Insultos por teléfono y cerveza: Eddie Van Halen en una canción de Michael Jackson

Con sus compañeros de banda fuera de la ciudad, para 1982 el fundador y guitarrista de Van Halen se sintió con la libertad de prestar su talento a uno de los artistas del momento. Si bien supuso una suerte de conflicto de interés, ya que el disco Thriller les arrebató el primer lugar de los rankings, el trabajo del holandés en “Beat It” figura entre los mejores solos de la historia del rock.



Era abril de 1982 cuando Van Halen lanzó su quinto álbum de estudio, Diver Down, el que estuvo 65 semanas seguidas en los ranking musicales en Estados Unidos.

En simultáneo, Michael Jackson, el Rey del Pop que gozaba aún del éxito de su disco anterior -Off the wall-; desarrollaba su próximo álbum. Un trabajo producido por Quincy Jones, que constó de nueve canciones, varios premios y un lugar en la historia de la música que nadie le ha podido arrebatar.

Thriller, el sexto disco de estudio de Michael Jackson, recuerda inmediatamente a una canción inmortal, el que aún es calificado como el mejor videoclip de todos los tiempos, y el lanzamiento definitivo del ex Jackson 5 a los más altos lugares del Olimpo musical.

Ahora, aquella canción que trata de una noche de horror, no es el único hit de tal monumental disco. Allí, entre los versos de la famosa “Billie Jean” y “P.Y.T”, brilla con colores propios “Beat it”, la composición acompañada de un video inspirado en el musical West Side Story, y complementada con un inolvidable solo de guitarra a manos de Eddie Van Halen.

Si bien fue el guitarrista de Toto, Steve Lukather, quien tocó el instrumento de seis cuerdas en gran parte de Thriller, Quincy Jones tenía a otro músico en mente para dar un toque especial al tema.

“Una vez Michael Jackson me pidió tocar la guitarra eléctrica para su álbum Thriller”, dijo Pete Townshend, guitarrista de The Who en conversación con Rolling Stone. “Le dije que no podía hacerlo, pero recomendé a Eddie [Van Halen]”.

Eddie Van Halen.

Tras ese primer intento, fue Quincy Jones quien tomó el teléfono en busca de un prócer de la guitarra que diera un ingrediente diferente a la nueva producción de Jackson. “Me fui en su contra”, dijo Van Halen en conversación con CNN en 2012, a propósito de los 30 años de Thriller.

“Le dije ‘¿Qué quieres, maldito tal-por-cual?’ Y me dijo: ¿Hablo con Eddie?, le dije ‘Sí… ¿Qué demonios quieres?’ ‘Habla Quincy’, y pienso para mí mismo. ‘No conozco a nadie llamado Quincy’. Y él dice ‘Soy Quincy Jones’, y le digo ‘Ohh, disculpas’”, relató entre risas.

El hombre de “Panama” le preguntó en qué podía ayudarlo, a lo que el renombrado productor le dijo: “¿Te gustaría tocar en el nuevo álbum de Michael Jackson?”. “Y me dije a mí mismo, ‘Ok, ABC, 1, 2, 3’ y yo… ¿Cómo vamos a funcionar?'”.

Aunque Eddie aún no estaba 100% seguro de que efectivamente había hablado con Quincy Jones, le dijo que podría reunirse con ellos en el estudio al día siguiente. “Cuando llegué allá, estaba Quincy, Michael Jackson y sus ingenieros de sonido”, recordó el guitarrista en 2012.

Quincy Jones, Michael Jackson y Rod Temperton.

Tomar la decisión de participar en la grabación no fue muy difícil. Sus compañeros de banda estaban fuera de la ciudad, y lo haría gratis, sin acreditar su colaboración, más que nada como un favor para Jones.

“Me dije a mí mismo, ‘¿Quién sabrá que toqué la guitarra en la canción de este chico? Nadie se dará cuenta’. Error! Estaba completamente equivocado. Terminó siendo la canción del año”, rememoró de su featuring.

Al comienzo, Michael dejó la sala para seguir en otra grabación en la que estaba trabajando, dejando a solas a Eddie y Quincy. “¿Qué quieres que haga?”, le preguntó el guitarrista al productor. “Lo que tú quieras hacer”, le replicó Jones. Van Halen le respondió que tuviera cuidado, ya que si realmente lo conoce, debería saber que debe tener cuidado al decir “Haz lo que quieras”.

Eddie Van Halen escuchó “Beat it” e inmediatamente le preguntó a Jones: “¿Puedo cambiar algunas partes?”, para luego dirigirse al ingeniero en sonido para darle algunas indicaciones: “Ok, comienza en el quiebre, corta esta parte, anda a este pedazo, previo al estribillo, ahora al estribillo, fuera”.

Según relató Van Halen a CNN, al ingeniero le tomó aproximadamente unos 10 minutos hacer arreglos en base a sus sugerencias y luego, el guitarrista comenzó a improvisar algunas ideas de solo.

“Estaba terminando el segundo solo cuando Michael entró a la sala. Y sabes que los artistas son personas un poco locas. Todos somos un tanto raros. No sabía cómo él reaccionaría a lo que yo estaba haciendo. Así que le advertí antes de que me escuchara ‘Mira, cambié la mitad de tu canción’”, narró el músico estadounidense sobre aquel encuentro.

Eddie Van Halen y Michael Jackson.

Van Halen no sabía si Jackson le echaría a sus guardias encima por masacrar su canción, o si le gustaría. No había otro modo de saber más que reproducir esta nueva versión. “Wow, muchas gracias por tener esta pasión no solo para hacer un solo, sino también para realmente preocuparte por la canción, para que suene mejor”, le dijo el Rey del Pop.

“Él era este genio musical con una inocencia infantil. Era un profesional de corazón muy dulce”, describió Eddie a Michael, a quien no le cobró ni un peso por aquel trabajo, ni siquiera aceptó que su nombre apareciera en los créditos del álbum o la canción.

Le bastaron unas cuantas cervezas de parte de Quincy Jones -que según recuerda Eddie vagamente, se sumaron a otras cervezas que él llevaba-, y optaron por poner un signo de interrogación en el crédito de la guitarra, o incluso ‘Frankenstrat’ (el nombre de su instrumento).

Tras la sesión de grabación, Quincy Jones le escribió una carta al padre fundador de Van Halen, misiva en la que le dio las gracias y firmó como “El maldito bla bla bla” aludiendo a aquella primera conversación telefónica. “Todavía la tengo, es muy chistoso”, dijo en 2012, añadiendo en memoria de Michael Jackson que “hubiese sido divertido volver a trabajar con él”.

Eddie Van Halen y Michael Jackson - The Jacksons Victory Tour (1984)

¿Cómo explicó Eddie a sus compañeros de banda su decisión de colaborar con Jackson? Muy simple. “Dave [Lee Roth], estabas fuera del país. Alex [Van Halen], no estabas en la ciudad. No pude llamar a nadie para pedirles permiso!”.

Sin embargo, acaso como castigo kármico, fue justamente el disco Thriller el que impidió que 1984 de Van Halen llegara al número 1 de los ránkings. “Nuestro álbum estaba a punto de llegar al primer lugar cuando él [Michael Jackson] se quemó la cabeza en ese comercial de Pepsi. Y boom! Fue directo al Nº1 de nuevo!”.

Una anécdota singular que Eddie Van Halen recuerda sobre su influencia en “Beat it”, tuvo lugar en la tienda Tower Records en Sherman Oaks, Los Angeles, California. “Estaba comprando algo cuando ‘Beat it’ comenzó a sonar en el sistema de sonido de la tienda. Comenzó el solo, y escuché a dos niños frente a mí diciendo ‘Escucha a este tipo que intenta sonar como Eddie Van Halen’. Puse mi mano sobre su hombro y dije: ‘Ese SOY yo’. Fue hilarante”.

Algunas presentaciones en vivo de Michael Jackson, incluso tuvieron a Slash -de Guns N' Roses- como el intérprete del solo de guitarra.

Tal como Eddie Van Halen recordó con cariño y admiración a Michael Jackson -fallecido en 2009-, a propósito de las tres décadas de Thriller que lo convocaron a la entrevista con CNN; Paris Jackson, hija del artista pop, conserva también una especial idolatría por el guitarrista rock.

La modelo y actriz tiene un tatuaje alusivo a Van Halen, y en entrevista con Rolling Stone en 2017 declaró ser fan de la banda: “Mi papá trabajaba con Van Halen, así que me gusta Van Halen”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.