos, rompió el cerco de gremialistas que vitoreaban a Longueira. Apenas alcanzó a declarar su apoyo al vencedor cuando se vio envuelto en un duro altercado con Joaquín Lavín, por entonces jefe de campaña de Longueira, quien lo presionó para que salieran al balcón, a vista de la prensa y de los adherentes del dirigente UDI. "¡Hasta cuándo me vas a humillar!", le espetó Allamand a Lavín. De inmediato miró a su esposa y dijo tajante: "Nos vamos".

A seis años de ese episodio, hoy son varios los cercanos al exfundador de RN que admiten que al escucharlo hablar con tanto pesar de que la "política había terminado para él" temieron el inicio de una nueva "travesía por el desierto", como Allamand llamó a los años en que se radicó en Estados Unidos tras perder en 1997 la senatorial por Santiago Oriente frente al UDI Carlos Bombal. Pero nada de eso ocurrió. En menos de una semana, el exministro de Defensa estaba de nuevo en el ruedo y listo para afrontar una nueva candidatura senatorial.

Y ahora, lejos de los amargos pensamientos que lo atormentaban la noche del 30 de junio de 2013, Andrés Allamand ha vuelto a poner a La Moneda en la mira. "De todas maneras. Eso es algo que tengo completamente resuelto", responde ahora cuando le preguntan si será candidato presidencial el 2021.

Así ocurrió el viernes 17 pasado, mientras almorzaba en el restaurante Tololo, de Avenida del Mar, en La Serena, con el diputado Francisco Eguiguren y los miembros de la directiva regional de RN. Algunos dicen que fue espontáneo, otros, que estaba "galleteado", pero lo concreto es que Eguiguren -uno de los parlamentarios que se declaran cercanos a Allamand- en pleno almuerzo le preguntó directamente al senador: "¿Cuándo te vas a desplegar? ¿Cuándo vas a tomar la decisión de ser candidato?".

-No voy a escabullirme de esa responsabilidad. Sé perfectamente que puedo ser la carta que represente a la centroderecha- le respondió el senador.

Solo horas después, en uno de los salones del Hotel Costa Real, ante más de 250 dirigentes y militantes de bases de RN de la provincia de Coquimbo, Eguiguren proclamó la precandidatura presidencial de Allamand.

"Andrés para mí es una figura política que representa los acuerdos. Lo recuerdo siempre liderando la unión de los partidos de derecha. Lo recuerdo armando RN, buscando consensos. Por eso, hoy que estamos viviendo un momento tan importante y somos gobierno, el triunfo es gracias a la unidad, y para mí el nombre del futuro y la unidad es Andrés Allamand. Andrés en el candidato de la centroderecha", dijo el diputado por el distrito 5 bajo la complacida mirada de Allamand.

Fue a principios de este año, señalan cercanos al senador y exministro, que tomó la decisión. Lo consultó con su equipo y con algunos senadores de RN, como José García Ruminot y Rafael Prohens. Este último se entusiasmó de tal modo con la idea, que ha peleado por convertirse en una suerte de generalísimo de una precampaña que, por ahora y hasta las municipales de 2020, aseguran, será subterránea, para no contrariar la petición expresa que hizo el Presidente Sebastián Piñera a Chile Vamos de no adelantar la carrera presidencial.

Trabajo puertas adentro

Allamand ya diseñó una estrategia y un cronograma, los que está ejecutando paso a paso junto a un pequeño equipo de colaboradores que opera en la oficina del parlamentario en Providencia, encabezados por el vicepresidente de RN y brazo derecho de Allamand, Tomás Fuentes. En esa oficina, junto al cientista político, trabaja una especialista en marketing, dos periodistas -uno de ellos encargado de redes sociales-, un diseñador gráfico y audiovisual y un encargado territorial.

Con un 69% de conocimiento como personaje público, según la encuesta CEP de noviembre de 2018, y con la mayoría de los parlamentarios y buena parte de la comisión política del partido respaldándolo, Allamand y su equipo ya definieron como prioridad, en esta etapa, reconstruir las redes al interior de RN. Un paso clave para superar el primer gran escollo en el camino es lograr la nominación del consejo general de Renovación Nacional como precandidato de la colectividad, donde enfrentará a los senadores Manuel José Ossandón y Francisco Chahuán, quienes anticiparon mucho antes sus intenciones presidenciales.

Desde fines de abril, Allamand reactivó la visita a regiones, donde encabeza seminarios dirigidos a los militantes y dirigentes locales de RN -se autoimpusieron como meta realizar seis a ocho seminarios al mes-, donde se tocan temas electorales y expone su visión sobre "el nuevo relato de la centroderecha".

Solo en mayo, Allamand realizó un seminario en Vitacura (el sábado 4), en Talca (el jueves 9), La Serena (el viernes 17), San Antonio y Temuco (ambos ayer, sábado 25). Y ya tiene programado con las directivas distritales de RN una visita a Melipilla el miércoles 29 y un seminario en San Felipe el 30 de mayo.

Para junio ya están programados foros en Frutillar (el 8 de junio) y en Santiago (el 15 de junio) y se están reagendando visitas a Calama, Chillán y Concepción, entre otras ciudades.

Antes de cada visita a región, el equipo de Allamand prepara un detallado informe electoral de la zona, lo que le permite, cifras en mano, explicar comuna por comuna dónde se deben poner los esfuerzos y dónde no tiene sentido, si lo que se busca es aumentar el próximo año el número de alcaldes y concejales del partido. Además, llevan copias del cuadernillo que confeccionaron sobre "El nuevo relato de la centroderecha". Más de cuatro mil ejemplares de este librillo de 24 páginas ya se han impreso en papel couché, con el apoyo de la Fundación Hans Sidel y el Instituto Libertad.

La insistencia de Allamand en fortalecer el relato del gobierno, aseguran en el equipo del senador, no debe interpretarse como una crítica a la gestión de Piñera, sino, por el contrario, como un intento para ayudar a proyectarlo en una segunda administración del mismo signo. Allamand ya definió que su perfil como candidato será "el continuador de la obra de Piñera". Por lo mismo, es clave para los objetivos de Allamand que al gobierno le vaya bien, por lo que no dudará en defender las reformas que está impulsando La Moneda. Un rol que siente no están jugado las dos principales cartas presidenciales de la derecha según las encuestas, José Antonio Kast y Joaquín Lavín.

El senador por Santiago Poniente, como jefe de bancada, seguirá participando de los comités políticos de los lunes en Palacio y de las reuniones estratégicas de los jueves en La Moneda.

Desde la mesa directiva de RN, que encabeza el diputado Mario Desbordes, señalan que ven con bueno ojos que quienes aparecen hoy interesados en ser cartas presidenciales del partido se desplieguen, siempre y cuando ese trabajo esté orientado, por ahora, hacia el interior del partido, para no dañar al gobierno. "Por ahora, RN no tiene ninguna figura que esté descollando en las encuestas, así que hay que facilitar que todos se desplieguen. Recorrer Chile no es instalar una campaña antes de tiempo, sino permitir que se vayan fortaleciendo nuestras cartas", señalan miembros de la directiva.

El tema se ha discutido varias veces al interior de la mesa, la última vez fue el mes pasado. La visión de la directiva sobre lo que hay que hacer en esta etapa, asegura un vicepresidente de RN, se les ha transmitido por separado a Ossandón, Chahuán y Allamand.

Aunque aún faltan dos años para las elecciones presidenciales, en RN les preocupa que ninguna de sus cartas figure en las encuestas de mención espontánea.

En abril pasado se divulgó el último sondeo que midió preferencias de candidatos presidenciales. En la encuesta de la consultora Criteria Research, la periodista y exabanderada del Frente Amplio Beatriz Sánchez aparecía liderando las respuestas sobre "quién te gustaría que fuera el próximo Presidente o Presidenta de Chile", con el 12% de respaldo. Más atrás, con un 10% de apoyo, aparecen José Antonio Kast y el alcalde UDI de Las Condes, Joaquín Lavín, seguidos en cuarto lugar por el senador de Evópoli Felipe Kast, con un 5% de las menciones. Ni Allamand ni Chahuán ni Ossandón lograban alcanzar el piso mínimo del 2% para ser incluidos en el estudio de opinión pública.

"El problema no es RN, porque este es el partido que tiene el mayor porcentaje de identificación ciudadana (9%, según el mismo sondeo de abril pasado), el problema es que ninguno de las eventuales candidatos presidenciales de RN ha logrado recodificarse ante la opinión pública como propuestas novedosas e interesantes ante la ciudadanía", señala Cristián Valdivieso, director y socio fundador de la consultora Criteria Research.

El que no aparezca en estos momentos en las encuestas ha generado más ansiedad en algunos parlamentarios cercanos a Allamand que en el propio senador y exministro.

Allamand se ha reunido con varios de los senadores y diputados de RN que lo respaldan para explicarles su estrategia y contener las aprensiones sobre un rezago respecto de otros eventuales presidenciables de Chile Vamos.

Pero no solo eso, también les ha dejado en claro que, por ahora, el despliegue como presidenciable de RN debe seguir una delicada línea roja, ante la eventualidad de que sea convocado en algún momento por Piñera para integrarse al gabinete. "Si el Presidente te llama a reforzar el gobierno, no le puedes decir que no", les dice a sus más cercanos. Una situación que podría modificar los tiempos de la campaña, pero no detenerla. Lo importante ahora, les remarca Allamand a sus cercanos, es manifestar la voluntad de ser candidato presidencial. Y eso es lo que ha estado haciendo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.