Felipe Mella tras la renuncia de Andrés Rodríguez al directorio del GAM: "Él demostró mucho profesionalismo"

Ayer, el ejecutivo dejó su cargo en el centro cultural, luego de que el MOP anunciara el rechazo de la única oferta para finalizar las obras del nuevo edificio.


"Mi objetivo será retomar, supervisar e impulsar el término de ese gran proyecto, que es la gran sala, y que los plazos se cumplan", decía Andrés Rodríguez en octubre de 2018, cuando asumió como presidente del directorio del GAM. Sin embargo, fue una misión que no pudo cumplir.

Andrés Rodríguez presentó su renuncia al directorio ayer, luego de que el Ministerio de Obras Públicas comunicó su rechazo a la única oferta para finalizar las obras de la segunda etapa del GAM. En un comunicado, el MOP informó: "La propuesta económica realizada por el único oferente, la empresa Ferrovial Agroman Chile S.A., ascendía a 41.635 millones de pesos, en circunstancias que se contaba con un presupuesto de 19.675 millones de pesos".

Rodríguez, quien llegó al GAM luego de conducir por 34 años el Teatro Municipal, no quiso hacer declaraciones.

"Creo que la razón principal (de su renuncia) es la que informa él, es decir, que fue llamado para un objetivo específico que era sacar adelante la segunda etapa y como vio que el Ministerio de Obras Públicas tomó la decisión de no continuar con la licitación de la empresa Ferrovial, él decidió dar un paso al lado porque creía que ya no era necesario su trabajo ahí dentro", señala Felipe Mella, director ejecutivo del centro cultural.

Si bien su arribo al directorio del GAM despertó cierta resistencia en el medio cultural por sus vínculos con el empresariado y la derecha política, Mella reconoce en Andrés Rodríguez rasgos que permitieron trabajar alineados entre directorio y dirección ejecutiva.

"Él demostró mucho profesionalismo y transversalidad, que son muy importantes para llegar a acuerdos; era una persona que escuchaba, que entendía mucho de lo que hablaba. Me tocó trabajar de la mano con él, podríamos haber tenido muchas diferencias, pero fue una persona muy educada y profesional", destaca.

El nombre de quien asumirá la presidencia del directorio en reemplazo de Rodríguez estará ahora en manos de la Ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, quien decide el nombramiento. Desde el GAM esperan a alguien con un perfil similar: "Que sea profesional, que quiera lograr acuerdos, que escuche a las personas y mantenga lo que hemos creado como base de un directorio comprometido con el proyecto", concluye Mella.

Comenta