Dedicado a Charlie Watts y con nuevas canciones: mira el primer show de los Rolling Stones sin su histórico baterista

El grupo se presentó anoche en un evento privado en el estadio Gillette, de Foxboro (Massachusetts), en su primera aparición tras la muerte de Charlie Watts y antes de su tour por Estados Unidos. “Hemos estado de gira con Charlie durante 59 años y extrañamos a nuestro gran amigo y compañero”, dijo Mick Jagger durante el concierto, en el que los ingleses cambiaron su habitual repertorio y estrenaron temas como Living in a ghost town.



Un hito emotivo, triste y a la vez histórico fue el que presenció anoche un reducido grupo de cerca de 300 asistentes en el estadio Gillette, de Foxboro (Massachusetts), en el primer concierto de los Rolling Stones sin Charlie Watts en la batería.

A sólo días del inicio de su No Filter Tour por Estados Unidos -que parte este fin de semana en St. Louis-, los británicos protagonizaron ayer un show privado organizado por Robert Kraft, dueño del equipo de fútbol americano New England Patriots. Fue la primera vez en seis décadas que los Stones tocaron en vivo sin su histórico baterista, fallecido a fines del mes pasado.

De hecho, sus compañeros de banda se emocionaron anoche al hablar de su amigo. Mick Jagger y Keith Richards dijeron a la audiencia que la actuación y la próxima gira estarán dedicadas a Watts, quien se estaba recuperando de un procedimiento quirúrgico -aún no especificado- cuando murió inesperadamente a los 80 años. “Hemos estado de gira con Charlie durante 59 años y extrañamos a nuestro gran amigo y compañero de banda”, dijo ayer el vocalista.

El espectáculo marcó además el debut formal del baterista Steve Jordan, en reemplazo del músico que se unió a la banda en enero de 1963.

“Es una noche un poco conmovedora para nosotros”, dijo Jagger a la multitud comienzo de la velada. “Esta es nuestra primera gira en 59 años que hemos hecho sin nuestro encantador Charlie Watts. Todos extrañamos mucho a Charlie. Lo extrañamos como banda. Lo extrañamos como amigos, dentro y fuera del escenario. Tenemos tantos recuerdos de Charlie. Estoy seguro de que algunos de ustedes que nos han visto antes también tienen recuerdos de Charlie. Espero que lo recuerden como nosotros. Nos gustaría dedicar este show a Charlie”.

El concierto, de sólo 15 canciones, incluyó clásicos como Tumbling dice, Under my thumb, Gimme shelter, Start me up, Miss you, Jumpin’ Jack Flash y (I can’t get no) Satisfaction, pero destacó por algunos cambios en el repertorio habitual del conjunto.

Según consigna el medio Rolling Stone, además de estrenar en vivo Living in a ghost town, uno de los temas que la banda lanzó en pandemia, los ingleses interpretaron el clásico 19th nervous breakdown (1966) por primera vez desde 2005. También fue el debut de Troubles a-comin’, grabada originalmente para las sesiones de Tattoo you y parte del material extra que saldrá en la reedición de octubre por los 40 años de ese álbum.

Además, abrieron con Let’s spend the night together, algo que nunca había ocurrido antes, al tiempo que dejaron fuera himnos infaltables de sus recitales, como Brown sugar y Honky tonk women.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.